Manuel Avila: Aves de rapiña

Cuando Eduardo Fernández llamó “aves de rapiña” a los partidos políticos que forman parte de la MUD lo hace con razón, porque en esa institución se mueven los personajes de la política como aves de cetrería, que tienen garras para cavar con cualquiera que ose retar su fuerza rapaz.

Y eso ha quedado probado con las decisiones de dejar en solitario a Leopoldo López en su lucha contra el oficialismo, de María Corina Machado en su afán de mantener vivo su liderazgo y del partido Copei, al que le tocó recibir sus porrazos de parte de los gavilanes de la oposición venezolana.

La lucha dentro de la MUD es lo más parecido a un matadero para imitar aquella obra de Esteban Echeverría “La cautiva y el matadero”, donde los zamuros se peleaban por las vísceras de los animales muertos.

Sabe la gente que la MUD es un antro de bandidos sin alma, donde Henry Ramos, Julio Borges y Manuel Rosales se disputan las mejores piezas de la política y que sustituyeron a Copei por Voluntad Popular, para hacer el cuarteto de malandrines que toman para si, el control político del país.

Que lucha sin cuartel se libra dentro de la institución que lidera Chuo Torrealba, que resultó la peor bacteria de la MUD y que suplió a Ramón Guillermo Aveledo, con un afán de protagonismo de grandes dimensiones y terminó siendo la pieza de la conchupancia partidista.

Le ha correspondidó al conductor del programa “Radar de los Barrios” ser el instrumento perfecto de las mafias partidistas, que han arrasado con lo que quedaba de la sociedad civil y se entregó en cuerpo y alma a los dictámenes de los tres jeques de “la troika” partidista, que decide quiénes son los candidatos a las parlamentarias y quiénes no.

La fuerza de los tres partidos, devenidos ahora con VP en cuatro organizaciones, tratan de convencer a los idiotas que ayer votaron por Chávez, y ahora rectifican su historial con pasos laterales, para mostrarse como salvadores de la democracia.

Si esos que ahora pegan cuatro gritos ante las cámaras, y se dan golpes de pecho hasta que la gente les crea, que ya se arrepintieron del error histórico de comerse el corazón del país, en medio de la sangre del alma ciudadana.

No es con arrepentimientos y cruces de palabras huecas, que permitirá a quienes ayer se vistieron de revolucionarios y hoy aúpan a la MUD, para que dejen a los 4 partidos repartirse los espacios parlamentarios… en una cena entre ellos.

Tan grande es la mafia de la MUD, que cuando María Corina Machado propuso a Isabel Pereira como su candidata para suplirla ante su inminente inhabilitación, le dijeron que no procedía porque ya la MUD tenía a Freddy Guevara de VP, para darle protagonismo a la tolda naranja, que llegó tarde al festín del matadero… y por eso había que garanttizarle los espacios restantes, que le permitieron darle la zurraspas por el resto del país, así como le dieron la ñapa al colocar a la chinigua de San Juan Bautista, como suplente de Luís Emilio Rondón el Circuito 1 de Nueva Esparta.

Pero esas son algunas muestras ligeras de cómo Chuo Torrealba y la MUD se convierten en los verdugos de la democracia, con sus capuchas de mentirosos de la verdad.

Pero si esa es la gente que habla de cambios para destronar a la fracasada revolución, es solo un intento por quitar a unos para poner a otros, pero nunca en función de recuperar la libertad de los venezolanos.

De todas formas, lo bocones saldrán a gritar consignas de frustrados arrepentidos de su voto de ayer y de su afán de recuperar el terreno perdido por la democracia, en los últimos 17 años porque fue con el voto de esos esbirros del cigarro y la falsedad de las ideas, que Chávez llegó a Miraflores y no resulta fácil quitarse las caretas de la degeneración política, ante una sociedad que vio las emociones desbordarse por las comisuras de las capas corredizas, que le embadurnan el hocico a los bocones de oficio.

Ahora… creer que con los resultados de las parlamentarias se borrarán los daños que le hicieron al país los chavistas de ayer, y los demócratas de hoy es solo entrar en diatribas de seres degenerados, que solo soplan la brisa en medio de vicios y francachelas de juegos de dados entregados a patarucos sin alma.

Con esas aves de rapiña no habrá cambios y ganen o no las elecciones, esos bichos seguirán en la senda de las conchupancias para taparle el hocico a los babosos culpables de esta tragedia.

Manuel Avila

@encíclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández 30 de octubre 2017, lunes #PeriscopioVenezuela

http://americanuestra.com/la-ilegitima-destitucion-del-gobernador-del-estado-zulia/  La ilegítima destitución del gobernador del estado Zulia-José Ignacio Hernández Prodavinci y AN. Esta decisión puede ser calificada como un golpe de Estado en...