Paradigma Coordinadora vs MUD

logocoordinadorademocratica La experiencia de la Coordinadora Democrática nació como una coalición de partidos políticos, asociaciones civiles y ONG que fue fundada el 17 de octubre de 2002, con características supra organizacionales que reunía movimientos de distinta ideología y que junto a la CTV y Fedecámaras constituyó una fuerza superior del pueblo venezolano.

Su principal objetivo estaba centrado en la reconstrucción democrática de Venezuela. No dio grandes dividendos este primer ensayo que terminó desapareciendo del escenario político por el afán de protagonismo de sus integrantes y por las ambiciones de poder.

unidadEse fracaso hzo aparecer a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que fue otra coalición de partidos políticos, creada el 23 de enero de 2008 y reestructurada el 6 de junio de 2009. Su propuesta incluía fortalecer el sistema democrático, garantizar los derechos humanos, consolidar la soberanía nacional, alcanzar una sociedad productiva, justa y libre y el mayor bienestar para los ciudadanos.

Todo ellos fundamentado en los preceptos constitucionales. Con la MUD sufrimos dos derrotas presidenciales, en las que Capriles fue el candidato, y además perdimos gobernadores, diputados, alcaldes y concejales en otras elecciones. Eso no dejó de ser importante y de alcanzar logros importantes en la lucha democrática.

Pero eso quedó en la historia con marcadas huellas de fracaso y las marcas de fábrica de un organismo ambicioso, que terminó erigiéndose como la fuerza superior de las conchupancias, para repartirse entre los partidos las candidaturas que terminaron molidas en distintos procesos electorales.

MUDSe equivocaron de punta a punta y fueron manejadas desde afuera por quienes ponían el billete para darle vueltas al sartén de fritar candidatos. Así se fue rodando la red de candidatos de los partidos políticos que terminaron poniendo a figuras descoloridas al frente de alcaldías que le quedaron grandes a sus ambiciones personales.

Con esos errores de cálculo, la MUD estuvo gerenciada por Ramón Guillermo Aveledo para tratar de sobrevivir a las tormentas que le correspondió atravesar en medio de un mar embravecido, por la fuerza de la sociedad civil venezolana que se sintió irrespetada por los acuerdos tras bastidores.

Una vez consolidada la segunda derrota presidencial de Capriles, y cuando a la sociedad le correspondía participar en la selección de los candidatos a las municipalidades se cuadró todo tras bastidores y los partidos terminaron repartiéndose los espacios como si esa tarea fuese un reparto de botín.

Al final otra tragedia para la MUD, porque salieron del sombrero del mago conejos, murciélagos, bachacos, perdices, gallinas, cotorras, guineas, garzas y todo tipo de bichos que en nada contribuyeron al rescate de los espacios municipales.

Aquí hubo deslindes y rupturas de caprichosa etiqueta que hicieron salir arrechos a jefes antiguos de la MUD, que no aceptaron le impusieran candidaturas traídas por las greñas. Falló de nuevo la MUD con sus jugadas apresuradas, y solo pudo mostrar como trofeo de guerra la tarjeta única que le permitió a muchos candidatos beneficiarse de los votos de la sociedad venezolana.

partidosdela unidadPero también tuvo errores garrafales, en la conducción de los procesos electorales porque una vez concluido el acto electoral, la MUD no pudo conducir a los ciudadanos en el reclamo de sus derechos de defensa del voto y la gente quedó esperando que la protesta se consolidara como un arma en defensa de la democracia.

Todo eso pasó y es la hora de cambiar el panorama electoral con ajustes que impidan que a las primarias del 2015 para elegir a diputados le imponga la MUD su sello partidista, sin respetar la voluntad del pueblo venezolano. Eso se verá porque los mismos tipos no volverán a imponer candidaturas eclipsadas que nada le dicen a la democracia. Eso ya pasó y la gente no lo permitirá.

manuelavila1Manuel Avila

@enciclica   

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Carlos Blanco  ¡Ríndete! ¡Estás rodeado!

Maduro está en la situación más débil que haya estado jamás. Puede mantenerse por la represión, pero sus resortes políticos están muertos o agonizan. Existe...