Iván Freites: Amuay: el show está por terminar.

Ardió y renacerá, porque “el show debe termina”

25 de agosto de 2012, son las 12:50 minutos de la madrugada en Paraguaná, de repente la quietud de esa noche sin brisa se estremece con un estruendoroso sonido, gritos, alaridos,  llanto, gente corriendo y huyendo despavoridos y confundidos… ¡Qué dolor, Dios mío…!

Todo cambia en esa noche paraguanera.. ¡Explotó Amuay”! se escucha en todo Falcón, la refinería de Amuay, la segura, la eficiente, y donde lo que tenía que sonar antes de la explosión sonaron después de la explosión: las alarmas, la confusión se hizo dueña del escenario, el primer escenario, desaparece la urbanización el Campito..

¡Decenas de muertos, guardias nacionales y sus familiares la mayoría de las víctimas, trabajadores que volaron por los aires, familias desaparecidas, llamas enloquecidas buscando más víctimas.

A 6 años de aquella fatídica noche aún no hay justicia, solo burla y desidia, es la continuación de que ” el show debe continuar “… ¡y continúa! en estos momentos tan dolorosos, viene a mi recuerdo Atilio, Reinaldo, Humberto y tantos que andan detrás de los “gerentes” de Pdvsa, para que por lo menos les den las medicinas para tratarse los daños causados por la explosión, solo burlas y desprecio es la respuesta.

Y cómo no recordarme de la señora Carmen y su hijo Engerbelt yendo a todas partes, reclamando los cuerpos de sus familiares, que murieron sin tener respuesta… es la actuación y continuación de un modelo, que pretende quitarnos la sensibilidad humana, quitarnos nuestra idiosincrasia.

Y Amuay es eso: un pueblo y trabajadores orgullosos de sus refinerías, de su trabajo y de su Paraguaná hermosa. Le digo a mis compañeros y al pueblo paraguanero, falconiano y venezolano, el show está por terminar y volveremos a tener un Amuay con seguridad, bienestar y productividad. Fuerza Amuay !!!

Iván Freites

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

TalCual/Gómez-Ávila/Traspasar fronteras, Carolina

TalCual/Carolina Gómez-Avila/ @cgomezavila No sé cómo penan las almas que emigran de Venezuela. No lo sé porque no he emigrado. Pero a juzgar por sus...