¿La tragedia y el drama de un país?    

André Guide:

-“Todo ha sido ya dicho, pero como nadie escucha hay que volver a empezar”.

Lo que los venezolanos y la comunidad internacional han presenciado durante estos días recientes de la ola violencia delictiva intraoficial desatada, vinculada estrechamente con el poder constituido y establecido, está confirmado por los hechos ocurridos, y por otras cosas debeladas, a raíz de ello todo está ya dicho, visto y oído. Un dantesco espectáculo desatado y sostenido bajo la autoría y patrocinio público de un Estado hegemónico, instaurado por el difunto Chávez al iniciarse este siglo.

Esta es una de las tantas nefastas herencias, ya manifiestas que fomentó y aupó el difunto, extrañamente muerto en la Habana, bajo la sombra de los criminales hermanos Castro, durante sus 12 años de gobierno de anarquía y oprobio. Herencia dejada al protempore presidente Maduro, resultado de cómo quedó el país, convertido en una porquería y en manos de unas bandas de delincuentes, que afirman que ellos son los “responsables de lo que pueda pasar o no en Venezuela. por qué nosotros tenemos el control de la situación del país.” según lo declaro a la radio, al día siguiente de la muerte de otro delincuente, el ex policía Jose Miguel Odremán, abatido por el CICPC, calificado así   por el comisario general, Jose Sierralta, jefe de ese cuerpo policial.

Esto lo declaró a la prensa, otro malandro paramilitar armado que se hace llamar “El Chino” Carías quien actúa como jefe del “colectivo” Tupamaro. O sea, el país y su seguridad está en manos de bandidos armados, que actúan impunemente frente al llamado régimen cívico militar, que está consolidado según Maduro, y en este país después de semejante anuncio no pasa nada…

Esta tragedia nacional que hoy soportan los venezolanos, que no es más que el coletazo del régimen de partidos, que feneció en 1998, es el resultado, sin la menor duda, de la actuación de un Estado que fue colonizado por redes hamponiles, que actúan como autoridades informales en los barrios del país, nacidas y organizadas bajo sus sombras y protección, que hoy actúan impúnemente, frente a una sociedad acosada por el hampa y por ellos, una sociedad desabastecida de alimentos y medicamentos, y de todos los demás bienes necesarios para medio vivir, y con una inflación del 78 %, la más alta del mundo, y de 240 % en alimentos.

Pero lo más grave de este dantesco y persistente drama, es que en 14 años no ha emergido un líder que capitalice el descontento de la sociedad organizada y del pueblo, sino grupos electores conformados por restos insepultos de la vieja clase política, que se habían escudado tras la fenecida MUD,C.A, Lo que le facilita al régimen conducido por la cúpula cívico -militar como ellos se titulan, mantenerse al frente del Estado, controlando el poder precariamente y depredando los dineros públicos impunemente, así como engañando y mintiendo y mintiendo y engañando a un pueblo con show tras show, en nombre de una presunta revolución bolivariana.

Mientras, sus bandas armadas se apoderan del Estado, los llamadas “colectivos”, que ya están fuera de control de sus gestores, transformadas en una delincuencia organizada paramilitar en sus más diversas expresiones como son: La grotesca corrupción sistémica, el narcotráfico, la boli-plutocracia, los grupos para-policiales y para-militares, los círculos de familiares a la sombra del poder, cuyo único propósito es la depredación de los recursos públicos del país, imponiendo el terror y   la violencia, la amenaza, la coacción, el odio y la división social, como forma y manera de garantizarse el control y la continuidad en el poder. Vamos a esperar a ver en qué termina esto, no queda más. Alea jacta est.

EduardoGuzmanPerez

guarauno2000@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

ND/: El país de las mujeres bellas

ND/Nací en San Fernando de Apure el 3 de octubre de 1979, año en que Maritza Sayalero Fernández ganó por primera vez el Miss Universo...