Jesús Caldera Ynfante, PhD LA DICTADURA VENEZOLANA COMO EMPRESA CRIMINAL Y EL USO DE PDVSA COMO HERRAMIENTA DE EJECUCIÓN DE ACTOS ILÍCITOS DE DELINCUENCIA ORGANIZADA TRANSNACIONAL

La presente nota de prensa de ABC pone en evidencia i) el salvaje y demencial saqueo cometido contra el patrimonio de todos los venezolanos por una pandilla de forajidos que, abusando de sus altos cargos directivos y del manejo de información privilegiada desde tiempos de Rafael Ramírez hasta la fecha, hicieron de Pdvsa un botín para su lucro personal, como medio para financiar sus delirantes ambiciones de poder

Y ii) refleja la batalla entre pandillas de la cúpula de la dictadura entre W. Ruperti, (brazo financiero de Maduro Moros y Cilia Flores, quien pagó la defensa de los narcosobrinos, y es el amo y señor del transporte marítimo de petróleo venezolano) frente a la banda de Rafael Ramírez y su multimillonario cuñado Baldo Sansó (hijo de la ex magistrada de Hildegard Rondón de Sansó), ordeñando Pdvsa hasta sacarle la sangre, convirtiéndolo en una empresa ineficiente e improductiva, hasta hacer de ella un vehículo para cometer delitos de corrupción y de lavado de activos transnacionales, en un esquema de delincuencia organizada internacional.

En este caso, el gobierno y las secretarías de Justicia y del Tesoro de los EEUU (y demás países víctimas del mundo, afectados junto a la Oficina de ONU contra el Crimen) tienen el deber de abrir una investigación seria e imparcial, para establecer la responsabilidad penal de los implicados en esta grotesca trama corrupta, e imponer las sanciones punitivas y financieras de ley para hacer que le restituyan a Venezuela, y demás víctimas el dinero así robado.

Deben investigar, igualmente, el “oscuro” y amañado fideicomiso creado con la firma de abogados defensores de los narcosobrinos (quienes presentaron la demanda ante la Corte Sur de La Florida, EEUU), porque todo parece indicar que ha sido creado por la dictadura de Maduro Moros, para perseguir opositores de la cúpula roja que disputan sus inmundos negocios, ejecutados desde su posición de poder, y porque parece obedecer a la puesta en escena de una “vendetta” o pase de facturas entre bandas criminales, por el control de los restos patrimoniales de nuestra asaltada Pdvsa.

A los implicados en este gigantesco saqueo contra la nación venezolana les deben inmovilizar sus bienes y bloquear sus actividades comerciales y financieras, debiendo serles aplicadas, de forma preventiva, las disposiciones de la Ley Rico (aprobada en la 70’s para combatir la utilización de las empresas en, o desde suelo estadounidense con fines criminales) y ser incluidos en la Lista Clinton (Lista Negra que impone la Ofac, mediante decisión ejecutiva del Presidente de EEUU bajo la normativa de la Ley que previene la utilización de bienes en el extranjero, con fines criminales frente a los EEUU), en concordancia con la Convención de la ONU Contra la CorrupciónTransnacional; la Convención de Palermo contra Delincuencia Organizada Transnacional y la Convención Americana contra la Corrupción, entre otras leyes aplicables.

La magnitud de los presuntos delitos, atribuibles a la dictadura y sus principales factores políticos y operadores económicos y financieros no puede quedar impune, y el dinero mal habido, fruto de los mismos, es una amenaza para la región y para los EEUU porque, para nadie es un secreto, que la tiranía venezolana, conjuntamente con el régimen cubano, promueven el narcotráfico (véase caso narcosobrinos) y el crimen internacional al permitir que Venezuela y sus empresas estatales obren como Aparato Organizado de Poder Criminal, siendo agentes de los mismos, y usando el poder como herramienta a favor de la delincuencia organizada transnacional.

Los gobiernos de Cuba y Venezuela tiene en ello similar participación y deben asumir, por igual, todo el peso de la ley, por su responsabilidad institucional en la promoción y ejecución de los mismos, a la par que las personas y empresas, nacionales o extranjeras, responsables de los presuntos ilícitos.

Venezuela reclama justicia frente a estos hechos, y la comunidad internacional debe actuar con contundencia y prontitud, conforme a la legalidad internacional y continental vigente.

Venezuela reclama decencia y honradez. La dictadura de Maduro Moros, monigote del régimen cubano, tiene que cesar y responder por sus fechorías.

El dictador Maduro Moros, viene usurpando el poder, y está suspendido e inhabilitado para el ejercicio del cargo de presidente de la República, que sin legitimidad alguna ostenta, porque la AN aprobó el Antejuicio de Mérito, que el TSJ legítimo en el exilio sigue en su contra, por los delitos de corrupción, cometidos a favor de la nefasta empresa brasileña Odebrecht.

Sigamos orando y luchando. Mantengamos la fe y la esperanza de una Venezuela libre de la dominación del régimen cubano, para que sea libre, justa y digna.

La dictadura caerá sin duda alguna.

La luz siempre vence las tinieblas.

Los buenos somos más!

Jesús Caldera Ynfante, Phd. Síganos en:
Twitter: @chuchocaldera18
Instagram: @jesus_caldera_chucho
Blog: www.jesuscaldera.com

http://www.abc.es/internacional/abci-venezuela-clonan-sistema-informatico-pdvsa-para-robar-mas-5200-millones-dolares-201804220312_noticia.html

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Noticias JR Terror en Hospital Central de Maracay

Una serie de casos, con los que se podría producir una buena película de terror, han tenido como escenario el Servicio de Neonatología del Hospital...