Jugadas electorales

Con algunas jugadas desequilibradoras el oficialismo mantiene sus expectativas de poder y lo está logrando ante una oposición que fue capaz de entregarse en Miraflores, aquella noche de los discursos largos en la Mesa de Diálogo.

Es que la oposición se da largas, habla y cuando se sienta a tranzar con el gobierno, no pasa nada y solo quedan las huellas de las actuaciones teatrales, de una oposición debilitada por el paso de los años.

No da muchas vueltas el oficialismo para tomar decisiones que le desequilibren el mundo a los opositores, antes del momento electoral. Pero al chavismo le ha tocado conseguir elementos con facilidad para descarrilar la barca opositora al encontrar comunicaciones firmados por Isabel Serra Carmona, Paulina Gamus y tantas otras mujeres venezolanas, que tienen rato solicitando la paridad de género para dar definitivamente participación a la mujer en los procesos electorales.

Y así se hizo, cuando Tibisay Lucena quien sigue las directrices del gobierno, lanzó la proclama de la paridad de género para dar entrada a las mujeres por la puerta grande a las elecciones parlamentarias.

Eso, por supuesto generó un alboroto de “Padre y Señor Mío”, cuando las fuerzas de la MUD lanzaron sus cohetones verbales, para reclamar con contundencia el descarrilamiento del equipo impuesto a dedo por los gestores partidistas.

¿Acaso no sabía la MUD que el chavismo venía a romperle el juego, con la proclama de la paridad electoral? Eso lo sabían los opositores… y sin embargo, empujaron el barco con puros hombres a las parlamentarias.

Ese fue el primer strike que le pasó el oficialismo a la oposición, y recién acaba de pasarle el segundo, y el tercer de un solo golpe, pues primero cayó María Corina Machado al recibir una carta de inhabilitación por 12 meses, y acabar que el 40% de mujeres vayan en calidad de principales.

Con esas tres jugadas, se terminó de desarticular una MUD, que se convirtió en un parapeto de negocios, y un espacio donde los partidos políticos se reparten sus cuotas de poder y solo eso. Esas son las cosas negativas de ese concierto de partidos políticos, que vienen recibiendo campanadas de lo que pasará el 6 D y solo se ampara en el rechazo, que tiene Maduro y el gobierno nacional, para adelantar que ganarán las elecciones por paliza el día de las parlamentarias.

Todavía señalan ciertos sectores del chavismo que vendrán nuevas jugadas, que terminarán descuadrando a una oposición, que solo piensa en el momento electoral como un festival, que según ellos les darán una paliza al oficialismo, solo fundamentados en el rechazo nacional a las políticas económicas de un gobierno, que solo encontró defensa a la crisis en el alegato de una presunta “guerra económica” que le descarriló sus políticas económicas.

Ahora… si bien es cierto que hay un rechazo a la gestión de Maduro, también es cierto que el oficialismo tiene sus partidarios, y apuestan a que ganarán los comicios parlamentarios con sus votos amarrados, y con la abstención porque un gran sector de la oposición no cree que sean Henry Ramos, Julio Borges, Omar Barboza y Roberto Enríquez.

Es una lucha de dimes y diretes que se mantendrá viva desde ahora hasta el 6D, y saldrán planteamientos disímiles de lado y lado. Por una parte, la oposición mantendrá viva la tesis de la trampa, aunque este conteste que aceptaron las condiciones del CNE, por encima de todas las cosas y por la otra corresponde al oficialismo resolver el problema económico que mantiene un clima de desesperanza en un país dividido. Eso es lo que hay.

Manuel Avila

@encíclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Luis Centeno S. (@jolcesal) Apuntes del vagabundaje judicial (II): El engaño 

El tema de la legitimidad, también el de la competencia, traducida en ineficacia, como lo coactivo, son flancos débiles, en cuya consideración todo suena a...