Manuel Avila                 Días inciertos

No dudo que la oposición tenga 20% de ventajas sobre el oficialismo en la intención del voto porque la escasez, la inflación y la inseguridad son tres divinas personas de la política venezolana. Es evidente la calentera de la gente que ha visto transitar la escasez y sus colas por largo rato, la inflación que acaba con la nación y la inseguridad que ni las OLP pueden parar.

Con esos argumentos la oposición nada ha propuesto porque según ellos nada le hace falta para ganar las elecciones del 6D. Pero es evidente que la obra social del gobierno debe contar porque la entrega de viviendas, la casa bien equipada, las misiones, las pensiones y tanta dádiva revolucionaria como becas, canaimitas, tabletas, teléfonos, taxis, mercal, pdval, cemento, cabillas, Barrio Adentro y tanto sarao como “Suena Caracas” o “Suena Margarita”, también le dan opciones al oficialismo de salir ganadores en unas elecciones que son inciertas por ahora.

Tanto la oposición como el oficialismo se dan ganadores y quien tenga la mejor maquinaria y ponga a votar a los más pobres, a la gente del pueblo a su favor, ese será el que salga triunfador en estos comicios donde según los entendidos se juega el futuro de la patria.

Ayer no más un amigo de esos cobardones que opina sobre todo, pero se aculilla cuando está frente a otros, me decía que los chavistas no van a elecciones si van a perder y solo hacen procesos electorales cuando van a ganar.

Le respondí que en estas elecciones atípicas el oficialismo va por primera vez sin líder al proceso y al momento me respondió que la oposición tampoco tiene un líder de renombre porque quien podía ser está preso en Ramo Verde y sin esperanzas de salir.

Le repunte que la escasez dicen los chavistas es producto de la guerra económica y al salto me dijo “esa es otra mentira para justificar su fracaso de gobierno”.

No quise seguir debatiendo tantos puntos de las debilidades y tocamos por último la tesis de los candidatos y le asomé que son los mismos dinosaurios de toda la vida, jubilados, inasistentes y flojos y me respondió que en el oficialismo son todos desconocidos y solo muestran la imagen del muerto como salida a su ausencia de liderazgo.

Eso dice que no serán fáciles los resultados en una contienda electoral donde se dice votará mucha gente y donde ambos bandos llaman a emitir el sufragio.

Pero no quedan dudas de la fuerza del gobierno que intimida, presiona y mantiene sus votos duros porque “chavista no vota por opositor y eso está claro”. Ahora si los opositores lograron convencer a los chavistas que voten por ellos en estas elecciones, no hay dudas que tendrán chance de ganar el 6D, pero si la gente esta tan atravesada como los organizadores de la gira de Lilían Tintori que la llevaron a Unimar y la Urbanización “Jorge Coll” donde está la élite margariteña, no hay dudas que no saben buscar los votos del pueblo.

Y pero fue la jugada de Tintori que llamó 7 veces a Morel Gobernador para sorpresa de Alfredo Díaz que no terminó de entender ese juego perverso de considerar amigo de Leopoldo López a quien estuvo medio siglo gobernando Nueva Esparta para hacerse “El Emperador de la mentira”.

No quedan dudas que este proceso electoral del 6D será bien parejo y quien gane lo hará por mayoría simple, pues no es fácil ganar elecciones cuando hay una realidad económica y social de crisis y la oposición puso a los mismos bichos de toda la vida a ocupar de nuevo los curules de la AN para convertirse de nuevo en inasistentes, flojos y pendencieros porque que podemos esperar de Bolívar, Avila, Rondón, Ronderos que son adecos y viciados, pues a Jony Rahal todavía no lo hemos visto legislar a nivel nacional.

Manuel Avila

@encíclica

Comentarios:

One thought on “Manuel Avila                 Días inciertos

Comments are closed.