Muchas Gracias presidente Saliente!

La oposición venezolana insiste en que el presaliente de Venezuela no ha hecho nada por este país, y realmente después de un largo análisis he concluido que no estoy de acuerdo con dicha afirmación, sino que por el contrario hoy quiero darle de todo corazón las…

Gracias porque con tus malas palabras reconocí lo asqueroso que se ve la gente que utiliza de muletillas del vocabulario soez.
Gracias porque con tu cinismo comprendí la importancia de una sonrisa sincera de un amigo.
Gracias por tu petulancia porque pude ver lo bajo que se puede caer por la ambición de poder.
Gracias por botarme de mi empleo como docente universitaria al no querer comprometerme con el “proceso” porque pude demostrarle a mis padres que practico los principios morales y las virtudes que me enseñaron.
Gracias porque con tu egocentrismo redescubrí a mis vecinos y amigos, olvidándonos del individualismo para compartir en las buenas y en las malas.
Gracias porque tus mentiras me llevaron a despertar y a luchar por mi país.
Gracias porque con tu odio aprendí que el amor es lo más grande en el cosmos y el universo, redescubrí a Dios y se abrieron los caminos para la verdadera comunicación con él.
Gracias  por tu prepotencia porque veo con más claridad que la humildad es la actitud para recorrer el camino hermoso de vivir plenamente.
Gracias por quitarme mis derechos porque ahora lucharé para que mi país funcione.
Gracias por hablar tanta paja loca, porque me convencí aun más que tenemos que dejar de hablar y debemos trabajar.
Gracias por arruinar la empresa privada porque todos pudimos ver como se estanca y se arruina un país rápidamente.
Gracias por vender mi país al mejor postor porque ahora nos dimos cuenta que nuestro sistema no era infalible, y ahora tendremos que crear uno mejor.
Gracias por dejar que otro país nos colonizara, porque con el ejemplo de Simón Bolívar recuperaremos la independencia.
Gracias por manipular la historia y deformarla a tu favor porque ahora sabemos los nombres y la historia de los verdaderos héroes de la patria.
Gracias por colocarnos sobrenombre despectivos porque aprendimos a convertir lo malo en bueno.
Gracias por tu idolatría desmedida por un líder extranjero que hundió a su país en el mar de la infelicidad, porque ahora tenemos la capacidad de discernir sobre nuestros futuros líderes.
Gracias por tu resentimiento social porque no permitiremos que vuelva a suceder.
Gracias por tus complejos porque es importante comprobar con antelación que el próximo líder de Venezuela no puede guardar odio ni resentimiento.
Gracias por ser tan ineficiente en tu gestión porque la mayoría entendió que presidente no puede ser “cualquiera”.
Gracias por concentrar los poderes públicos en tus manos para que saborearamos lo que significa vivir en una dictadura.
Gracias por concentrar en tu gobierno la ambición desmedida porque nos ahorraste el trabajo de investigación.
Gracias por destruir PDVSA porque ahora la construiremos más moderna y segura.
Gracias por quitarnos los puestos de trabajo para dárselos a extranjeros, porque ahora podremos demostrarle al mundo que nosotros hacemos las cosas mejor que ellos.

Gracias por tirartelas de mesías porque vimos que un país lo hace su gente y no un empleado público.
Gracias por revivir ideologías comunistas y castristas para demostrarle nuevamente al mundo como un país en vías de desarrollo involuciona a pasos agigantados.
Gracias por no querer reconocer tu errores porque abriste el camino para el voto consciente.
Gracias por permitir que gente tan ambiciosa y corrupta despojaran al país de sus bienes porque ahora aprendimos que para superarnos socialmente de una forma sana hay que aplicar la honradez, porque lo que fácil viene, fácil se va.
Pero sobre todo muchas, muchas, pero muchas gracias por ser antivenezolano, porque vi que no era la única que amo a mi país y mi a mi gente.
Así que como ya cumpliste te liberamos amorosamente de tu responsabilidad como presidente de Venezuela, porque ahora nos toca a nosotros aplicar todo lo que nos enseñaste, a los verdaderos venezolanos demostrarles al mundo que la pasión vinotinto va más allá de un juego de fútbol, que nuestra sangre no es roja como la del resto, sino que es vinotinto producto de un mestizaje que dio origen a un “gen” que dice: “Orgullosamente hecho en Venezuela”.
Somos un linaje único e irrepetible que ama a un amigo como un hermano, y respeta a la familia porque sabe que es sagrada, que va a la iglesia y se arrepiente de sus pecados aunque después en el almuerzo familiar cuente chiste picantes, somos venezolanos y universales porque nuestros antepasados llegaron de todas partes en busca de “paz”, “libertad” y “progreso”.
No encajamos en ninguna parte pero nadie quiere que nos vayamos, y es que simplemente somos lo que somos, una arepa, una polar, RCTV, los panas, el barrio, el trabajo duro, el domingo en familia, la novela, un Caracas  vs Magallanes, una caimanera, una parrillita, un dominó, una caravana en la carretera y todo aquello que no estamos dispuestos a perder.
No somos un pueblo peleonero, pero si somos un pueblo trabajador y creyente, somos gente amigable y solidaria, somos amantes de la libertad y de las cosas buenas, nos gusta el progreso y sobre todas las cosas sabemos que Venezuela es el paraíso terrenal sobre la tierra, somos dueños de nuestro destino y de nuestro país.

El nuevo y único mesías que existirá en Venezuela de ahora en adelante se llama: “Pueblo Venezolano”, término que hace referencia a más de 27 millones de venezolanos, no queremos individualismos ni egocentrismos, en realidad queremos un empleado que se encargue de esta hermosa casa y que trabaje para nosotros, porque “NOSOTROS”, el colectivo de esta tierra es lo importante.

Y por último, gracias a Dios por haberme dado el privilegio y la dicha de nacer en éste país, en éste tiempo y con ésta gente, que lujo de aprendizaje!!!!!

 

Lic. Virginia Escobar

Licenciada en Educación Mención Ciencia Sociales (entre otros títulos)

Universidad Católica Andrés Bello

@virginiaescobar

 

 

Comentarios: