LA VERDAD Megacolas y arrebatones en los “super”

(LA VERDAD/Yasmín Ojeda / Maracaibo / yojeda@laverdad.com) Desde 2014, en Maracaibo se registra el asedio a las cadenas privadas. En los cuerpos de seguridad se reseñan los hechos violentos y de inseguridad en las tiendas. Cada cuadrante policial, con apoyo de la Fuerza Armada, tiene asignado la coordinación de resguardar los establecimientos

roban en las colasLos usuarios denuncian que individuos amenazan para quitar los compras. (Foto: María Alejandra Mora)
Por dos litros de aceite, mil 392 bolívares, se desata el robo en las colas de supermercados de la Circunvalación 2 de Maracaibo. Desde tempranas horas de este miércoles compradores se agolparon en las afueras de la tienda. Las escaramuzas se repetían en las colas que desbordaba la seguridad. La Policía Nacional Bolivariana y trabajadores de la red bajaron la santamaría para evitar daños y saqueos.

Pasadas las 11.00 de la mañana, dos sujetos intentaron “quitarle” a un joven, bajo amenaza, la compra. Los usuarios gritaban para alertar a los funcionarios. Ninguno se movilizó de la entrada a resguardar al ciudadano. La desafiada oposición de la víctima alejó a los sospechosos. Minutos después, otro comprador corría por las piedras que lanzaban desde el extremo derecho de la vía.

En el interior de la tienda continuaba la venta del producto elaborado a base de soya. El control de cédula de identidad y captahuellas se realizaba. Una maestra que pidió no ser identificada -por ser dependiente del sector público- acusó que desde las 5.00 de la madrugada el supermercado estaba rodeado de personas ansiosas. Lamentó las condiciones en las que están las familias que desean abastecerse.

Desde 2014, en Maracaibo se registra el asedio a las cadenas privadas. En los cuerpos de seguridad se reseñan los hechos violentos y de inseguridad en las tiendas. Cada cuadrante policial, con apoyo de la Fuerza Armada, tiene asignado la coordinación de resguardar los establecimientos.

Hacia la intersección con el sector Los Estanques, un automercado ofrecía cuatro kilos de harina de maíz precocida y tres toallas sanitarias a precio regulado. Las colas de personas de tercera edad y usuarios en general estaban formadas a más de 200 metros, muy cerca de una cadena de farmacia. Funcionarios de la PNB vigilaban el ingreso para la compra de 300 gramos de crema dental, dos estuches a 400 bolívares.

Zoraya Abreu, jubilada, aseguró que duró una hora en la formación. “Pasé rápido. Vi que era crema y me metí. No tenía nada desde hace mucho tiempo”. Criticó que los precios de los alimentos encarecieron en las bodegas obligando a amas de casa a salir a buscar “comida porque no hay”.

Comentarios: