Manuel Avila “Esta es una lucha del pueblo”

 

“Esta no es una lucha de partidos, sino del pueblo” dijo Henri Falcón a su llegada a Margarita, y es que el líder de Avanzada Progresista ha entendido hace rato que los partidos políticos entraron en su etapa de deterioro.

Eso al parecer no lo entienden algunos líderes que pretenden imponer a todo trance a viejas instituciones políticas demolidas por el paso del tiempo y que se niegan a cambiar sus visiones deformadas del hecho político y menos a cambiar los mismos rostros que tienen largo rato usufructuando el poder.

Pero la torpeza de los seudo líderes que propician el ascenso al poder de los mismos tipos que han estado toda la vida beneficiándose del poder y aún continúan cabalgando sobre las ancas de la perdición nacional.

No terminan de entender los reyecitos de los partidos políticos que no pueden estar toda la vida amasando fortunas y jugando con los dineros del Estado para disfrazar su escaso liderazgo en patanerías de repartidores de caramelos envenenados.

Esa tesis de que no es una lucha de partidos, sino del pueblo le cayó como una lluvia de agua bendita a los alocados creyentes en las falsas ideologías secuestradas en el tiempo por seres sin alma que solo apuestan a entregarse en cuerpo y alma a las locuras del poder.

Parece que la idea de las ambiciones pasa solo por apoderarse del poder para abusar de los dineros del Estado para convertirse en lanzadores de caramelos y conquistadores de la pobreza espiritual.

No se hace un líder repartiendo canongías, ni pasando por encima de las necesidades humanas con una muestra de ostentación que nada le dice a las regiones, pues es evidente que mostrar los dientes cariados de poderes corrompidos que hacen negocios por debajo de las puertas y se les ve las cara de la degradación en sus rostros plagados de sonrisas falseadas en rostros humanos deteriorados por las mentiras de una sociedad enferma de tristeza.

Y si Henri Falcón dijo con voz sonora que después del 6D “Romperemos una pared que nos lleve a un camino distinto” es parte de los análisis de quienes creen en un exceso de triunfalismo enfermizo, que va más allá de los partidos.

Pero será que esa lección gritada por el líder de Avanzada Progresista no le movió la conciencia a los políticos de Nueva Esparta que todavía apuestan a elgir figuras difuminadas como Tobías Bolívar, Orlando Avila, Luís Emilio Rondón y Oscar Ronderos que tienen más de medio siglo deambulando por los caminos de la perdición política.

A lo mejor no le dijeron a Falcón sus coordinadores en Nueva Esparta que Bolívar, Avila, Rondón y Ronderos tienen media vida transitando los caminos de los partidos políticos y que todavía no quieren abrir paso a las nuevas generaciones.

Eso no lo supo nunca Henri porque en Nueva Esparta son los mismos bichos de uñas los que aspiran continuar gobernando por encima de quien sea la Gobernación, las alcaldías, los Consejos Legislativos y las Cámaras Municipales.

Ahí es donde se contradice Henri Falcón porque después de reflexionar sobre la tesis que no es una lucha de partidos sino del pueblo fue capaz de apoyar a figuras como Tobías Bolívar, Nano Avila, Luís Emilio Rondón y Oscar Ronderos, razón por la cual el discurso se le fue de la manos al contraponer sus ideas en una especie de ritornelo de la locura política.

O entiende Henri Falcón que los cambios deben producirse con nuevos protagonistas o se queda enredado en la red de las torpezas políticas al apoyar a quienes nunca representarán a los ciudadanos de Nueva Esparta. No quiero pensar que éste Henri Falcón es una mal copia de aquella gallina simbolizada en Arias Cárdenas, pues es evidente que apoyar a los jubilados del viejo Congreso y a los eternos funcionarios públicos que toda la vida han pululado por los caminos de la administración pública venezolana.

Y nadie le dijo a Henri que esos candidatos son los mismos inasistentes que nada hicieron por Nueva Esparta. Esas son las contradicciones que nos hacen dejar de creer en los políticos confundidos que confunden al pueblo con los partidos y viceversa.

Manuel Avila

@encíclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Paradigma            Manuel Avila                    Arde el país

Por todos lados hay protestas de todos los empleados públicos, los hospitales en cierre técnico, los bancos en crisis, los servicios públicos colapsados, la escasez...