Paradigma        Manuel Avila    Cosas veredes

De aquella famosa frase de la obra cumbre de la Literatura Española Don Quijote de la Mancha, del “Manco de Lepanto”, salió ese pensamiento que expresaba las sorpresas que da la vida y las cosas extraordinarias que ocurren en el mundo de los hombres.

Por eso, a nadie sorprendió que “el primer chicharrón” de la Fiesta de la Danza, realizada en el Centro de Artes “Omar Carreño” de La Asunción, fuese el flamante Director de Cultura del Municipio Arismendi, el bachiller Leopoldo Espinoza Prieto.

Un personaje malévolo que sabe dónde le aprieta el zapato y le enseña a sus amigos Cheo Rodríguez Suniaga y César González “El Culí” de cómo se bate el cobre en la política moderna.

Eso es lo que llama Clodomiro Mata Pino “la farsa personificada”, el ex  Gerente de Mercadeo del extinto Diario del Caribe que conocía a la Leopoldo de memoria y sabía por dónde le entraba el agua al coco en la administración de la Editorial del Caribe.

De zángano y avispado sabe mucho Leopoldo que en los últimos años ha ganado con cara o cruz y que de ser “el cuenta cuentos” de Mata Figueroa en su programa televisivo “Tilín Tilín” y en cuyo gobierno presidió el Iasbtiene bolivariano, en la red de bibliotecas después de haber sido el lugarteniente de Alexis Navarro como Secretario General de Gobierno y Alcalde de Arismendi en las más gris gestión de las realizadas en la capital del silencio.

Y que ahora con “El Tupamaro” Alí Romero, como Alcalde de Arismendi aprendió “El Bachiller” a hablar tupamaro rápidamente, para apoderarse de la Dirección de Cultura de Arismendi y eso porque el Alcalde Aló Romero se plantó porque ya el asuntino que mejor ha sabido usar la figura de su tío Luís Beltrán Prieto Figueroa para el beneficio personal porque ese apellido lo sabe usar con gran precisión en una lucha pareja con Ramón Salgado el otro Presidente de la vetusta Fundación “Luís Beltrán Prieto Figueroa”.

“Cosas veredes” Sancho, amigo… me dijo el profe Luís García, al hacer alusión a la habilidad del susodicho personaje que sin echar un solo tiro por el gobierno de Alfredito Díaz, cosecha sus intereses, como si la revolución estuviera en el poder.

Fue más lejos José Ramón Díaz, el mejor especialista en comer roscas cubiertas que tiene el Gobierno Regional y que sabe cómo se hacen las sopas coladas más sabrosas de Margarita, quien expresó:

-“Ese personaje se las trae y si no vean los videos del recorrido que hacía el ex Presidente de Guaiqueríes de Margarita”, para saludar a su primo consanguíneo por los Figueroa asuntinos. Y mucho más lejos fue Ramón Sabino Salgado que expresó:

-“Ese sabe lo que hace, porque es el más osado y perverso personaje de la política regional que por si acaso ya lanzó adelante su rezón al tirarle a los Tovar su primer cariño al sentenciar cuando se supo que Guaiqueríes volvía a las filas de los navieros y espetó “por lo menos estarán en buenas manos”.

La cara de sorpresa de Nelson Acevedo, concejal de Arismendi fue de terror cuando vio a Leopoldo sentado al lado del Gobernador y lanzó un quejido de herido de muerte, al ver al chavista más acérrimo de Arismendi aplaudir a rabiar y lanzar afectos por los cuatro costados, al estar cerca de nuevo del primer mandatario del Estado.

Parecía que Mata Figueroa seguía conduciendo los destinos de Margarita, y si hubiese sonado un tilín, tilín dentro del recinto, seguro estoy que Nelson hubiese quedado patitieso por la sorpresa.

Recordé las relaciones del Presidente de Guaiqueríes de Margarita que recibía las máquinas limpiadoras de basura de la alcaldía de los amores cada semana en un claro reto al radicalismo del chavismo rancio que quedó relegado a un segundo plano con esa muestra de desprendimiento del mismísimo Leopoldo que se alteró cuando le ensuciaron la pinta frente a la cancha “Mata Illas” hace meses atrás.

Si ese es el mismo que lanzó sapos y culebras contra Richard Fermín, cuando ocurrió el incidente de la pintas. Es el mismo que acompañó a Luís Díaz, el ex Alcalde de Arismendi cuando pintaron de zapolín verde los bustos y estatuas de La Asunción, eliminaron el Paseo “Vargas Machuca” emblema de Arismendi y le cambiaron los nombres a las calles más emblemáticas de La Asunción.

En todo eso, ha estado conectado la leyenda Leopoldo Espinoza Prieto, un hombre del poder que nació para cosechar el poder y terminar bamboléandose entre la quinta y la cuarta República.

Por eso “las cosas veredes” de la que habla “el profe” Licho García tienen aplicabilidad porque muchos de los que se jodieron al lado de Alfredo Díaz no reciben ni el saludo del gerente de los amores y cuando ven a los primos abrazándose y dándose palmadas como si fuesen basquetbolistas se entiende a la perfección la farsa de la política venezolana.

Por eso ocurrieron muchos tropezones en el Centro de Artes “Omar Carreño” cuando alguien cercano al ex alcalde de Arismendi le dijo a Richard “Me parece que ese bagre, que está en el cardúmen o esa guabina que salta y brinca tiene más poder que Richard y José Ramón juntos, en los predios del Gobierno de los amores”.

La gráfica recorrió los twitters, Facebook, Instagram y ocupó espacios importantes en los rotativos regionales para mostrar la forma de hacer política con bateadores de las dos manos que dibujan un bateador ambidextro mejor que Pete Rose.

En esa onda de la política se tejen las cuerdas del cuatro de Leopoldo Espinoza, que cuando tiene oportunidad de estar frente a un moderador en un programa de radio se convierte en un titán de la revolución, echando espumarajos por la boca y en el momento que enfrenta a los opositores de Arismendi lanza sapos y culebras contra los gladiadores opositores.

Pero, cuando está en actos masivos donde es minoría, se pone su traje de luces para hacer verónicas a los toros de lidia a los que le toca enfrentar. Qué hábil es este personaje de las tiras cómicas de la política regional que se ríe, se burla y siempre tiene su real y medio como dice la canción de Perucho Aguirre.

Ahí estaban sonrientes el Gobernador y su edecán del chavismo que dice ser su protector de corcho, pero que se ajusta a cuanto sarao se arma para gozar del gobierno o como dice Julio Villarroel “Unas son de cal y otra son de arena” y al más osado Ismael Felipe se le ocurrió decir “Todos los pescados tienen espinas, pero el que carga la fama es la guabina”.

Manuel Avila 

@enciclica

 

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Titulares de La Bicha 22/09/2018 Desde ¿Por qué no te callas? hasta “No sea imbécil”

https://twitter.com/drwilfredobello/status/1043285949982097408?s=12 Muy buenos días, así es amigos en todas partes del mundo, ¡Aquí está la Bicha! agradecida de Dios porque hoy, como todos los sábados...