Lo último del crimen de Kenia

DWIGHT-SAGARAY también cantaba tangos...

En un giro inusitado del caso, un “diplomático” venezolano en Kenia resulta presunto sospechoso para la Fiscalía del  homicidio por estrangulamiento de la diplomática venezolana Ministro Consejero Olga Fonseca Jiménezque el 15 de julio arribó a Nairobi a encargarse de la Embajada venezolana.

Por cierto que esta diplomática estaba en su casa esperando la jubilación, iba a las marchas, se vestía de rojo y se hizo muy simpatizante del chavismo. Hoy está muerta.

http://www.orlandosentinel.com/videogallery/71440851/News/Venezuelan-in-Kenyan-court-after-diplomat-murder#pl-63738763

El caso se ventila en el Tribunal Superior en Nairobi, “la Fiscalía solicitó que Dwight Asdrúbal Saragay Cavault, quien había sido detenido el pasado sábado tras retirársele la inmunidad diplomática, siga preso por 14 para dar tiempo a que la Policía termine la investigación de la muerte de la diplomática Olga  Fonseca Jiménez.

La fiscal, Tabitha Ouya, declaró: “El primer Secretario es sospechoso en el caso del deceso de Fonseca, hallada muerta por estrangulamiento el pasado viernes en su residencia oficial, al norte de Nairobi. Las investigaciones iniciales revelan que fue estrangulada y el señor Sagaray es un sospechoso clave en su muerte. El delito es muy grave y ha atraído mucha atención pública. Por eso, pedimos más días para completar las investigaciones”.

La Fiscalía tiene a todos los testigos potenciales del caso “Y tememos que él (Sagaray) pudiera influir en ellos. Esa es la razón por la que pedimos que continúe detenido para recabar pruebas suficientes y presentar cargos por asesinato”.

En consecuencia, la jueza keniata del caso decidió aceptar la solicitud de la fiscal Ouya sobre el “diplomático” venezolano, es decir, permanecerá en prisión mientras se completan varias investigaciones, inclusive sobre el cadáver pesquisas “post mortem”.

Para la Policía y la Fiscalía keniata, el segundo secretario de la Embajada de Venezuela en Kenia, el ciudadano Dwight Asdrúbal Saragay Cavault, estaría involucrado presuntamente como instigador, perpetrador, del homicidio de la jefa de la legación diplomática venezolana en Kenia.

Se rumora que “su máxima ambición era quedarse a como dé lugar como embajador en Kenia”, de manera que supuestamente habría urdido una conspiración, soborno mediante, para acusar policialmente al jefe de la legación, Da Silva, y quitárselo del medio. Algo de esto, al parecer es lo que han declarado los ahora cinco empleados locales de la residencia del embajador.

Saragay, de quien nadie habla, y muy poquitos saben de dónde salió, si tiene currículum y credenciales, si es graduado, si habla otros idiomas… sólo se sabe que “no es de carrera, ni quién lo llevó, ni quién es su padrino, ni por qué resolvieron en la Casa Amarilla a representar a Venezuela en el servicio exterior”. … eso sí se sabe, en youtube lo puedes escuchar y ver cantando tangos… http://www.youtube.com/watch?v=3JgvFCBp1vA&feature=relmfu

Saragay fungía como primera autoridad de la legación luego de la desaparición del embajador hace dos meses, ahora se asegura que este “diplomático” “fue quien incitó a la insubordinación y desconocimiento de la autoridad de la Embajadora en sus funciones.

No era diplomática "a la carrera"

Saragay dejó de ser el jefe a partir del 15 de julio próximo pasado cuando arribó a ese país la Internacionalista y Diplomática de Carrera Olga Fonseca, quien en 1984 ganó el concurso de Oposición y Credenciales para optar al rango de Ministro Consejero, lo cual obtuvo en 3er lugar. No era la Embajadora de Venezuela en Kenia, pero sí la jefa de la legación…

no se conoce su paradero y se duda de las acusaciones

El 23 de mayo de este año se informó que tres empleados locales de la Embajada de Venezuela en Nairobi, Kenia habían denunciado el mes de abril, por ante la policía diplomática quejas formales por supuesta “conductas lascivas, acoso sexual” al jefe de la legación, Encargado de Negocios, Ministro Consejero Gerardo Da Silva, quien se había encargado de la Embajada los últimos seis años.

Por cierto que a solicitud de los medios de comunicación locales Da Silva se negó a informar a la prensa local, “no estaba preparado para declarar”, según informó el “Nairobi The Star” y en una reseña publicada en el sitio web allafrica.com.

El diario asegura que, “en contradicción de los protocolos acostumbrados, el diplomático abandonó el continente africano el sábado 19 de mayo rumbo a Paris, sin notificaciones oficiales a la Cancillería local y hoy día en la Cancillería venezolana se desconoce su paradero.

La policía de Kenia inició con rapidez investigaciones relacionadas con la muerte de la máxima diplomática de Venezuela hallada ayer estrangulada en su casa en Nairobi.

 

Comentarios: