Paradigma      Manuel Avila      El Beso de la Mujer Araña

 En la novela del escritor argentino Manuel Puig publicada en 1976 por la Editorial Seix Barral se relata la historia de dos presos que conviven en la misma celda, uno político y otro homosexual. Puig nos hace ver las personalidades de los dos personajes Valentín Arregui y Molina.

El primero piensa que puede cambiar el país con las armas y es un idealista en el campo social, pues señala que para él la revolución está primero que los sentimientos. El segundo personaje, Molina fue acusado de corrupción de menores y para él los sentimientos están por encima de lo demás.

Esta novela “Kiss of The Spiderwoman” viene a colación por el beso de saludo que le da Julio Borges en República Dominicana a la malévola Delcy Rodríguez y que fue tomada dicha gráfica por algún sádico de la fotografía, o por un enviado del proceso para malponer a la maltrecha oposición venezolana.

No dudo que Julio Borges tenga buenas intenciones al ir a Dominicana con representantes de la vieja política venezolana y mostrando la cara rugosa del ex Gobernador del Zulia, Manuel Rosales para agregarle otro alto precio a un diálogo demonizado por los artistas del teclado nacional. De eso no hay dudas de que la buena voluntad de Borges ha sido manejada con propiedad, por la revolución para convertir al justiciero en uno de los personajes más odiados de la vida política nacional.

Es posible que la terquedad de Julio Borges de querer ser el liberador de las condiciones electorales consiga su objetivo de remozar el CNE para realizar unas elecciones libres y democráticas, pero sabemos que ese el único salvavidas que tiene la revolución para mantenerse a flote en un mar que se traga la República desde hace buen rato.

No sé quienes diseñan las estrategias de la MUD, pero esa terca idea de llevar al cuestionado Rosales sale mal trajeada del seno de la MUD para ponerle más peso al rechazo nacional de todo un país que sueña con libertad y no encuentra salida a la crisis.

Por otra parte  mostrar las gráficas del “Beso de la Mujer Araña” para simbolizar el beso de urbanidad que le da Borges a Delcy, quizás la mujer más odiada de todo el país es una locura mal manejada por Borges y sus asesores de la MUD.

Vean el espíritu maquiavélico manejado con los hilos actanciales de un hilandero sicológico que maneja la picardía con perversidad y es etiquetado por Rafael Poleo como el hombre más inteligente del proceso, epíteto que le costó la expulsión humillante del programa del peruano.

Todos esos hilos cruzados han prostituido ese diálogo enfermizo que mantiene secuestrado y atolondrado a más de 30 millones de venezolanos que sueñas con volver a la paz entre los ciudadanos de la nación que fue en el pasado una referencia democrática del Continente.

No creo que se saque algún dividendo de Dominicana porque mostrar un pre acuerdo ficticio que fue rechazado por Borges y magnificado por el odioso siquiatra de la maestría perversa, es una muestra que el oficialismo solo busca dejar mal vistos a los representantes de la oposición para sacar provecho político a esta pérdida de tiempo llamada mesa de negociaciones.

Al final del cuento se negoció solo el beso perverso de la mujer araña que inyectó todo su veneno al cachete de Julio Borges para sumarle odios mellizales a una personalidad maltratada por los efectos del odio opositor. Pareciera que a Julio Borges y su partido PJ lo curaron los monjes en Pozo de Rosas contra el veneno de los informantes venezolanos que irrigan odio eterno por las redes sociales y ponen en entredicho la capacidad negociadora de la MUD.

El riesgo de Borges y su combo de libertadores de la mafia electoral revolucionaria es volver a Venezuela sin nada en las manos de Dominicana y eso es lo que se vislumbra, aún cuando Jorge Rodríguez en un manejo de los medios informativos ya jugó al outsider al anunciar que hay un acuerdo previo cuando esto es mentira.

Ese lapso de 72 horas que pidió la oposición en Dominicana es un simple ardid de Borges para intentar presionar a un oficialismo que está bien claro que el CNE y su directiva no son negociables. Aquí se trata de manipular las negociaciones y lo único que busca la revolución es entregar en bandeja de plata una figura maltratada de Julio Borges para que la MUD y la sociedad venezolana se odien por siempre.

En ese juego perverso se dejó envolver una oposición que solo con mostrar a Manuel Rosales envuelto en papel de regalo ya se gana el repudio de toda la sociedad venezolana, pues al maracucho no lo quieren ni sus compañeros de UNT porque los cocinó en salsa azul para matarlos a todos políticamente.

Sigue el juego perverso del oficialismo manejado por el marrullero Jorge Rodríguez que nada de inteligente tiene, pues su capacidad de maniobra la etiquetan los cubanos y termina siendo un ventrílocuo de la perversidad antillana.

La moraleja es que el beso de la mujer araña que la propinó Delcy a Borges desencadenó un tsunami de odios que recorrió kilómetros de territorio nacional para terminar con el pelón de PJ en la hoguera nacional hasta donde llevó a los del partido amarrillo para que ardan en sus llamas.

No solo se lleva a Julio sino a todos los políticos que se prestaron al diálogo que los organismos internacionales han rechazado porque es del mismo paquete de una elecciones presidenciales ilegales que no representan la transparencia de una democracia legítima.

Manuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Noticias JR *Aquí los cinco presos por la masacre en los calabozos de Poli-Carabobo *

31MARZO2018. CINCO (05) FUNCIONARIOS DE LA POLICÍA DEL ESTADO CARABOBO PUESTO A LA ORDEN DEL MINISTERIO PÚBLICO. Hora: 20:00. Hecho ocurrido en la Comandancia General...