La cadena de hoteles de Iris Varela

“Mientras la ministra carcelaria Iris Varela encierra a los hampones de noche para que continúen cometiendo sus fechorías de día, sus compañeros de partido, fiscales, jueces bajo las órdenes de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello y el siniestro aparato hamponil del Estado rojo rojito no permiten que 189 presos políticos, incapaces de matar una mosca, dignos y honestos, vean la luz del día.
¿Hasta cuándo? Es una pregunta de la que desgraciadamente no tenemos respuesta.”
Antonio Sánchez García @sangarccs

Se cuenta y no se cree. Para terminar por darle crédito, he leído la noticia varias veces, del revés y del derecho, de arriba abajo, de atrás para adelante, por terminar con la insólita constatación de que no era ningún invento de una mente afiebrada y delirante como la de Bram Stoker, el autor de Drácula, la Sra. Mary Shelley, creadora del Dr. Frankenstein o Gabriel García Márquez y sus Cien años de Soledad: el asesino de un policía de Chacao a plena luz del día en un barrio popular de Caracas se hospedaba en una cárcel cercana a la capital, de la que gracias a un régimen especial pergeñado por la ministra penitenciaria Iris Varela, salía todas las mañana a efectuar diligentemente su trabajo. Consistente, hete ahí para mayor asombro, en recorrer la Caracas del desamparo, robar, asaltar y asesinar, incluso policías. Para, cumplido religiosamente su horario laboral en la empresa de beneficencia pública de la fea ministra carcelaria, y acopiado los bienes expropiados – término que en la jerga rojorojita equivale al chorearse de la jerga hamponil – volver a su celda en los extramuros caraqueños a disfrutar de hospedaje gratuito. Desayuno, almuerzo y cena incluidos.

La impudicia, el descaro y la impunidad de estos trabajadores del régimen especial puesto en práctica, coordinado y dirigido por la ministra de cárceles y penas hizo posible dar con el trabajador-ladrón-asesino en cuestión. No conforme con asesinar al policía, que regresaba a su hogar luego de terminar su jornada, arrebatarle sus pertenencias y arma de fuego y el más preciado de sus bienes – una moto – se apersonó en su enrejada pensión haciendo exhibición hasta de las gafas de sol de su última víctima. Tan seguro y convencido estaba de su absoluta impunidad que al estacionar su moto en los predios de la cárcel en cuestión no advirtió que estaba armada de un GPS, lo que permitió que la policía de Chacao la localizara, localizara al hampón y pusiera la horrenda, la espantosa, la miserable trama de la carcelera y heroína de los Pranes de la revolución puta, la mentada Iris Varela, del conocimiento público.

Para que no se piense que lo narrado es obra de mi calenturienta imaginación, transcribo in extenso la información que recojo de la red:

“Agarraron al asesino del Polichacao gracias al GPS
16/04/2015
Chacao||Caracas||Notipascua- El crimen del agente de Polichacao Daniel Alejandro Serrano García ocurrió a las 9 pm del martes en la autopista Francisco Fajardo, en la entrada de Ruiz Pineda.”

“El presunto asesino de un oficial de la Policía de Chacao fue capturado ayer en Charallave gracias al GPS que tenía incorporada la moto que le robó al uniformado.”

“El GPS determinó que la moto estaba en una sede del Ministerio Penitenciario donde el ladrón pernoctaba, ya que gozaba del beneficio de destacamento de trabajo, es decir, salía de día “a trabajar” y debía regresar por las noches.”
“El crimen del agente de Polichacao Daniel Alejandro Serrano García ocurrió a las 9 pm del martes en la autopista Francisco Fajardo, en la entrada de Ruiz Pineda.

“El oficial Serrano García (25), adscrito al servicio de emergencias 171, había entregado guardia y se dirigía a su casa en Caricuao. En la vía fue interceptado por el criminal, quien lo despojó de la moto, de su arma, el casco y los lentes. Fue auxiliado y llevado al Pérez Carreño, donde falleció.”

“Mediante el satélite, desde Polisucre hallaron la moto en Charallave, específicamente en la sede de la Dirección General Regional para Asistencia de Egresados con Beneficios del Sistema Penal, donde se permite trabajar de día en las calles a quienes cumplen condena para que regresen en las noches.”

“Pasadas las 10:30 pm, un grupo de unos 40 efectivos de Polisucre llegó al lugar para solicitar que entregaran al sospechoso. Al sitio se presentó además el Cicpc y fiscales del Ministerio Público.”

“El sujeto fue identificado como Wilbert Alejandro Carrillo Martínez (29), quien estaba a la orden del Tribunal 5º de Ejecución de Caracas por robo agravado y asociación para delinquir. Quedó a cargo del Cicpc y un nuevo tribunal.”

Mientras la ministra carcelaria Iris Varela encierra a los hampones de noche para que continúen cometiendo sus fechorías de día, sus compañeros de partido, fiscales, jueces bajo las órdenes de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello y el siniestro aparato hamponil del Estado rojo rojito no permiten que 189 presos políticos, incapaces de matar una mosca, dignos y honestos, vean la luz del día. O los encierran en una cárcel militar en la que les prohíben visitas y cualquier asomo de liberalidad por crímenes jamás cometidos, sujetos a una regimentación digna de las mazmorras hitlerianas o los campos de concentración del totalitarismo cubano soviético, o los hunden en unas celdas dignas de un bunker anti atómico, en el quinto piso bajo tierra del cuartel general de la Policía Política.

¿Hasta cuándo? Es una pregunta de la que desgraciadamente no tenemos respuesta.

antonio sanchezAntonio Sánchez García

@Sangarccs

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Gonzalo Oliveros Barra Plural 459      Volando

Así pasa el tiempo. Sin darnos cuenta. Segundos, minutos, horas, días, meses, años. Hoy se cumple un año de mi llegada a Colombia, para iniciar...