Los puntos del destino anuncian un nuevo liderazgo

Con él llega el futuro...
Las grandes etapas históricas, no pueden ser claramente visualizadas en el momento en que están naciendo o muriendo; sólo el tiempo deja ver con claridad lo que ha estado pasando; no obstante a través de la herramienta astrológica podemos adelantar y precisar estos ciclos antes de que ocurran.
Desde hace tiempo, nosotros visualizamos al año 2010, como punto importante para el cierre de un ciclo histórico en Venezuela, pero también señalamos que todo final tiene un período de transición.
En 2010, la suma de organizaciones políticas que no seguían directrices del oficialismo en Venezuela, obtuvo más votos que la coalición gubernamental en las elecciones legislativas. Pero hubo un hecho que sólo desde la perspectiva del tiempo, podrá considerarse como un hito histórico: Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado Miranda, comenzó a aparecer en las encuestas como el dirigente opositor más “presidenciable”, y su candidatura fue asomada tímidamente por Julio Borges, coordinador del movimiento político donde milita Capriles.
¿Qué pasaba en 2010 desde el punto de vista astrológico? Los Nodos Lunares, los puntos del karma y el destino, transitaban por Capricornio y Cáncer, exactamente por donde los tiene el presidente Hugo Chávez en su carta astral; y al respecto dijimos que un ciclo en la vida del mandatario, estaba por cerrarse, por concluir, después de una etapa de 18 años que comenzó en 1992, justo cuando Chávez encabezó el intento de golpe de Estado.
Lo que en ese momento no sabíamos, es que esos mismos puntos del destino en Capricornio y Cáncer, también los tiene en su carta astral Henrique Capriles Radonski, de tal forma que en 2010, estaba iniciándose una nueva etapa en su vida, estaba naciendo un liderazgo.
Henrique Capriles Radonski es un líder predestinado, como lo fue Chávez en su momento; las primarias de la oposición, más que definir un candidato presidencial único, fue el gran parto de un nuevo liderazgo en Venezuela.
El hecho de que Capriles no ofrezca cambiar la Constitución del 99, sino hacerla cumplir, es un mandato kármico y de destino, un mandato que dio impulso el presidente Hugo Chávez en 1999, pero que luego dejó de lado al no hacerla cumplir y querer modificarla; Capriles tiene el mandato kármico de darle vida a esta carta magna.
Así como Chávez fue un líder predestinado para destruir viejas estructuras, Capriles lo es para construir lo nuevo.
La evidencia de que un nuevo líder predestinado ha nacido está en el contraste de lo que proyecta cada uno; ahora sí hay verdaderamente dos polos, antes todos estábamos en un solo lado, el de la confrontación, y quienes se hastiaron de la guerra fueron convirtiéndose en el numeroso grupo de los “ni-ni”, que no encontraban camino para expresarse. Hoy Capriles ha dado un cambio energético a Venezuela que empieza a pensar en positivo, en lo que hay que construir y no en lo que hay que destruir.
Por su parte, Chávez, cuyo ciclo astrológico se cerró en 2010, está viviendo, al igual que Venezuela, una transición. Pero para entender esto, es bueno que veamos cuáles han sido, desde el punto astrológico, los ciclos históricos de Venezuela.
Veamos como los ciclos históricos de Venezuela guardan una casi perfecta sincronía con el ciclo de los Nodos Lunares, cuyo recorrido completo por el zodíaco es de 18 años, y la mitad del recorrido es de 9 años. A partir de la llegada al poder de Cipriano Castro, los ciclos históricos de nuestro país guardan relación con los Nodos Lunares transitando por Cáncer (signo solar de Venezuela) y Capricornio (nuestro signo lunar).

ETAPA CASTRO-GÓMEZ (DICTADURA)

Aquí hay que señalar, que no siempre una etapa comienza con la justa llegada de un líder al poder, pues en muchas ocasiones, el primer paso que da el líder en busca del poder, tiene marcada la fuerza del destino.

Esta etapa está relacionada con la llegada al poder de Cipriano Castro, y junto con él, de Juan Vicente Gómez. Pero el momento del inicio del ciclo del destino está marcado con la fecha en que Castro dio comienzo, en Capacho, estado Táchira, a su gesta, la revolución liberal restauradora, el 24 de mayo de 1899, con los nodos transitando así: Nodo Norte en Capricornio y Nodo Sur en Cáncer.

Esta larga etapa concluye con la muerte de Juan Vicente Gómez, en 1935, con el Nodo Norte en Capricornio y el Nodo Sur en Cáncer. El tiempo que gobernó Castro representó medio ciclo de los nodos, y el tiempo que gobernó Gómez, un ciclo y medio (18+9) es decir 27 años. En total, la etapa fue de 36 años, dos ciclos completos de los Nodos Lunares (18+18).

TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA

En 1935 al morir Gómez, asume el poder Eleazar López Contreras, con el Nodo Norte en Capricornio y el Nodo Sur en Cáncer. Luego asume Isaías Medina Angarita.

Con Medina concluye este ciclo de transición el 18 de octubre de 1945, cuando es derrocado. El Nodo Norte está en Cáncer y el Sur en Capricornio. Curiosamente, Medina es signo Cáncer y Rómulo Betancourt, líder de la conjura, tiene los nodos en Cáncer y Capricornio. Esta etapa representó medio ciclo de los nodos (9 años aproximadamente).

DEMOCRACIA-VOTO UNIVERSAL

Esta etapa que nació en 1945, paradójicamente a través de un golpe de Estado, y estuvo marcada por la llegada del voto universal, directo y secreto, y si bien esta fase democrática estuvo interrumpida por la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, es de hacer notar que la misma dictadura utilizó en dos ocasiones el voto universal para intentar legitimarse. En octubre del 45 Betancourt asume la presidencia con el Nodo Norte en Cáncer y el Sur en Capricornio.

Esta etapa llega a su final desde el punto de vista energético, el 4 de febrero de 1992 cuando Hugo Chávez lanza su intentona de golpe de Estado. El 4 de febrero del 92 el Nodo Norte estaba en Capricornio, y el Nodo Sur en Cáncer. “Curiosamente” Hugo Chávez tiene el Nodo Norte en Capricornio y el Sur en Cáncer.

CICLO “PRE-CHAVISTA”

Podría pensarse que el inicio de la etapa “chavista” ocurrió con la llegada a la presidencia de Hugo Chávez en 1999, pero energéticamente no fue así. Si bien desde el punto de vista formal, entre el 92 y el 99 se mantuvo el sistema iniciado en 1945, lo cierto es que a partir del 92 el sistema perdió poder y se fue desmoronando. Es una etapa pre-chavista.

A partir del 92 se derrumban los partidos tradicionales, al poco tiempo, en el 93, sale del poder Carlos Andrés Pérez sin culminar su mandato, a ser destituido por la Corte Suprema de Justicia (es como decir que Chávez logró sacarlo del poder con efecto retardado).

Luego gana la presidencia un líder tradicional como Rafael Caldera, quien no tenía chance antes del 4 de febrero del 92, pero gracias a su discurso ese día que de alguna forma se ponía en sintonía con Chávez, sube las encuestas y gana en 1993, sin su partido, y con una nueva organización. Posteriormente, Caldera indulta a Chávez, y gracias a ese hecho, en el 98, Chávez puede postularse como candidato presidencial. Gana las elecciones y cumple una primera etapa de gobierno bajo los cánones de la constitución del 61.

ETAPA CHAVISTA

Chávez lanza la Constituyente y se promulga una nueva Constitución que alarga el período presidencial de 5 a 6 años. Convoca a elecciones para “relegitimar” su mandato, y comenzar un nuevo período bajo las normas de la nueva constitución.

Las elecciones se realizan el 30 de julio de 2000 y las gana, comenzando así otra nueva etapa en la vida venezolana, y los nodos están en Cáncer y Capricornio, es decir, desde febrero del 92 a julio del 2000, se ha cumplido un medio ciclo de los nodos, 9 años aproximadamente. Esta nueva etapa da comienzo al chavismo consolidado.

LA TRANSICIÓN…

En el 2010, se cumplió el ciclo completo de los Nodos Lunares, 18 años, iniciado el 4 de febrero de 1992, y 9 años desde la relegitimación de poderes que dio inicio formal a la República Bolivariana de Venezuela. Una nueva etapa se cierne sobre nuestro país.

El nuevo período presidencial se inicia en enero de 2013 y finaliza en enero del 2019. Si sumamos desde 2010 hasta el 2019, son casi nueve años, es decir, que desde el 2010 hasta el 2019 tenemos por delante un medio ciclo de los nodos, que significan una nueva etapa histórica en Venezuela a la cual estamos llegando, y ya se siente en el ambiente una transición en marcha. El cambio está escrito.

Pedro González Silva
starpetrvs@hotmail.com
twitter: @pgonzalezsilva
www.termometrozodiacal.blogspot.com

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Alfredo Infante sj. La situación tiende a agravarse, se agravará.

«La situación tiende a agravarse, se agravará. Pero mientras más se agrave más fragmentada estará la sociedad. La movilidad urbana y transurbana es necesaria para...