Manuel Avila Tragedia espartana

La gente del país perdió la memoria, se quedaron sin sesos y parece que les dio la peste del olvido o alguna vaina parecida a ateroesclerosis. Es que los venezolanos, parece que por arte de magia, cuando llegó el síndrome Chávez se formó un desorden mental, que volvió locos a los ciudadanos de una patria que dio una voltereta de 360 grados para convertirse en una nación de pobres, con una inflación que supera el 200% y le abrió un agujero enorme en el coco a la gente para que no supiera elegir más nunca.

Si es bien cierto que los chavistas van a continuar la fiesta de aprobar cuanta orden salga de Miraflores para complacer a los jefes de la ideología roja, a los opositores le ha correspondido ser unos inasistentes consuetudinarios que no defendieron nunca los intereses del país porque nunca estuvieron presentes.

Ahora si se trata de elegir diputados no es posible que todavía pretenda la oposición elegir a los mismos ignorantes que nada aportaron a la discusión ideológica del momento. No termino de entender como la oposición se atrevió a elegir los mismos espantapájaros que solo fueron a cobrar y a dormitar a la AN.

Eso fue lo que hicieron porque los representantes de Nueva Esparta, los tres caballitos de las inasistencias nada aportaron a la causa opositora y mientras Williamn Fariñas hizo su trabajo para hacer quedar bien al proceso, los inasistentes opositores brillaron por su ausencia siempre.

Por eso a los neoespartanos le costará un imperio ir a sufragar por Tobías Bolívar y Nano Avila y si acaso votarán por Jony Rahal que al igual que “el Hijo de Papá” fueron los inasistentes más grandes la historia política regional.

Eso es lo que dicen los registros de inasistencias de la AN y del CLEBNE. Con dos inasistentes en la AN y un inasistente regional más se presenta una confusión bien grande para un elector que sabe historia y que no termina de conocer de qué están hechos estos irresponsables diputados margariteños.

Para completar la torta nos trajeron a Margarita dos paracaidistas provenientes de la cúpula política caraqueña, de la élite partidista nacional. Uno jubilado del antiguo Congreso Nacional llamado Luís Emilio Rondón y otro llamado Oscar Ronderos que es un incondicional de la tropa de privilegiados del “Pájaro Loco” de AD.

En ese mundo de locura política nacional y regional la oposición realizó unas primarias amañadas que dejaron en peor situación a los candidatos de la oposición porque soltar a Nano Avila y Luís Emilio Rondón por los caminos de esos 7 municipios a lanzar flechas y a caerle a mentiras a los habitantes del Infierno Rojo es una tragedia para la espartanidad

Debería darle pena a los integrantes de la MUD y a los partidos políticos ondear las banderas de la Unidad con unos alabarderos que nada le dicen a Nueva Esparta, pues esa comparsa de músicos sin instrumentos es solo un nuevo intento por mostrar la etiqueta de diputados inasistentes, sin coraje y disfrazados de parlamentarios de mentira.

Eso es lo que hay y por ahora nos toca elegir de nuevo en un ambiente de crisis, donde los que proponen cambios solo estuvieron dormitando en las butacas de la AN. Solo hicieron y no sé por qué aspiran de nuevo para completar “la tragedia de las espartanidad”, pues solo son inasistentes que nada aportaron en un período legislativo donde nunca defendieron a Nueva Esparta.

Manuel Avila

@encíclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

CR Español/ El Proceso de Paz de Colombia al borde del abismo

Redacciónpublicado el 27 abril 2018 En Colombia, el malogrado Acuerdo de Paz con las Farcse encuentra al borde del abismo. A pesar de los ingentes esfuerzos...