Manuel Avila: “El Lexus del Chivo”

El Lexus es una marca de automóviles premium creada por Toyota en 1989, para competir mundialmente con USA y mundialmente contra Mercedes Benz, BMW y Audi. Ese es el carro que compró la Alcaldía de Mariño en el mandato de Eligio Hernández, que tuvo el timón de la principal Alcaldía de Margarita y del Oriente del país, por largos 13 años.

Ya habían pasado las gestiones de Alberto Bittar, Luís Longart Guerra y Pedro José Velásquez y se le ocurrió a Eligio Del Valle comprar este vehículo premium que tanta polémica ha generado en Mariño. Es que ese Lexus ha venido de generación en generación, trasladándose de un funcionario a otro, pero una vez que salió Eligio Del Valle empezaron a correr el rumor en la Alcaldía de que Eligio había dejado el carro embrujado y llegaron hasta a decir que se realizaban en ese vehículo rituales.

No respetaron la generosidad del Alcalde saliente que muy bien se portó con concejales y funcionarios, pues no irán a decir ahora que Eligio no fue bondadoso con los círculos que lo rodearon esos 13 años de gestión. Ahora es muy fácil inventar historietas y cuentos fabulosos con protagonistas distintos a los que acompañaron a Eligio Del Valle y a María Eugenia y ahora no recuerdan de qué color es la piel de Dios.

Ahora sí puedo decir que los que en estos momentos son protagonistas estuvieron disfrutando de la sombra que les dio Eligio… por largos 13 años. Si Eligio hablara mucho cuento podría echar y ahora cuando lo ven, solo lo saludan con desdén como que nunca lo hubiesen conocido.

Esas son las vainas que le dan más relevancia a los animales que a los seres humanos, pues son bien traidores los que estuvieron en el juego y sufren de amnesia crónica, para no recordar los tiempos cuando pastaban bajo la sombra. Solo Eligio los conoce porque los vio en sus comederos acercarse para que le diera la mano amiga y lo hizo de buena nota, pues en Mariño todos se conocen.

Ese modelo de Eligio se ha venido repitiendo en Mariño por los años y es la cara del futuro de un municipio embrujado por modelos parecidos y similares hasta en la forma de actuar. Por eso, cuando se toca el tema del famoso Lexus de la Alcaldía se vienen a mi memoria los recuerdos cuando el Lexus se desplazaba por las calles de Porlamar como el propio batimóvil y solo que Batman y Robin aparecieron después en el próximo gobierno municipal.

Por ahí andan con sus caretas apostando a los contraticos, a la grama china y a poses de floristeros y danzarines que nada le dejan a Porlamar, pues ni siquiera conocen la esencia del porlamarense.

No conocen su identidad y andan a tientas buscando quien los oriente en ese valle de lágrimas. Pero el Lexus después que salió Eligio quisieron entregárselo a una de las secretarias y la mano acerada de Bestalida Salazar impido que se cometiera un delito por peculado de uso, que hubiese traído colas.

Finalmente el Lexus quedó en manos de Bestalida Salazar que lo cuidó durante 4 años y lo entregó inmaculado sin una sola raya. Eso el acontecimiento del rapto del Lexus se produjo de manera escandalosa y casi sirvió para montar un show, porque en la urbanización donde vive la ex Directora General de la Alcaldía se presentó una comisión con funcionarios, que cuando vieron la figura elegante de Bestalida Salazar se pararon firmes por respeto a la funcionaria que los arreaba en el pasado reciente cuando había un director que mandaba.

Así se llevaron el Lexus en grúa para otro destino hasta que se lo cedió el mismísimo Alcalde a su compadre “el Chivo” Francisco Narváez, que hizo todo una hazaña para comprar los cauchos, y mantuvo el carro si ni siquiera rodar por largo rato.

Más miedo le tiene el Chivo a los comentarios municipales que a las brujerías del Lexus, que nunca aparecieron y mientras en el CLEBNE lo tienen a pan y agua, porque es el único diputado sin carro, tuvo que entregar el vehículo… por miedo al peso de la ley.

Por eso, la historia del Lexus de Eligio la conoce todo Porlamar, y el Chivo sabe que no es funcionario de la Alcaldía y puede caer en peculado de uso, pero además no quieren dar ninguna ventaja al Chivo que es candidato a la Alcaldía de Henry, Bernabé y Ronderos, razón por la cual “el animal que come monte” en la teoría blanca equivocada de partido fuera de tiempo, sostiene a todo pulmón que la oposición gana 5-0 en un score casi imposible y fuera de lugar.

Manuel Avila

@encíclica                                                                                                                

Comentarios: