Melanie Intriago Manjoud Los problemas del recurso hídrico en Venezuela

01/07/2018 La ONG Internacional con sede en 12 países, Centro Internacional de Derechos Humanos, Justicia y Libertad (Cein), capítulo Venezuela, abre una nueva ventana a la comunidad científica nacional para estimular un programa de investigación y análisis sobre el tema de políticas públicas.

Ello con la finalidad de dar respuesta al enorme déficit en la calidad de los servicios públicos que recibe nuestra población y a las gravísimas violaciones de derechos humanos, sociales, económicas y civiles, que en este momento afligen y aquejan a la sociedad venezolana.  El investigador Miguel Méndez Rodulfo es definitivamente un estudioso con años de trayectoria en los asuntos de políticas públicas y de visión país, contando este destacado intelectual social con la colaboración y el conocimiento de especialistas de muy alto nivel en cada área, ha diseñado fundamentales documentos sectoriales que abordan estas problemáticas, de manera de poder brindar al país un diagnostico, unas premisas y aun más importante unas propuestas de solución a estos grandes aspectos de la futura gobernabilidad, entre los que se encuentran los sectores de Desarrollo Urbano y Vivienda, Agua potable y Saneamiento, Electricidad, Residuos Sólidos, Salud, Agroalimentario, Telecomunicaciones, Estructura Organizativa del Gobierno, etcétera.

La metodología desarrollada por este equipo de notables en políticas públicas, obra en el terreno para hacer de los complejos documentos investigativos instrumentos pedagógicos de fácil lectura y comprensión por parte del estamento político, que es el principal usuario de la Política Pública y del público en general, ya que se trata de temas técnicos muy complejos relacionados con la gerencia pública.

Esta entrevista es un aporte cardinal de este investigador, al igual que su continuada labor de rescate de la planificación como gran herramienta de manejo de la función gubernativa, la definición de un mapa funcional de la organización del gobierno en los ámbitos nacional, regional y municipal para aplicar las políticas y la insistencia en contar con leyes y planes que se adecuen a las políticas diseñadas.

Este esperanzador intercambio nos aclara que existen hoy expertos laborando día y noche en compendiar procedimientos y acciones de aplicación inmediata, para solucionarle definitivamente al país la comprometida situación que hoy atraviesa.

¿Dr. Miguel Méndez, es el agua potable un derecho humano fundamental de los venezolanos y es obligación del estado proveerla?

-Si bien recuerdo fue el 28 de julio de 2010, que en una resolución de la  Asamblea General de las Naciones Unidas se reconoce palmariamente el derecho humano al agua y al saneamiento para todo ser humano, ratificando que el agua potable y limpia es  primordial para la realización plena de todos los derechos humanos.

Esa  resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales que suscriben dichos acuerdos a suministrar recursos financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable, saludable, limpio, viable y asequible para todos.

También en noviembre de 2002, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptó la Observación General nº 15 sobre el derecho al agua. El artículo I.1 establece que “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”.

La Observación nº 15 también define el derecho al agua como el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico.

¿Considera usted que Venezuela posee los recursos hídricos suficientes para brindar un servicio de agua potable eficiente a la población y asegurar su desarrollo?

-Si, efectivamente la convergencia intertropical de los vientos alisios del noreste y del sureste, asegura un nivel de pluviosidad adecuado para el país. Al sur del territorio el promedio anual se ubica en 3.600 mm y en el norte de Venezuela el promedio anual se encuentra entre los 600 a 900 mm. El territorio del país es drenado por más de un millar de ríos, grandes, medianos y pequeños, cuyas cuencas abarcan más de 1000 km². Por otra parte, estudios realizados por especialistas estiman que las aguas subterráneas (los acuíferos) podrían alcanzar 829.000 Km², las cuales contendrían capacidad para generar ocho mil millones de metros cúbicos por año. Los acuíferos más importantes se encuentran en la Costa Occidental del Lago de Maracaibo, en la Mesa de Guanipa y en la parte Occidental del río Apure.

Vale destacar que 14 Parques Nacionales proveen el 83 por ciento del consumo nacional de agua dulce ya que aportan más de 530.000 l/s, y permiten cubrir las necesidades de la mayoría de la población venezolana. De acuerdo con diversos ranking nuestro país está entre los 10 primeros del mundo en reservas de agua per cápita. También hay que decir que Venezuela es uno de los diez países con mayor biodiversidad en el mundo.

¿Existe hoy la infraestructura para disponer de esa riqueza hídrica, de manera de prestar un eficiente servicio a la totalidad de la población venezolana?

-Venezuela en la era democrática hizo un esfuerzo ciclópeo para planificar y construir un extenso y complejo sistema de provisión de agua potable y de saneamiento ambiental. En efecto, se hicieron las obras para satisfacer la demanda de la ciudad capital, pero también se atendió la demanda de la provincia. El Acueducto Regional del Centro para dar servicio a Carabobo, Aragua y Cojedes; El Turimiquire para proveer a los estados orientales; Tulé y Manuelote para satisfacer la demanda del Zulia; Los Clavellinos para dar agua a Nueva Esparta, así como una gran cantidad de acueductos de menor nivel y rurales, hicieron posible que se cubriera la demanda de 87% de la población del país.El Acueducto Metropolitano de Caracas, fue construido por etapas: El Tuy I (1960), Tuy II (1967) y Tuy III (1981). Actualmente se está construyendo el Tuy IV, planificado en los años 80, y que se debió concluir en 2012. Esta vasta red integrada de embalses, represas, acueductos, estaciones de bombeo, plantas de tratamiento y redes de distribución, es uno de los sistemas más complejos de operar del mundo por las distancias que debe recorrer (hasta 130 Km) y por las alturas que debe remontar (900 msnm a Caracas y 1.900 msnm hasta El Junquito).

¿Por qué entonces los graves problemas de suministro de agua que vive y sobrevive la nación venezolana?

-Porque el régimen prescindió de varios aspectos fundamentales: dejó de planificar, con la importancia capital que tiene esa actividad para la gobernabilidad de la nación; favoreció la descapitalización del recurso humano de alta capacidad técnica y gerencial, que se había formado durante años, para emplear en su lugar acólitos políticos, que ignoraban totalmente los aspectos técnicos del sistema, todo lo cual dio origen a una pésima gestión gerencial; por haber abandonado el mantenimiento preventivo y correctivo; por falta de presupuesto adecuado sobre todo el de inversión; por no haber ajustado las tarifas; por la militarización del sistema; por la corrupción, etc. En estos momentos a Caracas sólo entran 13.000 lts/seg. De estar concluido Cuira o Tuy IV, aportaría 10.000 lts/seg, suficiente para conjurar el déficit citadino y para aliviar al embalse Camatagua, de manera que éste pudiera nuevamente ser utilizado para riego.

De los 86 grandes embalses en Venezuela, todos fueron construidos en la democracia; de manera que han transcurrido más de 20 años sin que se construyeran embalses, acueductos, estaciones de bombeo ni redes, en tanto que la población ha crecido.

¿Qué problemas y dificultades presentan los sistemas de distribución del recurso hídrico actualmente?

-Hay 5 millones y medio de metros de tuberías que conforman el gran sistema de distribución de agua en la zona metropolitana; estos tubos ya han completado su vida útil y requieren ser reemplazados. Otro problema que afecta la adecuada prestación del servicio, además de las roturas de las tuberías, de las tomas clandestinas y de que en vez de 400 cuadrillas de mantenimiento atendiendo a la ciudad, existen actualmente 20, es que las sesentaestaciones de bombeo que operan dentro de la ciudad están en condiciones precarias.

Los embalses de la Mariposa y La Pereza, concebidos como reservorios o respaldos para la ciudad en caso de falla en el suministro del Tuy, no funcionan como tales y apenas si proveen muy poca agua. Tampoco nunca se construyeron los embalses de El Encantado, Las Adjuntas y la Dolorita. En el caso de Macarao, no lo pusieron a funcionar.

¿Cuál es el estado en se encuentran las grandes bombas que suben el agua a Caracas?

-Lo que pone en serio riesgo el suministro de agua a Caracas y que podría generar un colapso, es la situación de las grandes bombas electromecánicas que suben el agua desde los embalses del Tuy. De las cuatro estaciones de bombeo del Tuy I, que opera cada una con 4 bombas, sólo uno de estos equipos de impulsión de agua está operativo en cada estación; lo que equivale a que el sistema funcionara con una sola estación. El sistema Tuy II quedebe operar igualmente con cuatro estaciones de bombeo, cada una con 6 bombas, cuenta solamente con 3 equipos por estación; lo que implica que en realidad el sistema opera con sólo dos estaciones. El sistema Tuy III, que cuenta con 4 estaciones, tiene la particularidad de que las dos primeras funcionan con 5 bombas antiguas, en tanto que las otras dos tienen 5 bombas modernas. Como estas bombas de una estación a otra tienen que funcionar en paralelo, las nuevas deben operar en forma regulada; es decir, a menor capacidad, lo que dificulta su operación y acorta su vida útil. Este grave problema de operación y mantenimiento de las bombas y las cada vez más frecuentes fallas del sistema eléctrico nacional, presagian un colapso en el suministro del agua a Caracas.

¿La calidad del agua que consume el pueblo de Venezuela se ha visto comprometida?

-El tema de la calidad del agua no es menos grave. Es obvia a la vista la turbidez del agua que llega a los hogares. Esto se debe al trasvase de líquidos que llegan a Camatagua, desde el Lago de Valencia, a la muy alta contaminación del río Tuy, al mal manejo de las plantas potabilizadoras y a la escasa cantidad de sulfato de aluminio y de cloro que se le añade al agua. Proveer agua en malas condiciones puede dañar la salud de lapoblación, contraviene los derechos humanos y es un delito.

Prensa Centro Internacional para los Derechos Humanos, Justicia y Libertad (CEIN)

Twitter: @centrointerddhh

Instagram: @centrointerddhh

Facebook: Centro Internacional para los Derechos Humanos, Justicia y Libertad

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

ND/Amenazan de muerte a los colombianos que erraron penales

Mensaje por Carlos González » 06 Jul 2018, 20:06 Amenazaron de muerte a los jugadores de la selección de Colombia que erraron los penales en la dramática definición con...