Gonzalo Oliveros Navarro Barra Plural 460   Control de cambios y delito

Una de las perversiones existentes en Venezuela es la relativa al control de cambios, regulado penalmente a través de la llamada Ley de Ilícitos Cambiarios.

En ese acelerado proceso de depauperación que ha vivido el país en los últimos años, mientras el gobierno facilitó el acceso a dólares viajeros, muchos venezolanos lo utilizaron para multiplicar sus ingresos y mejorar en algo su condición de vida en el país.

A muchos de ellos se les aplicó la ley, cosa que  por cierto lo que no se hizo con quienes desfalcaron las finanzas públicas. Pero ese es otro tema.

Tania. Así pudiera llamarse. Fue ella una de las venezolanas que solicitó su cupo de viajero.

 Muy emocionada  planificó un viaje a México. Hasta boletos compró; mas antes de viajar se determinó que estaba enferma. De tuberculosis. Si. De tuberculosis en la “Venezuela potencia” del siglo XXI.

Su tratamiento y medicinas solo los pudo pagar utilizando el cupo aprobado.

Hasta ella llegó la Fiscalía de la época. La imputaron y desde hace tres años atraviesa un calvario judicial por privilegiar su tratamiento de salud, antes que el conocimiento de Xochimilco.

Ayer, la asamblea nacional constituyente, contrariando la constitución pues ésta solo le atribuye esa competencia al parlamento debidamente elegido en diciembre del 2015, derogó esa ley.

Tania no es abogado. Probablemente no distinga entre las competencias de órganos públicos. Pero estoy seguro de que, revisando la prensa y observando la derogatoria de la ley, ocurrirá ante su abogado para que este solicite la terminación de su juicio, pues delito ya no hay.

 Los tribunales no deben prestarse nunca para satisfacer los intereses de la dirigencia política. Nunca. Ellos están solo para hacer justicia.

Gonzalo Oliveros Navarro.

Magistrado TSJ-AN

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

IID/Carlos Sánchez Berzaín/Las dictaduras castrochavistas solo dejarán el poder por la fuerza

Los regímenes de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia están organizados para permanecer indefinidamente en el poder, contra la voluntad de sus pueblos e ignorando el...