José Rafael Ramirez C. Noticias JR Comisionado Tarullo Nieto es jefe de una red de corrupción en Poli Aragua

En la Inspectoría de Control de Actuación Policial (ICAP) del Cuerpo de Seguridad y Orden Público de la Policía del estado Aragua se instauró una peligrosa red de corrupción que involucra a altos jefes policiales, lo que le causa un daño moral sin precedentes a esa institución.
Este fin de semana fuimos citados a una especie de reunión clandestina, a la que asistió un grupo de funcionarios de Poli Aragua que denunciaron impresionantes hechos de corrupción dentro del Cuerpo de Seguridad y Orden Público, al cual prestan servicio.
Comenzaron señalando que el comisionado José Humberto Tarullo Nieto, cedula de identidad N° 10.886.237, jefe de la Inspectoría para el Control de la Actuación Policial (ICAP) se ha convertido en el principal extorsionador de los funcionarios señalados por algún delito o falta.
Destacaron que Tarullo Nieto tiene una tarifa para resolverle los problemas a los policías que enfrentan investigaciones disciplinarias internas. Cuando la falta es “delicada”, pide que le depositen, en la cuenta de una abogada, nada más y nada menos que 120.000 bolívares, para solventar el problema. “De esa manera protege a polichoros, que son esos que andan en la calle extorsionando, robando y hasta atracando a los ciudadanos”, -dijeron los denunciantes, de quienes nos reservamos sus nombres, para evitarles persecuciones-.
“Los que como nosotros, nos hemos metido en problemas, por razones propias del cumplimiento del deber policial, también somos extorsionados, no con tarifas tan altas, pero sin muy significativas para lo que ganamos, pues nos ponen a parir, en la búsqueda del dinero”.
A esa actuación hamponil del comisionado (PA) José Humberto Tarullo Nieto, cedula de identidad N° 10.886.237, se le suma el hecho que en la actualidad ejerce el cargo de Director de la Inspectoría para el Control de la actuación Policial (ICAP), a pesar de que en los registros penales aparece que luego de admitir los hechos, fue condenado a dos años ocho meses de prisión, por la comisión de delito de “homicidio culposo”, donde figura como víctima, un adolescente según las causas signadas con las nomenclaturas, 7C-10584-08 (privativa de libertad) y 7C-7175-05 (sentencia y ejecución) respectivamente.
Hay que destacar que si a Tarullo Nieto hubiese sido aplicado el Artículo 45 de la Ley del Estatuto de la Función Policial ya no estuviera en el cargo que hoy obstenta. Ese artículo establece expresamente:
“El retiro de los cuerpos de policía procederá en los siguientes casos: numeral 4º. Condena penal definitivamente firme…. En el caso previsto en los numerales…y, 4º el retiro procede de pleno derecho y se declarará mediante decisión motivada del Director o Directora del cuerpo de policía nacional, estadal o municipal, según el caso.”
Hay que señalar, que en atención a la aplicación del principio de oportunidad, al comisionado (PA) José Humberto Tarullo Nieto, luego de la sentencia, se le otorgo una medida Cautelar Sustitutiva de Libertad la cual, consiste en presentaciones periódicas cada ocho (08) días por ante la Oficina del Alguacilazgo, que no ha cumplido, por lo que la misma va a ser revocada con su respectiva orden de aprehensión, debido a que nunca se preocupó por consignar ante el respectivo Tribunal de Ejecución, los soportes y requisitos, que le permitan cumplir en libertad la pena Impuesta.
¿COMPLICE?
En este caso los denunciantes señalan al también comisionado Damián Mas, jefe de la Oficina de Control de Actuación Policial de la Policía Bolivariana del estado Aragua, como cómplice en este caso, pues está al tanto de la irregular actuación de Tarullo Nieto y ni un informe ha elaborado para enfrentar esa situación. ¡Claro! No lo hace porque él también tiene “rabo’e paja”. Resulta en octubre de 2013 y en una acción relámpago ordenada por las autoridades nacionales de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) Damián Mas fue destituido como director de esa institución en el estado Anzoátegui. Mas fue acusado por manejos dolosos de los fondos de la UNES, según la información aportada por miembros de la comisión interventora que tomó la universidad.
El caso es que Damián Mas es hoy día el jefe de la Oficina de Control de Actuación Policial de la Policía Bolivariana del estado Aragua…Es decir, el funcionario que se encarga de sancionar la desviación de los funcionarios policiales. El está llamado a investigar denuncias de policías cometiendo delitos, pero ¿con qué moral? Hay quienes sostienen que con Damián Mas al frente de Oficina de Control de Actuación Policial de la Policía Bolivariana del estado Aragua, es como si ese cargo lo ejerciera cualquier pran carcelario.

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Ahora drones u Ovnis alertan a militares venezolanos en Santa Elena de Uairén.

Casi simultáneamente con el episodio de explosiones,drones, francotiradores, bombonas de gas, estampida de 16 mil efectivos de la Guardia Nacional, evacuación de la pareja presidencial,...