Manuel Avila   Las encuestas hablan

alfredo díazLa lucha fratricida entre Alfredo Díaz y Morel Rodríguez en Nueva Esparta muestran un panorama interesante en la región porque se trata de una vieja confrontación que estaba anunciada hace bastante tiempo. Esa lucha fratricida se veía venir porque el pasado se enfrentaría al porvenir en un momento estelar de la democracia. Y es que por largos años el liderazgo del roblero se hizo presente en la región y muchos lo vimos caminar con el pecho alzado a la espera de cualquier rival para tirárselo en caldo e’ ñame como dicen por estas islas.

Nadie se atrevía a enfrentar al ex Jefe de AD en Margarita porque era un ser con características de semi dios de la política hasta que aparecieron Virgilio Avila Vivas y Rafael ”Fucho” Tovar que salieron al ruedo a disputarle al roblero el liderazgo en la región. Esa situación solo pasó por una fugaz gestión de Virgilio y la pasantía de 4 años de Fucho por la Gobernación de Nueva Esparta.

Pero de ahí en adelante volvió Morel a dominar en el liderazgo local después que Alexis Navarro estuviera cuatro años en el Palacio de Gobierno. Ahí vinieron los 8 años de Morel Gobernador y por debajo se cocinaba a fuego lento en el caldero de AD la candidatura de Alfredo Díaz como candidato a la Gobernación de Nueva Esparta.

Esa candidatura se hizo realidad después de dos períodos de mando en Mariño y que le sirvió de catapulta al muchacho de Conejeros para saltar al ring a batallar con la figura del viejo liderazgo que nada de importante le tuvo que aportar a la Nueva Esparta de los nuevos tiempos.

Venía la disputa que está ahora reflejada en las encuestas a través de la opinión de los neoespartanos que en todos los sondeos de opinión y donde el burgomaestre de Mariño exhibe un 55% que se hace inalcanzable para quien aspira de nuevo ser el mandatario regional contra un alcalde que creció viendo mandar a Morel, pero siempre con la mirada puesta en ser algún día Gobernador de Nueva Esparta.

Así llegó el momento del careo final entre el pasado y el porvenir y no dudó la gente en emitir su opinión a favor de la postura de la nueva generación, pues es evidente que la gente se cansó de los mismos tipos en el poder por tanto tiempo.

La idea de cambios se posesionó del alma de los neoespartanos y no solo dejaron atrás la forma de gobernar de la revolución, sino que empezaron a tejer la idea de la renovación política y el afán de trascendencia a la hora de elegir a sus gobernantes. No se olvida el paso del tiempo en la política que es un enemigo impenitente de quienes pretenden perpetuarse en el poder y no terminan entendiendo que la gente también se cansa de ver a los mismos rostros en el poder.

Ese nuevo modelo de hacer política dirigido a beneficiar a los estratos más depauperados de la población marcó la ruta a seguir en la nueva forma de hacer política y por eso cuando en cualquier lugar de Margarita y Coche se menciona al alcalde de Mariño se deshilachan las pasiones para que la gente lo señale como la figura emergente para conducir los destinos de Nueva Esparta.

Eso es lo que está planteado y por eso cada encuesta le da de ganador a la hora de la medición final cuando estanos a 4 meses de las elecciones regionales y donde César González y Leopoldo Espinoza Prieto huyen de cualquier contienda electoral que les quite los privilegios de gobierno. Eso es lo que viene porque las cartas están echadas y las encuestas hablan.

Manuel Avila

@encíclica

Comentarios: