Gregoria Díaz. Este #4F #Maracay amaneció otra vez de golpe…

advertencia de chinoentierro de lucero del chinoIgual que 25 años atrás. Sólo que esta vez, no fueron los #comacates con sueños e ideas trasnochadas, con las que conspiraron para romper con el hilo constitucional del país.

#Maracay, ciudad llena de cuarteles, cuna de la Aviación y llamada cuna de la #Revolución, amaneció rendida ante el yugo de una nueva casta de “líderes” que bajo el amparo cómplice de las autoridades, se han adueñado del pais, de sus calles y de la paz ciudadana y de la vida ajena.

“Líderes negativos” los llaman unos, pranes, los califican otros. Para mi, no son más que el resultado de esa perversa y peligrosa simbiosis que este régimen estableció entre el poder y el delito.

Amanecimos de golpe… con zozobra, angustia y temor, ante la amenaza de un reducido pero muy poderoso grupo delictivo que impone sus normas y reglas bajo el chantaje y el soborno, a comerciantes y familias.

Amanecimos de golpe… sin transporte público en gran parte de la ciudad, porque el miedo lo paralizó, nuestros hijos abandonaron sus aulas de clases porque el pánico los aterrorizó, las Santamarías de los comercios bajaron ante el poder del chantaje.

Amanecimos de golpe…asombrados por el inmenso e inusual despliegue policial y militar que acompañó el entierro de un sujeto asesinado dos días atrás y que estaba implicado, de acuerdo a las versiones policiales, en por lo menos 3 homicidios,amén de secuestros y extorsiones.

Amanecimos de golpe… ante la estampida de deudos que visitaban a sus difuntos en el cementerio Metropolitano de Maracay, porque hasta en los camposantos se ha expropiado la paz de los sepulcros.

Amanecimos de golpe…sin autoridad que hablara y explicara por qué cientos de policías uniformados, GNB, CICPC y Sebin, se exhibieron sin pudor, ante la mirada atónita de los ciudadanos indefensos frente el impero del delito.

Amanecimos de golpe… bajo la dictadura del hampa que se atreve impunemente a imponerle a la ciudad un toque de queda y dejar a su gente, a merced de la #DivinaProvidencia

Qué terrible precedente para una sociedad, que ahora los entierros de pranes y delincuentes, paralicen a una ciudad y atemoricen a su gente, mientras autoridades civiles levantan el puño y gritan arengas comunistoides para celebrar la indigna revolución que también nos mata de hambre y de mengua.

Amanecimos de golpe e indefensos ante las verdaderas guerras que enfrentamos los venezolanos todos los días: la guerra del hampa, la guerra de la escasez, la guerra de la corrupción, la guerra del silencio impune y peor aún, la guerra de la resignación.

Por ahora… si acaso una tímida y extemporanea advertencia policial de “no permitiremos situaciones como ésta…”(sic)

#PorAhora… amanecimos

Gregoria Díaz.

Periodista

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Manuel Malaver @MmalaverM  Uribe urge a la región a una intervención “legal” en Venezuela

Entendemos perfectamente el llamado del expresidente colombiano,  Álvaro Uribe, a una intervención “legal” en Venezuela que, si bien no puede desprenderse de los artificios que la ley...