Paradigma                                                                     Manuel Avila @enciclina                                   Torpedeando la salud

Con un régimen marruñeco en materia de salud que ha cambiado más de 16 Ministros de Salud se le plantea un reto al Gobierno Nacional que no ve salida a la crisis de los hospitales venezolanos.

Esa tesis de pretender controlar los centros de salud nacional se le vienen encima al Ejecutivo Regional cuando ordena a su Director de Salud Regional, que imponga las autoridades de los ambulatorios de Juan Griego y Punta de Piedras ante la decisión del Gobernador Alfredo Díaz, de cambiar a los directores que obstaculizan el progreso de la salud en Nueva Esparta.

Pero el régimen Nacional prefiere que la gente se muera, que no funcionen los ambulatorios y que el desastre gerencial prosiga en una región donde las enfermedades tropicales acosan al ciudadano.

No aceptar que el Gobierno de Alfredo Díaz con competencia para cambiar directores toque a los mediocres directores, que solo hacen política en los ambulatorios es parte de la locura de quienes no terminan de entender que destruyeron la salud nacional.

De ninguna manera permite el Gobierno de Maduro que el Gobernador electo por el pueblo de Nueva Esparta acceda al poder en materia sanitaria porque su poder ocasional que le otorgan las leyes de la República solo son una credencial de plástico que n o puede ser aceptada por “un Protector” que sin haber sacado un voto del pueblo insular se convierte en el mandamás de la región.

Pretender mejorar la salud con la misma tesis destructiva de las políticas nacionales, es parte del error de un régimen  atrapado en sus propias convulsiones, pues es evidente que la red hospitalaria regional está quebrada por la sarta de incompetentes que el régimen de Maduro designa y juramenta como gerentes de instituciones hospitalarias, sin las condiciones mínimas para acometer el trabajo de atender a la gente.

Esa lucha del Gobernador Alfredo Díaz con el usurpador Dante Rivas, es parte del mismo modelo de la intervención de sanear. Y ahí están los resultados con el estadio Nueva Esparta, sin equipos recolectores de basura y sin los argumentos para justificar la intervención que hizo Dante Rivas, para quedarse con la chatarra andante que el Gobierno de Mata Figueroa dejó en Nueva Esparta.

Nada ha hecho el régimen de Maduro por mejorar el servicio de basura en la región y todo sigue igual con una crisis en la recolección de los desechos sólidos y una flota de camiones, que cada día es más pequeña.

Todo ese alboroto en materia de salud es solo para que el Gobernador Alfredo Díaz no pueda desarrollar un plan de trabajo, que ponga orden en el desastre de las instituciones de salud en la región.

Cuando todo el mundo creía que con el apretón de manos entre el Gobernador Alfredo Díaz y la autoridad de salud Nacional, Jesús Pérez Salazar era la firma de una tregua para solventar el problema de la salud en Nueva Esparta, aparece de nuevo Dante Rivas, que al parecer tiene como misión frenar el desarrollo de las políticas de Alfredo Díaz, con su cargamentos de cizaña a las autoridades nacionales para evitar que se tomen medidas dirigidas a mejorar la salud en la región.

No hay dudas que Dante Rivas es solo un perturbador, que solo se ocupa de servir de apuntador para el reparto de las bolsas Clap y más nada, pues solo ha repartido 350 cauchos y solo eso, para mejorar la flota del transporte en Margarita.

Con una marca impresionante como la del “Protector” Dante Rivas no es posible desarrollar un gobierno en Nueva Esparta, ya que es evidente que esta “piedra en el zapato” impide el beneficio de la salud a los ciudadanos de esta isla.

La salud se está muriendo en Margarita y Coche con un solo culpable Dante Rivas que ni lava, ni presta la batea para que en Nueva Esparta la salud avance por los caminos del desarrollo.

Si sabemos que el Hospital “Luís Ortega” está quebrado por la pésima política gerencial de sus directores y que en los otros ambulatorios no hay posibilidad de salvación porque no hay medicamentos, ni material quirúrgico y solo se cuenta con unos pocos médicos para realizar las tareas de salud, es válido sostener que este Dante Rivas es solo un estorbo para el desarrollo de Nueva Esparta.

Esa tesis del “Protector” es violatoria de los principios constitucionales y enemiga de la democracia, pues a Maduro y sus maniquíes no le gustaría que le impusieran un Presidente paralelo que no lo dejara gobernar en el país.

Esas son las reglas chavistas que no cuadran con la democracia venezolana, pues, cuando pierden arrebatan y dejar en ascuas a los gobernantes electos por el voto popular.

Querer violar la Constitución en Nueva Esparta y todo el país, es parte de las locuras de un gobierno arbitrario que mueve sus teclas en todo el país, para evitar que algún Gobernador actúe para resolver la calamitosa situación, que mantiene en ascuas al pueblo venezolano.

Con ese patrón desfasado que impide al Gobernador Alfredo Díaz actuar en procura de garantizar salud a los insulares, se sepultan los huesos de la democracia y detiene el proceso gerencial de manejar la salud, para dar beneficios a la gente.

En ese mar picado se mueve el Gobernador Alfredo Díaz, que ahora deberá enfrentar a un Clebne parcializado, porque pretende interpelarlo por abuso de poder al designar dos directores en los ambulatorios de Punta de Piedras y Juan Griego, lo que es de su competencia, y por el otro lado el abuso de Dante Rivas de impulsar una investigación en la podrida ANC, por un supuesto ataque contra las mujeres de los ambulatorios en cuestión.

A estos chavistas se le ocurre tanta barrabasada para defender el poder, que ya son parte de la cómica nacional con sus bufones y lazarillos, que solo esconden su incapacidad para gerencial los centros hospitalarios.

Ese nuevo show mediático es parte de la locura de un país sin norte, que es gobernado por talibanes sin alma que nada hacen por la República y su único  objetivo es maniatar a los ciudadanos con las armas del hambre y la ruina nacional.

Ese plan orquestado desde Caracas por los malévolos ministros de Maduro obedece a un plan pre concebido, que los gobernadores opositores no terminan de entender, porque siguen unidos a las conversaciones con Tareck El Aisami y Delcy Rodríguez eso es simplemente perder tiempo, porque nada aportan para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

Esa historia repetida solo deja sangre, sudor y lágrimas en una sociedad que clama por mejoras en materia de salud y el Gobierno Nacional solo sabe torpedear cualquier intento por recomponer la salud en la región.

De esa forma no hay solución a los problemas de la región  sigue el régimen Nacional como el obstaculizador del progreso insular.

Manuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

“Tú periódico impreso en las redes” NOTICIAS JR presenta: Titulares más resaltantes de hoy martes 20 de noviembre de 2018

➡   Una familia requirió 45 salarios mínimos para cubrir la cesta básica Cuando aún no se han cumplido tres meses del plan de Recuperación Económica creado...