Paradigma                               Cuentos políticos

La molienda que le hizo Chávez a los partidos políticos en estos 15 años dejó huellas profundas en organizaciones políticas que vieron caer sus imperios y se volvieron nada en medio de la tormenta. Es que se dio un paso importante en el proceso democrático cuando se le dio matarile a la vieja dirigencia y se obligó a la clase dirigente a sustituir a los dinosaurios de la política por nuevos protagonistas del liderazgo.

Esa señal que le dio a la sociedad venezolana a los partidos no la escucharony los triunfos de un oficialismo que fundamentado en la figura de Chávez y en una que otra trampa copiada de las viejas mafias de AD y Copei que con el acta mata voto y con jugadas perversas, asumieron el poder en medio de tanta triquiñuela política. En esos momentos comenzaron a desinflarse globos de ensayos que pretendieron seguir en la sociedad política eternamente.

Más nunca renacerían las amapolas en partidos como AD que fue considerado una de las toldas políticas más fuertes y organizadas del planeta, pues fueron poder de manera consecutiva y alternaron el gobierno con los verdes. Eso ocurrió por muchos años y nadie parecía darse cuenta que ese modelo arcaico de la política terminaría haciendo aguas en medio del mar.

No quiso salir AD de sus colaboradores más inmediatos y persisten en mantener los mismos dirigentes de toda la vida para ocupar los espacios de poder. En ese proceso de mantener las mismas figuras en el tiempo nacieron los liderazgos quebrados que nada le dicen a la gente.

Por eso AD como partido se quedó anclado en el pasado y no se han ocupado de formar a las nuevas generaciones de líderes. No han entendido los adecos que el tiempo les pasó y se niegan a cambiar de portadores del mensaje de pan, tierra y trabajo. Pero el tiempo pasa y el partido se debate entre ser y no ser.

En COPEI la cosa es peor porque los copeyanos le entregaron el báculo de mando que tenía Luis Ignacio Planas a Roberto Henríquez que terminó enterrándole la lanza a su propia organización al sacar con sus locuras verbales al “Tigre” Eduardo Fernández que se declaró independiente para no chocar con este enfermo del léxico disparatado.

No hay hombres convencidos de la ideología sino mercaderes de la política que solo piensan en satisfacer sus egos y sus ambiciones. Al final se dividió COPEI en mil partes para terminar atomizado en jirones verdes por todo el país. No aprendieron la lección del chiripero de Caldera y siguieron apostando a la nada política. Por eso se esfumaron para convertirse en solo un partido de letras vacías.

En PJ le entregaron el mando a Julio Borges que con su cofradía se seguidores hace y deshace en una tolda que perdió el rumbo de la justicia y entró en la ola de las negociaciones y el no hacer nada. Por ahí se le fue el futuro a una organización que se creía era el relevo y se la tragó la marabunta de la política nacional en un circo amarillo metido en la conchupancia de la MUD.

De UNT y ABP se puede decir que sufrieron la misma metamorfosis y terminaron con las busacas vacías dependiendo de escasos funcionarios que ocupan espacios del poder y de los mandatos de Rosales y Ledezma, pero de votos nada porque carecen de militancia.

El resto de las organizaciones están en caída libre porque VP, Causa R, VENTE, MAS, URD y el resto de mini partidos ni se nombran y casi desaparecen de la sabana política nacional. Es lo que hay en un mundo de la política donde cada perro se lame su tramojo en solitario.

manuelavilaManuel Avila

@enciclica                              

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Ángel Alberto Bellorín BREVE HISTORIA PARA LOS INTERESADOS EN MORAL MILITAR

LA SEGURIDAD SOCIAL DE LOS MILITARES Y LA INMINENTE MODIFICACIÓN DEL LOGRO QUE SE OBTUVO CON LA TABLA DE SUELDOS EN BASE A SALARIOS MÍNIMOS´...