MADURO ENCADENADO…

“Las grandes masas responden al llamado del corazón, no al de la razón”
“Cosa grave: la ignorancia de la ignorancia”
“Más importante que el cómo empiezan las cosas es cómo evolucionan en nuestras manos”
Dichos NEUROCODEX
“ a partir (sic) de este jueves se distribuirán 428 mil tabletas de acetaminofén en toda la red de hospitales públicos del país, medicamento utilizado para la atención del dengue y la fiebre chikungunya.”
Ministra (sic) para la Salud, Nancy Pérez Sierra.

Saliendo de la Chikungunya y enterándome de que un hermano, tres compañeros de trabajo, varios vecinos y personas en diferentes ciudades padecían de lo mismo, con los terribles dolores de huesos y articulaciones, la fiebre, la falta de energía y una tos persistente, no me quedó otra que encender la radio con el fin de mitigar lo que era el mayor de los fastidios experimentados en mucho tiempo, amén del temor de las complicaciones que ya anunciaban personas diferentes de a quien le corresponde, oficialmente hablando, informar de la situación de epidemia nacional brutal que nos acompaña; lamentablemente independiente de cualquier ideología que se decida asumir ante la contundencia de la naturaleza que nos precede en aproximadamente 14.000.000.000 de años (aun así, hay quienes se empeñan en querer superar tal hazaña con unos libritos malgastados del siglo XIX, escritos en medio de grandes ignorancias de las leyes de la vida que, oportunamente, han sido descubiertas posteriormente por genios de la talla de M. Plank, A. Einstein, S. Freud, F. De Saussere, J. Piaget, Th. Kuhn, E. Morin, para mencionar unos pocos solamente.).
Así que, como decía, comencé a entretenerme con cierta música cuando la interrupción de las ya consabidas cadenas hizo su aparición. Con su voz trasnochada, lenta, torpe, el ya ultraconocido pretendiente comunicador social me trasladó bruscamente a un país totalmente diferente, digno de Alicia (la de Carroll, se entiende), donde 10.000.000 millones de escolares asisten felices y cantando al inicio escolar, en locales perfectamente acondicionados para que la formación se expanda como esas modernas espumas conque algunos artistas se entretienen creando formas maravillosas en el espacio. En síntesis una perorata acerca de “tu país está feliz”, abastecido, progresando, creando ciencia y tecnología de última generación que deja boquiabiertos a chinos, japoneses, alemanes, franceses, noruegos y, por supuesto, imperialistas envidiosos de no poder acercarse siquiera a tanto progreso. Lo peor fue que en la medida en que explicaba (sic) o improvisaba (a veces no resulta sencilla la distinción) se iba entusiasmando y subía la voz, acelerando el discurso, hasta que volvía a caer en su acostumbrado ritornelo lento, reiterativo, sistemático y concéntrico alrededor de los saboteos que impiden que lo que señalaba minutos antes se cumpla por ahora, obligando a la imperecedera postergación, tan típica de estos últimos 16 años… Y así retorné a la cruda, terrible y terca realidad espacio-temporal: No hay Paracetamol para aliviar los terribles dolores articulares… Y mientras tanto, los otros obligados por la naturaleza de su oficio a combatir tanta estulticia, en lo de siempre: ¿Cuántos votos llevamos para la Asamblea?

luisraochamariñoLuis Arocha Mariño

Psiquiatra

Comentarios: