José Luis Centeno S. (@jolcesal) Contradictorio de fiscales generales

En el exilio y casi olvidada, la fiscal Luisa Ortega Díaz tomó nuevamente notoriedad vapuleada por Walid Makled, que, en concierto o no con el régimen, le enrostra, al igual que a “su esposo Germán Ferrer”, el hecho de “estar involucrada en narcotráfico internacional y lavado de dinero.

“Primeramente, durante su gestión,- Ortega Díaz-, se ocupó encubrir y ocultar investigaciones de varios narcotraficantes”. WMaklet, dixit. Es válido preguntarse: ¿En qué manos estábamos? Si el mismo personaje que Ortega Díaz procesó como narcotraficante, es el mismo que dice que tiene pruebas de que ella y su esposo, andaban en lo mismo que él, hecho que hace más trágicos y lamentables los casos de los presos políticos, que esa delincuente mandó a la cárcel.

En este momento, esos criminales de lesa humanidad, Luisa Ortega Díaz y Germán Ferrer, están siendo señalados por la misma persona, juzgada y condenada, que dijo y dice que ellos estaban metidos en la mafia y tiene las pruebas.

Supongamos que no tiene las pruebas, en nada restaría contundencia al Efecto Espejo de Luisa Ortega Díaz que, trasladando sus propios errores y debilidades a jerarcas gubernamentales, para hacerlos sentir responsables de sus actos, hizo confesión de parte en todos los casos de los presos políticos, sí, ella, Luisa Ortega Díaz, admitió las irregularidades que denuncian ONG´S, familiares y abogados defensores de los privados de libertad por motivaciones políticas.

Por boca de Ortega Díaz quedó demostrado que abusivamente llevó a prisión a inocentes, en el caso de Leopoldo ¡Eso es patético! todo se trata de montajes, el mismo fiscal de ese caso dijo que lo presionó Luisa Ortega, y ahora ella misma dice que es verdad y convalida la trampa aplicada también a la juez Afiuni, a Ledezma, Ceballos, Villca Fernández, Antonio José Garbi, Juan David Poletti, Gregory Sanabria y tantos otros inocentes que son víctimas de ella, como Kamel Salame, que tiene 9 años y 3 meses preso y no le han hecho juicio, luego de forjarle una acusación por narcotráfico, cuya falsedad Luisa Ortega Díaz admitió el 17/11/2014, al extremo que la suprimieron del portal web del Ministerio Público, luego de haberla difundido tendenciosamente por más de 4 años.

Lo anterior está suficientemente documentado, ya está en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que le otorgó una Medida Cautelar a Kamel; está en el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, en el Tribunal Supremo de Justicia con sede en la OEA y vamos a llevar este caso a donde tenga que ir, porque algún día tendrán que pagar todos estos delitos, más aún cuando la fiscal huida, en el caso de Kamel Salame como en el de Leopoldo López está convicta y confesa, reconoce que le dieron un mandado político, que ejecutó al pie de la letra, eso es un delito que tiene que pagar, ella misma lo está reconociendo y, “A confesión de partes, relevo de prueba”.

En relación a Kamel Salame, el Fiscal General, Tarek William Saab está corriendo el riesgo de hacer lo mismo, cuando debería facilitar que lo manden para su casa, sería un éxito en su gestión o ¿Es que no lo ha entendido?.

Le sugiero TWS que abra los ojos, que no entre a ese túnel de irregularidades en el que lo quieren meter, y supongo que él no se quiere meter, pues está a tiempo de no hacerlo, esa máxima maniqueísta de que “un buen acto no limpia los malos, ni uno malo los buenos”, es incierta.

Con todo respeto, Tarek William Saab, no te dejes embaucar, no te embasures, te vas a embasurar, si como Fiscal General prolongas el silencio respecto a una petición de Medida Humanitaria, a la que diste tu aprobación siendo Defensor del Pueblo.

Tarek William Saab, a ti como Fiscal General de la República te pido que abras los ojos, Kamel Salame está enfermo de gravedad y tu mismo lo sabes, mándalo para su casa, su antecesora reconoció la trampa que lo mantiene en la cárcel.

Actúa de Buena Fe, como lo hiciste cuando eras Defensor del Pueblo, autorizando pedir una Medida Humanitaria para Salame, la misma que te estamos pidiendo ahora en razón de tu alta investidura como Fiscal General de la República.

En tu actual Despacho Fiscal encontrarás el oficio “N° DGCDO-1418-2014”, de fecha “17/11/2014”, donde el Ministerio Público reconoce que la acusación por narcotráfico en contra de Kamel Salame es falsa de toda falsedad, también existe el oficio “DdP/CJ-N°024/2016”, de fecha “03 FEB 2016”, en el cual se pide, por instrucciones suyas, “otorgarle al Sr. Salame, una Medida Cautelar menos gravosa, sustitutiva de libertad por razones humanitarias”.

Además, ciudadano Fiscal General de la República, debe tomar en consideración que a Kamel Salame, según la dosimetría penal, la pena exacta que le correspondería, por hechos falsos, es de 8 años y 3 meses, y tiene 9 años y 3 meses encarcelado, ¡físico!, ¡sin juicio”, es decir, pagó con creces una condena anticipada, ¡una pena de banquillo!

Siendo así, le pregunto ciudadano Fiscal General, ¿en qué silla se quiere sentar? ¿En la silla donde usted mismo pidió una medida humanitaria para Kamel Salame, o en la silla de la inacción maliciosa puesta de manifiesto por su antecesora?

En el oficio “DdP/CJ-N°024/2016” usted reconoce que Kamel Salame es víctima de violación de derechos humanos, entonces mándelo para su casa a recuperar la salud perdida, mándelo para su casa como a Leopoldo, porque los dos están privados de libertad por un montaje urdido por Luisa Ortega Díaz.

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por la dirección electrónica jolcesal@hotmail.com o por mi cuenta en Twitter @jolcesal

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Gonzalo Oliveros Barra Plural 475 Migración en Positivo

El  27 de noviembre del 18, en la Comisión Segunda del Senado de Colombia se dio inicio al debate sobre la migración venezolana en este...