Nadie se va sin pagar

nazi

Pa’ que todos los que abusan del poder se miren en este espejo y crean que se van a gozar
sus privilegios en otra parte. El Wall Street Journal reseña el juicio que enfrenta en Alemania este viejito que podría ser el abuelito de Heidi; pero que en la vida real es un hijo de puta que sirvió no en el ejército alemán sino en las tenebrosas SS nazistas.Con 93 años a cuestas va a ir a la prisión lleno de oprobio y el desprecio de un mundo que está cambiando para bien; donde ni estos coños de madre – ni otros- podrán escapar de sus maldades y crímenes. No se salvaron de la cárcel ni la vergüenza histórica Miliosevic; Pinochet; los generaluchos de la Junta Argentina… Esperen que esta vez la historia no los absolverá.

Lic. Raúl Gómez 

Periodista

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Wilfredo Mora La Vitrina de la Navidad