Manuel Avila                          Del miedo al culillo

Con el RR se probó de nuevo que los números sembrados por el chavismo se volvieron polvo del camino cuando el pueblo venezolano se le volteó por completo por sus malas políticas. Es que un gobierno con la inflación en 400% no puede aspirar ganar ni siquiera unas elecciones de Consejos Comunales.

Eso me lo decía un experimentado político margariteño en día recientes cuando señaló con propiedad la frase de una Alcaldesa chavista que espetó “Amor con hambre no dura” para referirse a la crisis social y económica propiciado por el Presidente Nicolás Máduro. Perdió la calle la revolución, perdió el amor del pueblo y aquellos ciudadanos que ayer aclamaban a Hugo Chávez, ahora son enemigos declarados de un oficialismo que no termina de reaccionar ante la quiebra nacional.

No bastó con el término “guerra económica” para que la revolución se quitara de encima el sambenito de “hambreadores del pueblo” que fue el resultado de una economía inflada hasta niveles siderales al elevar hasta el cielo los precios de la primera necesidad. Y es que por ninguna parte se visualiza la dolarización de los salarios de los funcionarios públicos, de la empresa privada y de los trabajadores de todos los niveles de la sociedad venezolana.

Eso parece no interesarle al gobierno que sigue navegando entre escasez y colas para generar un clima de odios contra el gobierno y un rechazo brutal contra el Presidente Nicolás Maduro. De verdad no se puede vivir con ese caudal de crisis y con un pesado fardo de una economía destruida como consecuencia del bajón petrolero, de la escasa productividad y de la quiebra de las empresas pujantes que fueron expropiadas y cerradas por el mismísimo Nieto de Maisanta. Así se volvió loca la economía nacional en medio de tantas improvisaciones que se volvieron virales para dejar moribunda a una economía que en manos de los chavistas perdió su fuerza al devaluar la moneda y convertir el bolívar en un simple recuerdo etiquetado con el adjetivo fuerte.

De nada le sirvió al chavismo que el petróleo haya alcanzado sus más altos precios en manos del “Comandante Eterno” porque el despilfarro de los dineros públicos, la corrupción administrativa y la falta de tacto para manejar los fondos públicos se convirtieron en tres elementos claves para generar la tragedia económica nacional. Con ese viento en contra quedaron en el recuerdo las huellas de los 19 triunfos electorales del chavismo y pasaron a ser un culilluos que no piensan volver a medirse electoralmente porque no tienen votos en las comunidades.

Ahora pasamos del miedo al culillo casi inmediatamente porque saben los chavistas que no tienen al líder y menos el amor de un pueblo que se siente maltratado por un gobernante alejado de la realidad nacional. Así que creer que corriendo alrededor del ring se puede evitar la pelea es estar equivocado porque cuando hagan las elecciones perderán las 23 gobernaciones y la Presidencia de la República porque el Modelo Socialista quedó tirado en una cuneta con un sello de inútil que los saca del juego político y convierten al oficialismo en patinadores de la derrota

Manuel Avila

@encíclica.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández 9 de julio 2018, lunes #PeriscopioVenezuela buen día

http://americanuestra.com/la-caminata-sobre-vidrio-molido-de-cesar-miguel-rondon/  La caminata sobre vidrio molido de César Miguel Rondón, Mariángela Velásquez, Costa del Sol, AN. “El gobierno de Maduro es tan débil que parece aguantado...