Gorras rotas

Cuando el peo está que arde en toda Venezuela, porque el país navega en medio de una tormenta, aparecen dos candidatos en Mariño con aspiraciones de Alcalde, antes de tiempo. Todo el mundo quiere asegurar su parcelita de una vez, y por eso en Mariño y Maneiro salen lo outsiders a romper el hielo candidatural.

En Mariño, ya las gorras de “Gollo Alcalde” salieron a la luz pública, para mostrar las ambiciones del jefe blanco en Porlamar… y no se quedó dormido Franklin Sánchez de PJ con sus lanzamientos comunicacionales, que lo muestran como candidato amarillo para el Pueblo de la Mar.

Esa es la pelea a cuchillo que se adelanta y que rompe no solo las gorras sino que cercena el “Pacto Huevo Frito”, que tanto trabajo dio fritarlo en caldero blanco-amarillo. Es que “Gollo” Gómez no aguantó la tentación y lanzó su barco al agua, sin esperar la orden del CEN blanco, que no ha dado órdenes para que salgan al ruedo candidaturas a alcaldes, y no se queda atrás Franklin Sánchez, quien también deja entrever sus ambiciones grandes de montarse en la silla porlamarense.

Pero cómo al parecer todo se resolverá mediante primarias, aprovechan los candidatos blanqui-amarillos para asomar sus narices en busca del manjar tan soñado. Y al “Chivo” Francisco Narváez, lo dejan de tercero en la lista de los aspirantes, y que también tendría la bendición de Caracas, porque ha venido haciendo la oposición al gobierno de Mata Figueroa, en la región como un “ánima sola”, porque más nadie lo acompaña en tan compleja tarea.

De “Gollo” Gómez podemos decir que tiene rato a la rueda del Alcalde Alfredo Díaz, actuando como el policía malo de los blancos, y con el control total del juego político y esa ventaja de ser Presidente eterno de la Cámara Municipal, como un caso nunca visto por estos lares de los amores, y que juega duro a posesionarse de las Alcaldías más ricas de Venezuela.

Esa lucha sin cuartel es del día a día, y aun con el “Pacto Huevo Frito” por el medio, como el fiel de la balanza, cada partido quiere mostrar que es el más poderoso de la región.

Y es que los justicieros vociferan a todo pulmón, que son la fuerza más poderosa del país y que AD casi no existe. Eso lo dicen los justicieros, que se sienten burlados cuando los adecos jugando a la viveza le clavaron a Tobías Bolívar en la lista y a Oscar Ronderos de segundo, dejando con los crespos armados a Lismar Martín quien, al parecer, se quedará de nuevo… como la guayabera.

Por eso las gorras rotas de “Gollo” y Franklin se quedarán por ahora congeladas, porque deberán esperar las aspiraciones de Pablo Reyes, Daniel Lorenzo, Francisco Narváez, Jesús Fernández, Bestálida Salazar y cualquier otro, que se asome en la búsqueda de la diadema porlamarense.

Lo que si es cierto, es que resulta contraproducente, adelantado y en posición de outsider esta jugada de lucha política por la Alcaldía de Mariño, cuando todavía está en juego el país con las elecciones parlamentarias, y la Gobernación de Nueva Esparta el próximo año.

Todavía no se ve tierra para los alcaldes, y esa locura por el poder le da un puntapié a la torta amarilla-blanca que ya está dividida, porque los adecos le jugaron la guayaqueta a los amarillos en Mariño.

Ahora solo falta que Peter Bravo, Oswaldo Martínez Freddy Rojas, Giussepe Di Fabio y Darvelis empiecen a luchar de una vez por el otro tesoro codiciado, y que las ambiciones le pasarán por encima a los sueños de los ediles maneirenses.

Esas son las cosas que ocurren en una Venezuela entrampada, y donde la oposición no encuentra el líder que asuma la conducción de unos partidos desarraigados, y que están divorciados de la realidad, porque en una MUD que es un cascarón de generales sin tropa, creen que tienen fuerzas para pelear en la arena con los oficialistas.

manuelavilaManuel Avila

@encíclica

Comentarios:

Un comentario

No se puede comentar.

Más ariculos
Cerrar

Cómo salvar a Venezuela

Autor:Ricardo Hausmann / Miguel Ángel Santos / Douglas Barrios - The New York Timescategoría:Artículos y Opinión, Corrupción, Derechos humanos, Dictadura, Economía, Política, Violencia10 Jul 18 Un grupo de pacientes tomaron una...