Las voces disidentes

A mis hermanos Leopoldo López, Movimiento Estudiantil, María Corina Machado y Antonio Ledezma, quienes me convocaron a dignificar a Venezuela el 12F -14.

“…Ser disidente, es disentir con los dioses, si estos, nos son adversos.
Ser disidente, es ocupar las calles, hasta dominarlas”…

Juan Pablo Vitali

Los claustros y las prisiones pueden aparentar ser sinónimos, pero la primera es una opción, la segunda es una condena y en dictadura los condenados siempre provienen de la gloriosa estirpe de las voces disidentes.

Cuando las dictaduras arrecian la prudencia deja de ser una virtud, porque en dictadura la prudencia vuelve a los hombres cobardes y a los pueblos dormidos se les despierta con bulla.

Esa ha sido la tarea de los grandes espíritus que transformaron las eternas violaciones, en hoy derechos consagrados: Martin Luther King, Mahatma Gandi, Nelson Mandela y Leopoldo López. Estos líderes poseen un defecto típico de las voces disidentes: AMAR A LA PATRIA POR ENCIMA DE TODO, ojalá todos los venezolanos tuviéramos ese defecto.

En un conflicto siempre habrá un opresor y un oprimido, un injusto frente a un justo, un violador y un violado.

Hoy sabemos que nadie quizo esta dictadura, salvo quienes la ejercen y ejecutan desde hace ya 16 años, pero todos sufrimos sus embátes. Cuando se ama un ideal que te quieren arrebatar a la fuerza, sin duda empieza la lucha. Un bando de un lado, una trinchera del otro.

Aunque hayan pasado los años siempre hemos dado muestra de que no nos hemos civilizado. Aunque el mundo esté lleno de pacifistas, de iluminados, de santos y de iglesias, de templos y creyentes, aún así, habrá siempre quien apueste por la guerra, por la destrucción y por la represión.

Es entonces cuando las voces disidentes despiertan y adquieren identidad, nombre y apellido, rostros y cuerpos. De igual manera los verdugos, pero éstos actúan con sus rostros duros que el látigo del extremo poder, les ha desfigurado.

Hoy recuerdo con más fuerza al líder de la disidencia de la Venezuela Nuestra, el preso de Raul I y Nicolás el Breve: Leopoldo López, estas líneas van por ti hermano, por los estudiantes presos, por los que no se rinden, por los que no se arrodillan, no se acomodan, por los que no colaboran con el Régimen, por los que tenemos sueños, por los que sin egoísmos nos convidaron al banquete de los dignos, de los imprudentes, de los que mayoritariamente nos colocamos del lado correcto de la historia.

A esta historia hermano Leopoldo, le falta el último párrafo y aunque se nos acabe la tinta lo escribiremos con sangre, tal y como se han escrito los últimos párrafos de los gloriosos momentos de “cambio”, a lo largo de la historia de la humanidad, nosotros no seremos la ecepción.

No he olvidado ni olvidaré que “el que se cansa pierde”… No nos hemos cansado Leopoldo, aún falta camino por transitar, las dictaduras no son ni fáciles, ni breves, pero ya estamos en la recta via. No ha sido fácil, pero Nicolás será breve. Estas frases que pronunciaste el 18F siguen intactas y vigentes, como intacto y vigente es tu liderazgo:

-“Hoy me presento ante una justicia injusta, una justicia corrupta. Presento mi más profundo sentimiento para que mi encarcelamiento sirva para el despertar de un pueblo, sirva para que los venezolanos que queremos construir un cambio construyan ese cambio”.

Cuando lo llevaron al paredón de la prisión injusta, segundos antes de que llegara la bala, llamada preso de conciencia, él Leopoldo López gritó: “Viva Venezuela Libre”.!

A pesar de que la muerte nos alcance, siempre será precedida y presidida por el último grito de dignidad de las voces disidentes.

…”Ser disidente, es ser siempre el último en retroceder, y el primero en avanzar.
Ser disidente, es ser el último hombre de pie, si es necesario, con el sol por testigo, y la llama eterna de los nuestros por bandera.”

Juan Pablo Vitali

maria graciela diazLic. María. Graciela Díaz L.

Comentarios:

One thought on “Las voces disidentes

Comments are closed.