LEDHERMAN Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández Carta a la Ciudadana vice Almirante ÉRIKA COROMOTO VÍRGÜEZ OVIEDO

LEDHERMAN

Ciudadana Vicealmirante

ÉRIKA COROMOTO VÍRGÜEZ OVIEDO @coroviedo

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

Continuemos:

Quizás usted ha estado en Roma, si no ha sido así le sugiero que, cuando vaya, visite la iglesia Santa Maria della Concezione dei Cappuccini, situada en Via Veneto, construida entre el año 1626 y 1631. Es algo tétrica debido a que en sus capillas están expuestos los esqueletos de cientos de monjes capuchinos, pero aparte del interés que eso pueda tener, le sugiero que se fije en un letrero, no muy ostentoso, que dice así:

Como vosotros, nosotros éramos; como nosotros, vosotros seréis.

En algunos artículos encontrará otras versiones, la más común, y que he utilizado durante muchos años cada vez que toco el tema de nuestra seguridad social, dice así: USTEDES SON LO QUE NOSOTROS FUIMOS, USTEDES SERÁN LO QUE NOSOTROS SOMOS.

¿A qué viene esto?, bueno, el propósito es llamar su atención y hacer que se detenga un breve instante para absorber la cruda e inevitable verdad que encierra esa frase, hoy, señora Vicealmirante, usted está en la plenitud de su vida, con excelente salud y que el Ser Supremo de su religión se la conserve, hoy usted está en servicio activo, ¿eso será hasta cuándo?, ¿hasta el fin de los tiempos o hasta ‘mañana’? En múltiples ocasiones se ha dicho que el militar tiene dos cosas muy seguras en su vida: una es la muerte y la otra es su pase a la situación de retiro, hoy día mal denominada como reserva activa.

Lo que usted haga hoy en beneficio de quienes dejamos el servicio activo; en beneficio de los familiares sobrevivientes y de los que residen en el exterior, tendrá consecuencias en usted, su futuro y sus familiares inmediatos cuando usted deje el servicio activo SÍ o SÍ. Por allí dicen que el mal que se haga se devuelve a quien lo hace, de la misma forma todo el bien que pueda hacer se le revertirá.

Entremos en materia:

Instituto de Previsión Social de la FAN

Para este momento usted tendrá solo treinta y siete días (37) en el cargo, reitero, insuficiente para saber realmente lo que es el IPSFA.

Ya se lo describí como un monstruo, con cadenas burocráticas que son pesadas y lo ratifico, pues bien, el 18 de octubre 2016 su antecesor, el entonces General de Brigada Jesús Rafael Salazar Velásquez, fue designado para el cargo de presidente de la Junta Administradora del IPSFA y, además, jefe de la “Gran Misión Negro Primero de la Fuerza Armada” con la misión impuesta:

“…fortalezca las políticas de protección social de las familias de las fuerzas militares bolivarianas.”

Eso también lo “heredó” usted, de no ser así significa que esa “Gran Misión” está acéfala o, sencillamente, desapareció.

Tarea difícil, llevar adelante al IPSFA y esa “Gran Misión”. De esta última no hablaremos… por el momento.

En esa oportunidad hice algunas sugerencias a su antecesor, pero cayeron en ‘saco roto’ y presumo que no fue su voluntad, si no porque los burócratas enquistados, desde hace años, en el Instituto lograron envolverlo, aislarlo y a él solo le llegaban las cosas que a esos burócratas les convenía que les llegaran ¿y todo para qué?, ¡para ellos conservar sus cargos y seguir medrando en el IPSFA!

Usted es la responsable, la única responsable, de lo que suceda o deje de suceder en el IPSFA, permítame hacerle algunas sugerencias de viejo soldado, como lo soy, con treinta años de servicio activo, con un poco más de veintitrés años fuera de él, de los cuales más de veintiún años dedicados al análisis y estudio detallado de nuestra seguridad social y redactor del anteproyecto de la actual Ley Orgánica de Seguridad Social de la FAN aprobada el 29DIC2015, de la cual hablaremos luego.

  1. AUDITORÍA. Lo primero que le sugiero es hacer una auditoría de personal con el propósito de deshacerse de un lastre que le hará lenta su navegación; esas personas, con tantos años de servicio en el IPSFA ya tienen ‘vicios’.
  2. ORGANIZACIÓN. Revisar la estructura de la organización. Descubrirá que hay duplicidad, y triplicidad, de responsabilidades, casi idénticas, entre algunas de las gerencias e inoperancia en otras.
  3. PERSONAL MILITAR. Solicitar el reemplazo del personal militar en servicio activo que tiene varios años en el Instituto. Además, allí no se justifican los oficiales subalternos ni la tropa profesional, ambas categorías de militares deberían estar en las respectivas unidades según su Componente.
  4. TRATO HUMANO. Dictar cursos de relaciones y trato humano para todo el personal, militar o civil, que tenga trato directo con los afiliados.
  5. LOSSFAN. Hacer cumplir el artículo 3º de la Ley Orgánica de Seguridad social de la FAN 2015.
  6. FONDOS. Establecer, si aún no lo han hecho, cuentas separadas para los fondos: a) Pensiones; b) Prestaciones a cargo del Estado; c) Vivienda y hábitat; d) Cuidado integral de la salud; e) Contingencia para la atención médica; f) Protección del adulto mayor.
  7. MEDICINAS. Garantizar el suministro de las medicinas, fármacos, prótesis, materiales y equipos médicos y odontológicos; contribuir al pago de los gastos de asistencia médica, quirúrgica, hospitalaria y odontológica requeridos por el personal militar profesional en Situación de Actividad o en Reserva Activa con goce de Pensión, Familiares calificados y Sobrevivientes con derecho a pensión. Usted tiene experiencia en esta área, entonces… ¡acabe con el monopolio, ¿mafia?, que existe con las cadenas de farmacias que tienen un extraño y desconocido convenio con el Instituto! Retome la idea de las farmacias IPSFA que existieron en una época y abarcaban todo el territorio nacional, usted puede hacerlo, estoy seguro.
  8. PRÉSTAMOS. Revisar y aumentar el monto, y facilidades de pago, de los préstamos hipotecarios y personales. Para ello le sugiero coordinar con el BANFANB, al fin y al cabo, es un banco propiedad de la FANB, ¿cierto?
  9. BENEFICIOS SOCIOECONÓMICOS. Otorgar, con esmerada prontitud y oportunidad, sin discriminación ni privilegios, ¡que sí los hay!, los siguientes beneficios socioeconómicos: a) Programa de crédito hipotecario para la adquisición, construcción y remodelación de vivienda; b) Programa para la adquisición de vehículos, aunque “supuestamente” no hay existencia de vehículos en el país; c) Dinamizar el Programa préstamos personales; d) Cualquier otro programa que se incorpore a este sistema de seguridad social integral, tal y como lo está haciendo con el programa CLAP.
  10. DESCUENTOS ARBITRARIOS. Ajustar, de una vez y en forma definitiva, el procedimiento de descuentos con destino a los fondos de pensiones y fondo de salud aplicando dichos descuentos sólo y únicamente a la remuneración básica, tal y como lo establece la ley orgánica de seguridad social de la FAN 2015 en sus artículos 13, literal b; 33.1; 76.3 y 107.1
  11. BONO RECREACIONAL. Ajustar el pago del bono recreacional a lo equivalente que es pagado a los militares profesionales en servicio activo, atendiendo a los años de servicio.  

El asunto es que no se hace así y mientras al activo, a usted, le pagan en función de CINCUENTA DÍAS DE REMUNERACIÓN DIARIA INTEGRAL, al militar profesional en situación de retiro y a los familiares sobrevivientes SOLO SE LE PAGA TREINTA DÍAS DE REMUNERACIÓN MENSUAL INTEGRAL.

Es algo incomprensible, señora Vicealmirante, que luego de recibir CINCUENTA DÍAS mientras usted está en servicio activo, al momento de pasar al retiro sólo reciba ¡TREINTA DÍAS!, ¿por qué? ¡USTED MISMA SE ESTARÁ CASTIGANDO A PARTIR DEL MOMENTO EN QUE PASE A RETIRO!, porque de algo puede estar segura, ¡usted también dejará el servicio activo!, y no encontrará justificación para sus posteriores reclamos.

  1. BENEFICIO DE ALIMENTACIÓN. Restablecer el beneficio de alimentación que fue conculcado en enero 2002 al personal militar profesional en situación de retiro y a los familiares sobrevivientes, precisamente los más necesitados.

Anteriores administraciones del Instituto, todas, han alegado que eso no es posible porque “de hacerlo, entonces otros gremios de jubilados van a exigirlo también”, a esto puedo responder: no es nuestro problema si otros gremios lo reclaman o no, el asunto es que el BENEFICIO DE ALIMENTACIÓN es un derecho adquirido y que sin justificación alguna fue conculcado.

Tampoco es una “equivalencia” el pago de esa “Retribución Especial Bimestral”, por dos razones fundamentales: una, la principal, es que tenemos que comer todos los días y no cada dos meses, y la segunda, la cantidad en bolívares no es igual a la que corresponde al Beneficio de Alimentación que, reitero, por derecho adquirido y reconocido por la Sala Constitucional del TSJ en una oportunidad, nos corresponde. ¿Será que esa diferencia en el pago es porque los que no estamos en servicio activo tenemos que comer menos?

  1. DERECHO DE ACRECER. Reconocer y aplicar de inmediato, sin discriminación, el derecho de acrecer para los familiares sobrevivientes, tal y como lo ordena la LOSSFAN 2015 y la Gran Misión “Negro Primero”.

Es oportuno hacerle notar que la Asesoría Jurídica a su servicio está empecinada en un absurdo jurídico al recomendar a todos los presidentes de la Junta Administradora del IPSFA, y ya lo han hecho con usted, de que a los sobrevivientes antes del 29 de diciembre de 2015 no les corresponde ese derecho según su interpretación, que no es atribución de esa Asesoría Jurídica ni a la del MPPPD, de la disposición transitoria tercera, que textualmente dice:

Las pensiones que han venido disfrutando el personal contemplado en este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica gozarán de los beneficios aquí acordados, sin que ello ocasione efectos retroactivos.

tomando nota absurda, exclusiva, egoísta y mezquina de la última frase: “…sin que ello ocasione efectos retroactivos” e ignorando en forma olímpica el total contenido de esa misma disposición transitoria y el contenido del artículo 45 de la ley en referencia que textualmente afirma que:

“Los beneficiarios de la pensión de sobreviviente, tienen derecho de acrecer al producirse la pérdida de la pensión en alguno de los beneficiarios. El porcentaje de pensión liberado se debe redistribuir proporcionalmente entre los demás beneficiarios, a partir de la promulgación y publicación de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica.”

Ante este falso conflicto la Asesoría Jurídica, que no le asesora correctamente, ha planteado que, para solucionar esa disyuntiva, se proceda por una de dos vías: a) solicitar la interpretación al TSJ; b) modificar la actual LOSSFAN porque hay unos 4 o 7 artículos que no son “convenientes”, y para ello inició un proceso de “consulta”, ¿con quién?… ¡con los gerentes del IPSFA!… ¡por favor señora Vicealmirante!, ¿qué tienen que ver esos distinguidos gerentes con la modificación de la LOSSFAN?, ¿por qué consultar sólo a ellos y no hacer la consulta pública, como tiene que ser?, ¿acaso eso no es continuar con el desprecio y la marginación a quienes hemos dejado el servicio activo tal y como les tocará a esos “profesionales” del derecho que la “asesoran”, así como el uso del “cogollerismo” que tanto daño nos ha hecho como ciudadanos y como país?, ¿acaso esos abogados tienen la más remota idea de cuánto se tardaría alguno de esos procesos, e incluso una demanda al MPPPD cumpliendo con todo el trámite legal que corresponde?, si ellos no lo saben se lo puedo informar… ¡años, decenas de años, señora Vicealmirante, …tantos años que hasta es posible que, para el día que el TSJ, cualquiera sea ese TSJ, dicte sentencia, ya habrán desaparecido esos sobrevivientes!, ¿cargará usted eso sobre su conciencia?, estoy seguro que usted no querrá esa carga porque sí le importará, ¿pero a los abogados en referencia?… a ellos no les importará porque, al fin y al cabo, ellos se limitaron a “asesorar” y no a tomar decisiones, algo que le corresponde a usted.

Muy bien saben y conocen esos profesionales que laboran en esa Asesoría que el señor General de División Jesús Rafael Salazar Velásquez, su antecesor, y nada más y nada menos que el señor General en Jefe Padrino López, ministro del poder popular para la defensa, y usted, que existe un punto de cuenta que está en manos del MPPPD con el cual se soluciona, por vía legal y expedita, esa odiosa discriminación implementada exclusivamente por espíritus mezquinos e indolentes que laboran en esa Asesoría Jurídica.

Señora Vicealmirante, creo que ya es hora de dar un vuelco total a esa Asesoría y no solo con el relevo de la Gerente, también hay que reemplazar a todo el personal de abogados, civiles y militares, que laboran allí, ¡a todos!, bien sea provocando su traslado a otras dependencias o, sencillamente, dejarlos fuera del servicio activo y así podrán vivir las experiencias de encontrarse fuera de actividad. Recuerde, señora Vicealmirante, que el señor General de División Salazar Velásquez, el día que le entregó el cargo, le hizo saber que era urgente solucionar el caso de los sobrevivientes y darle celeridad al asunto; hay testigos presenciales de eso, incluso, reitero, el ciudadano MPPPD. No se deje envolver, aislar. También hay testigos oculares de ese punto de cuenta e incluso el cálculo dinerario… ¡y son más de tres testigos no militares!

  1. JUBILADOS EN EL EXTERIOR. Este es un punto escamoso al que le han sacado el cuerpo tirios y troyanos, ¿por qué?, la razón es que la administración militar se ha hecho la indiferente con esos viejos soldados y sobrevivientes que tienen, muchos de ellos, más de veinticinco años residenciados en el exterior; existen personas que exceden los 80 años, personas con más de noventa años, que por razones propias decidieron residenciarse en el exterior junto a sus hijos y nietos y que, la gran mayoría, nada tienen que ver con la política-partidista ni sus entretelones, son militares profesionales, son sobrevivientes, todos de avanzada edad que necesitan la pensión para sobrevivir y no ser carga económica para sus hijos, algo que solo hacen los llamados “chulos”, conocidos también como “rufianes” …y ninguno de ellos lo es.

¿Acaso el MPPPD no paga sueldos y viáticos al personal que tiene cumpliendo diferentes misiones en el exterior?, ¿acaso a ellos les pagan en bolívares o en divisas?, ¿será que el MPPPD les deposita sus remuneraciones, en bolívares, en sus cuentas en Venezuela y con eso da cumplida su responsabilidad tal y como lo hace el IPSFA al depositar las pensiones y jubilaciones en las cuentas en Venezuela porque hasta allí llega su responsabilidad?

Partiendo del hecho cierto que usted, señora Vicealmirante, ‘no está ahorrando desde cadete’, tal y como supuestamente lo hicieron algunos jefes como justificación de sus riquezas al dejar el servicio activo, ¿de qué y cómo vivirá si decide radicarse en el exterior luego que deje el servicio activo?, el dinero se acaba y, a cierta edad, no conseguirá trabajo, ¿entonces qué hará?

Este es un asunto que hay que resolver señora Vicealmirante y parte de la solución está en sus manos, quizás con la coordinación con el ente del MPPPD que tiene la responsabilidad de pagar las remuneraciones y viáticos al personal militar en servicio activo que cumple misiones en el exterior, ¿no le parece?

Aquí no acaban los asuntos que, de alguna forma, involucra a usted y al Instituto bajo su administración, falta mucho más, pero iremos por parte tal como dije desde el principio.

Junio, 14 de 2018

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Carlota Sosa comparte sabiduría

Para las parejas tan ansiosas de renunciar y tirar la toalla en su relación, porque todo no es 'Perfecto'... Aquí les dejo algo profundo para...