Paradigma La caja de machetes

 El diálogo no funcionará si la caja de machetes no tiene la disposición para cambiar lo que viene funcionando mal o como dijo Capriles en el último acierto de los últimos meses “si esto no para sé reventará”. Si sé reventará porque este gobierno empezó a pitonear hace un año cuando el poder se convirtió en una tortura para un Presidente novato que no supo qué hacer con el poder de un país tan poderoso como Venezuela. No quedan dudas que tenemos serios problemas y esto anda mal como dijo Roberto Henríquez el copeyano en el picoteo de la semana pasada.

Pero el gobierno solo entiende que su objetivo es legitimarse ante una catajarria de figuras de cera que aceptaron ir a la mesa de conversaciones para ladrar ante el país en cadena nacional por encima de todas las cosas. Si ese parece que fue el único objetivo de un equipo de fundamentalistas del gobierno que solo entendieron que la idea era humillar al rival sin saber a ciencia cierta que ambos bandos se estaban jugando el futuro de ellos ante la sociedad que los observó esa noche. Aquí los dos grupos de hombres y mujeres que estuvieron presentes se la jugaron todas en una sola jugada y si la oposición fue mediocre al negarse a reducir el número de ponentes, el oficialismo lo hizo peor al entender que su objetivo era ridiculizar a quienes le dieron la oportunidad de legitimarse.

El favor que le hizo el idiotizado Aveledo al gobierno se lo pagará Maduro en cualquier momento y ya empezó a darle galones cuando dijo que las únicas posiciones serias fueron las de Ramos Allup, Falcón y Aveledo. Es la hora de ver los cabos sueltos de la mesa de diálogo que se convirtió en un certamen de floripondios del cual los idiotizados hombres de los partidos políticos y los creídos figurines del oficialismo sacaron posiciones de triunfadores y derrotados.

Pero la caja de machetes solo mostró el asomo de un diálogo de la mentira que solo puso sobre la mesa la cantidad de fracasos de un gobierno atrapado en sus propios desaciertos, pues es evidente que no ha existido un gobierno en la historia que haya destruido un país en tan poco tiempo. No sé qué anotaba Nicolás en su libreta, pero al parecer solo hacía palotes porque nunca entendió que su gobierno es inútil y fracasado.

De esa reunión salieron oposición y gobierno fortalecidos creyendo que son la tapa del frasco o el huevo de la bellota, pero ridiculizados ante una sociedad que sabe de la culpabilidad de ambos bandos en el desastre de un país convertido en ruinas por la obra de los gobernantes de los últimos tiempos. Basta que se vea las fotografías de los últimos 50 años para ver en una gigantografía a los culpables del cuadro de  la pobreza nacional.

Si la caja de machetes insiste en continuar insultando, agrediendo y reprimiendo a esta sociedad no dudó que terminará mal este gobierno atrapado en sus propias improvisaciones, pues no terminan entendiendo que han cometido los errores grandes con resultados que muestran a Venezuela como la nación más atrasada del Continente.

Por eso los resultados de la primera reunión son preocupantes porque los que salieron inflados de ese cónclave de sordos que se pongan a reflexionar porque Venezuela vio ese encuentro como un circo gitano de mala muerte que solo exhibió a animales domesticados y sin dientes para lanzar una mordida al aire, pues solo de ambiciones personales y de gruñidos falsos se alimentaron los egos de la simulada meda de diálogo.

Manuel Avila

@enciclica

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

One thought on “Paradigma La caja de machetes

Comments are closed.