Ligio Stern Respondiendo al llamado #VenteConTuPropuesta, aquí dejo plasmada mi parte. 

En primer lugar, ES NECESARIO LIBERAR A VENEZUELA. ¿Cómo? Es evidente que ya por la vía democrática, imposible. Según los conocedores de la materia, un grupo de lumbreras que se dieron a la tarea de investigar los procesos electorales desde agosto de 2014, EL RÉGIMEN JAMÁS GANÓ UNA ELECCIÓN. JAMÁS. Todas las elecciones han sido un soberano fraude. De ser cierto, EL RÉGIMEN JAMÁS FUE MAYORÍA. Dado que la brecha entre adeptos y retractores al régimen era muy pequeña, se dieron el lujo de manipular los resultados electorales a su antojo.

El día 2 de diciembre de 2007, el régimen tuvo su “primera derrota electoral”. Sus mismos simpatizantes le pasaron factura a su líder por el cierre de RCTV. Cierre o NO RENOVACIÓN DE LA CONCESIÓN al canal de Quinta Crespo violando su propia Ley de Comunicaciones del año 2000, que concedía Renovación Automática a estos medios por 20 años más. Lo que le correspondía seguir explotando el espectro radioeléctrico hasta junio de 2022; pero esto es harina de otro costal. Volviendo al punto, los adeptos al régimen dejaron solo a su líder. Aunque los resultados fueron descaradamente maquillados, fue evidente su fracaso. El sol jamás se puede tapar con un dedo.

En febrero de 2008, pudo modificar el único artículo que le daba coto a la posibilidad de que el mandatario de turno pudiera perpetuarse en el poder. Ni modo. Y llegó luego el 26 de septiembre de 2010. Donde los adversarios al régimen se impusieron a los adeptos 52 % a 48 %. Aún así, meses antes cambiaron a su antojo la Ley Orgánica de Procesos Electorales, donde se “pasaron por el forro” la Representación Proporcional de las Minorías. Amén de todas las aberraciones que se cometieron en la gestión durante la gestión de ese poder legislativo cuyas funciones cesaron el 4 de enero de 2016.

Por razones neptunianas, difusas, oscuras, le arrebataron el triunfo a Henrique Capriles Radonsky el 7 de octubre de 2012. Lo que se convirtió en decepción para los venezolanos, la cual manifestaron 10 semanas más tarde en aquellas elecciones regionales (16 de diciembre). Los ciudadanos venezolanos (en adelante, cv) volvieron a ver frustradas sus esperanzas de cambio en abril de 2013.

La burla del mandatario de turno el pasado domingo 2 de abril donde anuncia orgásmicamente que venían las elecciones regionales, CON 16 SEMANAS DE RETRASO, aunado a la no realización del Referéndum Revocatorio, precipitó la decisión de los cv a salir a las calles SIN RETORNO, hasta lograr la salida de Nicolás Maduro. Jamás imaginaron que iban a ser usados como escudos humanos, como preservativos, como tontos útiles, a los que iban a conducir como reses al matadero. Se evidenció que un grupo de “dirigentes opositores” siempre negociaron, pactaron, con el régimen. El fraude fraguado el pasado 30 de julio es una de las tantas señales. Ayudaron al régimen a correr las arrugas… Ese día la democracia fue aniquilada por completo.

Lejos de que hay que participar, “recuperar o conquistar espacios” y toda esa cuerda de palabrerías baratas, los cv tuvieron razón el lunes 3 de abril: HAY QUE SACAR AL NAZINARCORRÉGIMEN. Si bien estoy de acuerdo que votando puede seguir desnudando más al régimen, porque terminaría de fusilar el resto de las instituciones, estoy aún más de acuerdo que hay que reinstaurar la democracia decapitada por una nueva. Y para ello, hay que salir de este régimen autocrático y neurotóxico. Y es evidente que, imposible por las vías democráticas. JAMÁS EXISTIERON. Solo hubo una fachada de democracia. Jamás una democracia real, transparente. Fue siempre manipulada al antojo del régimen. Para ello hay que salir a las calles. Nuevamente. Es preferible perder un año de escuela o universidad A PERDER UN PAÍS; bueno, ya está perdido. Es preferible perder un año escolar o de universidad SI ELLO CONTRIBUYE A RECUPERAR LA PATRIA. El sacrificio es justo y necesario; va a valer la pena. Si esto se hubiere hecho antes, hoy Venezuela sería un país libre del imperio cubano. Pero no. ¿Culpables? Un pueblo ignorante, instrumento ciego de su propia destrucción, aunado a una oposición oficial a la medida del régimen. Como bien dijo Simone de Beauvoir, los oprimidos no lo fueran tanto si no hubiera aliados dentro de sus filas. Los venezolanos solo cuentan con ellos mismos. Dudo que Trump acuda a los suplicios de los cv, y que la Operación David actúe a estas alturas. ¿Venezuela va a seguir esperando por salvadores? ¿Acaso es insuficiente los fraudes electorales fraguados por el régimen en estos últimos 13 años? Van a seguir muriendo niños y adultos de hambre e inanición. Ya no hay comida ni medicinas. Los héroes caídos bajo las balas del régimen van a quedar sin justicia. ¿Y entonces? .

Es necesario convocar a un paro nacional SIN PRECEDENTES. Sin intervenciones de la MUD ni derivados; pero ejerciendo su legítimo derecho a la defensa, además de ir a cazar bestias. A esas bestias infernales que gozan viendo morir de hambre a los corderos inocentes. Yo veo a Venezuela, mejor dicho, a los cv, como pobres en sus chozas sitiados y asediados por estas bestias. Y nadie acude en su auxilio. Solo queda contar a las bestias, ver el mejor punto para clavarles el puñal y darles de baja. ¿ACASO HAY OTRA MANERA?

Lograda la anhelada libertad del país, hay que erigir una Junta Provisional de Gobierno, porque si no está en la Constitución vigente, ¿quién va a dirigir los destinos de la patria? A la par de esto, elegir una Asamblea Nacional Constituyente. Una de verdad, siguiendo las pautas indicadas en nuestra Carta Magna. Y esta a su vez designar comisiones supraconstitucionales que se den a la tarea de investigar exhaustiva e inquisitivamente los delitos y violaciones a los DDHH que han ocurrido; especialmente a partir del 2 de febrero de 1999. Los delitos agravados de secuestro, asesinatos, corrupción, tráfico de drogas, tortura, violaciones fragantes a la ley, abuso de autoridad, entre otros, deben sentenciarse y aplicarse penas proporcionales a sus faltas, desde la Ley del Talión hasta la pena capital. Sigamos el ejemplo de Singapur.

Por último, refundada la patria, con nuevas reglas de juego…, llamar las inversiones necesarias para reimpulsar la economía…

Ligio Stern

Comentarios: