Paradigma                                                                    Manuel Avila                         Otra farsa electoral

Cuando el Presidente Maduro anuncia la realización de las elecciones presidenciales para finales de abril es porque saben que les viene una inflación por el orden del 10 mil% para este año y que pronto tendrán en  Venezuela  unos 2 millones de cajas Clap. Esa es la razón por la cual un chavismo que se viene deshilachando de a poquito por el deterioro completo de los ciudadanos de esta patria.

Es la ruta de unas elecciones presidenciales que han sido excomulgadas por USA y la Unión Europea que desde el mismo momento de la convocatoria por parte del Presidente Maduro dijeron al unísono que era una farsa electoral que deslegitima al Gobierno Revolucionario. No pasa la prueba de los organismos internacionales la propuesta oficialista por apresurada, por la data  carcomida por los vicios y por tener un CNE formado por militantes del PSUV. Ante esa realidad los organismos internacionales hicieron la recomendación a la oposición venezolana que por ningún motivo acepten ir al paredón electoral con los mismos vicios de octubre y diciembre cuando se manipuló la data y se jugó con el derecho de los ciudadanos a elegir con libertad.

Da pena que todavía los opositores sigan en la mesa de negociaciones en República Dominicana bajo las directrices de Danilo Medina y José Luís Rodríguez Zapatero, un binomio de elementos de la picardía política internacional que se las saben todas a la hora de ayudar a sus amigos en el proceso de confundir a la población venezolana. Con semejante violación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela empezó el oficialismo ese juego de la perversidad tejido sobre el soporte de la trampa electoral y de la tarea de mantener a Maduro en el poder.

No podía Maduro sostenerse en el mando porque quebró a Venezuela al condenarla a la ruina económica al fabricar una hiper inflación que convirtió esos niveles inflacionarios en la más elevada del planeta. De esa forma la sociedad venezolana perdió el rumbo en un tira y encoje que terminó que decepcionó a los ciudadanos y los condenó a una frustración grotesca que los hizo odiar a los partidos políticos, a los políticos y a los candidatos a distintos cargos de elección popular.

Más nunca la gente aceptó las propuestas de los mismos tipos que negociaron con el oficialismo en Dominicana porque consideran los venezolanos que no le jugaron limpio al momento de reunirse con sus pares en tierra merenguera considerada  neutral por los inocentes pajaritos que han visto en varias oportunidades como se burla el oficialismo en sus propias narices. Nada entregó el régimen en la mesa de negociaciones y mantuvo embobados a los cuatro cerebros de la negociación que disfrutaron su momento en Dominicana y todavía insisten en mantener el diálogo como la posible salida a la crisis de gobernabilidad de un gobierno marruñeco.

Cuando el gobierno ha tenido emergencias económicas, sociales y políticas ha acudido al diálogo como salida a la búsqueda de la paz y la libertad, pero en la realidad el oficialismo ha manipulado a sus homólogos opositores con ofertas de sueños, de cambios en el CNE y sobre todo de revisar la data para poder realizar elecciones transparentes.

Todavía Venezuela no ha podido tener un CNE equilibrado porque la trampa electoral ha estado montada sobre los rieles de un organismo contaminado de politiquería burda y solo mantienen a los mismos tipos directivos del organismo comicial en sus posiciones de comando para birlar elecciones en las propias narices de los ciudadanos.

Sabe la oposición venezolana que este gobierno no saldrá por la vía de los votos mientras esté contaminado de politiquería y bajo el mando de Jorge Rodríguez, pues la idea fue formar a especialistas en la materia que le respondan con victorias a un proceso contaminado de trampas y picardías. Mientras la sociedad venezolana vio crecer el fanatismo por un proceso hambreador que usó los recursos del petróleo para mantener a miles de vagos y ciudadanos hambrientos con becas, misiones y bonos populares. Con ese tipo de mentalidad bordando el tapiz de la Venezuela socialista se arruinó un nación que entregó su dignidad y sus ideas democráticas por un bolívar devaluado que más nunca recuperó su vigor monetario.

Así apareció esta farsa electoral de las elecciones presidenciales como un bálsamo para intentar salir de una crisis que amenaza con llevarse en sus alas a un país en ruinas atrapado en su propia salsa revolucionaria. No es recomendable ir a ese proceso viciado han dicho los organismos internacionales y creo que los políticos venezolanos que conocen bien el terreno electoral no caerán en esa red de perdición, pues es evidente que sería ir al paredón de fusilamiento como ocurrió en las elecciones de gobernadores y alcaldes. Ahora lo que si es cierto es que los políticos venezolanos pierden la cabeza cuando se trate de ir a elecciones y por eso están atrapados en su mar de ambiciones porque van contra los ciudadanos y sus derechos democráticos y libertarios.

Manuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Noticias JR Los 5 policías detenidos por la tragedia en Poli Carabobo serán presentados este lunes ante un tribunal de control

Los cinco funcionarios fueron detenidos luego que los representantes del Ministerio Público, la Fiscal Nº28 Competencia  Derechos Fundamentales, Triana Simancas; la Fiscal Nº35 Competencia Derechos Fundamentales,...