Manuel Avila: Barajo en Maneiro

La locura de las ambiciones llegó al fantasioso “Municipio Ideal”, donde la empresa privada es la que en los últimos 14 años, ha realizado importantes construcciones y urbanismos que han proyectado al gobierno municipal.

No han sido grandes obras las realizadas por la gestión municipal, y salvo una que otra tontería mediática, no es mucho lo que ha generado el gobierno municipal. Y si de obras se trata, vemos como el Distribuidor “Jesús Avila” tan cuestionado por políticos del municipio ha sido la obra emblemática, de mayor proyección municipal.

Pero aún con las fallas de la gerencia municipal, que muy poco ha contribuido para el desarrollo del Municipio, salvo las fiestas patronales, la quema de cohetes y una que otra obra llevada a la imprenta para justificar el avance de la cultura.

Pero los políticos parecen rebullones en la búsqueda de espacios para ocupar el sillón municipal, donde se dice que hay aspiraciones de repetir de la misma alcaldesa, de nuevo o del “primer damo”, que si pierde como debe ocurrir por los lados del circuito 1, intentará de nuevo montarse en ese sillón municipal, que parece una herencia ganada en el tiempo.

En ese municipio ideal, entre comillas, no sé porque razón le pusieron ese eslogan de ventas, porque solo los centros comerciales, los negocios y las urbanizaciones son la única muestra que ha existido gobierno, en esta parte del territorio insular.

Eso si, la policía del municipio es uno de los aciertos de gestiones insípidas que nada de progreso ha anotado a un espacio privilegiado que debería tener grandes obras para el desarrollo de nuestros pueblos.

Y salen de todos lados candidatos de todos los colores, que por haber sido electos concejales sin votos, ya se creen que la fuerza suficiente para ocupar el sillón municipal.

Y de la Cámara Municipal brotan nombres, desde ya que impulsados por organizaciones políticas sin fuerzas, ni votos que se sustentan en la ficción llamada MUD, para pretender seguir cosechando beneficios electorales, a cuenta de una sociedad civil que, en un 60% ha votado masivamente en el tiempo, por candidatos invisibles.

En AD suena la figura de Oswaldo Martínez, quien fue la figura usada para empezar la destrucción de la monarquía roblera ¡y lo lorgó a fuerza de pundonor y coraje¡ Es un candidato con arrestos, profesional y querendón, pero tiene que superar el desconocimiento de su figura en el Municipio, donde no importa que sea adeco, sino que tenga deseos de trabajar y coraje para gerencial, porque por momentos ser miembro de partidos políticos, se convierte hasta en una raya pesada.

En PJ la lucha entre Samer Sthayech y Pedro Bravo ya se decidió en las primarias, donde el ahora Secretario General de PJ en Maneiro le pasó por encima al mito del impuesto candidato, a mandamás amarillo en ese municipio.

No ha superado Bravo los 108 votos en las elecciones anteriores, y solo con el camuflaje de la unidad, pudo sortear el rechazo que tiene entre la gente de ese municipio.

De manera que no tiene algún chance, y solo entre cuatro amigos suena su nombre como burgomaestre de un municipio que se la ha apuesto lejos, por su falta de humildad y su desconocimiento del territorio municipal. Entre los amarillos suena Samer Shtayecht que ya mostró que tiene la fuerza en el municipio y ha realizado un trabajo de hormiguita

El otro candidato que suena es Freddy Rojas, de UNT que tiene mucho tiempo como concejal y ya se habla de su jubilación, pero irá a elecciones internas, en lo que queda de UNT y tiene el obstáculo de la pareja municipal, que aspiran continuar montados en el coroto y que pospondría sus ambiciones por los siglos de los siglos.

Y de VP se dice que lanzarán a Giuseppe Di Fabio, que no tiene votos en este municipio, porque lo conocen poco y después de la torta que pusieron apoyando al hijo de papá, quedaron descarrilados en sus aspiraciones.

No se conocen otros candidatos y en el PSUV, hasta ha sonado el Director de Obras, Jesús Rosas, que es roblero y tiene el apoyo de Mata Figueroa para tal gesta municipal, donde no es fácil ganar, pero donde la gente ya se cansó de la misma dinastía eterna y busca cambios.

Ese es el Barajo en Maneiro, que pone sobre el tapete posibilidades ciertas y la ficción de que “el capricho de papá” también se anote, pero ya no cuenta por la debilidad mostrada con sus 1600 votos de las primarias.

Manuel Avila

@encíclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Última hora… Sicariato frustrado en Valencia hace minutos

Desde Valencia me reportan que sujetos desconocidos practicaron una operación de sicariato en el Centro Comercial La Grieta, frente al Farmatodo La Viña, en la...