María Graciela Díaz Lonigro Los uniformes de la muerte y la vergüenza

“…Mi abuela decía: habría que acabar con los uniformes que le dan autoridad a cualquiera, ¿qué es un general desnudo?”
(Facundo Cabral)
Guardia rodilla sobre madre e hijo
Nadie hasta hoy ha podido definir tan bien a esos disfraces deshilachados, maltrechos, fétidos y hediondos a sangre absurdamente joven, que ellos mismos asesinaron.
Hasta hoy los asquientos uniformes de la muerte, la barbarie, la indecencia y la vergüenza, han asesinado a 80 jóvenes cuyas armas eran las ideas y los sueños de Libertad. Que ignominia!
Esos uniformes que lejos de infundir respeto, honorabilidad y majestad, lo único que te pasa por la mente, cuando los ves, es esta larga película de terror, iniciada hace ya 17 años, de la mano de otra letrina uniformada llamada HCh. Son el desprecio, el asco, la nausea y las ganas de hacer justicia. Sí justicia, es el deseo que late en el corazón de cada venezolano digno, yo deseo que paguen de todas las maneras posible sus crímenes incalculables.
Los uniformes venezolanos son uniformes de la muerte y la vergüenza, ya compiten con los de la SS, la Gestapo, la Guardia Civil franquista, las Camisas Pardas de Mussolini y cuanta mierda represiva ha registrado la historia de la humanidad.
En lo particular debo confesar que jamás me han gustado los uniformes y desprecio más aún a quienes los portan. Para las Naciones mantener a esa camada de Parásitos que se comen mucho del presupuesto Nacional, sin haber librado ninguna “guerra”, o peor saber que los impuestos que he pagado toda mi vida, han ido a parar a las barrigas flácidas y alcholizadas, de esa escoria de generales, coroneles, capitanes y sargentos, es deneslable, pudiendo haber sido empleado en salud, educación y trabajos sociales.
Cuando hago una panorámica de toda la basura que contienen las “instituciones” en mi Venezuela actual y debo votar por la más pauperrima e inmoral, la FANB gozan de mis 20 puntos, de la excelencia de lo peor, sin distingo y sin excepción.
A veces leo voces que dicen: “Los Militares también están atados de manos, ellos son víctimas de la Dictadura al igual que los civiles”…
Pues entonces yo desde aquí les exhorto que den un paso al frente y se SUICIDEN EN MASA, como punto de honor, porque ya que no pueden restituir el hilo constitucional, ya que no logran servir a la Patria y defender a los ciudadanos venezolanos y honrar el juramento que hicieron: MATENSE, acaben con sus desdichadas y putas vidas…que no sirven para nada!!!
Acaben con su propia vergüenza: esa de ser militares. Reunanse todos los que deseaban salvar a la Patria y estan atados de mano y MATENSE, SUICIDENSE, así por lo menos han de salvar el poco e ínfimo honor que dicen tener, pero no “pueden” expresar.
El tiempo va a pasar y tal vez un día logremos fundar la 6ta. República, ésa que sine qua non, debe nacer pura y libre sin más nunca FAN, sin jamás un uniforme asqueroso, manchado de sangre venezolana, sin generalotes inflamados de guisky y langostas, sin coroneles guisando contrabandos, aquí y allá, sin capitanes corruptos en contraticos millonarios, sin sargentuchos pidiendo pal’ fresco y pal’ pollo en brasa y por ende sin soldaditos zombies de hojatala con lobotomía incluída…
En fin sin FAN…sin “desalmados disparando contra desarmados”, como dice Daniel Lara…
Lic María Gabriela Díaz L.Maria Graciela Díaz L.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

“Tú periódico impreso en las redes” NOTICIAS JR presenta: Titulares más resaltantes de hoy jueves 08 de noviembre de 2018

➡   38% de los venezolanos desean irse del país por la crisis Consultores 21, empresa de estudios de mercado y opinión pública, publicó un nuevo informe...