Paradigma    Manuel Avila   El voto conciencia

 

Escuché en días recientes a un joven motorizado diciendo que no votaría el 15 de octubre porque ninguno de los candidatos a la Gobernación de Nueva Esparta y solo me detuve a verlo de arriba abajo para recriminar su actitud ante la realidad nacional.

De verdad pensé que este país tiene lo que se merece y esa misma gente que votó por Chávez para que estafara a la patria, es la misma gente que ni se inmuta por una crisis que avasalla a todos los venezolanos.

Qué idiotez dejar de lado el voto como instrumento de la democracia y apartar la ciudadanía para evitar el compromiso de elegir a sus gobernantes, pues es evidente que con tremenda responsabilidad no es posible evitar la colisión  final. Llegó la hora de salir todos a votar por los candidatos que le garantice  la  felicidad a una patria que hace rato gritó que quiere cambios.

A Venezuela se le respeta porque sus ciudadanos saltan por encima de los obstáculos de la miseria y están esperanzados que el país de los cambios vendrá con el voto popular. Es el momento de la reflexión, es el momento de la lucha y del salto adelante para transformar a la patria de  Bolívar. No se trata de dejar pasar la oportunidad estelar de la democracia, pues es evidente que Venezuela siempre estará enrolada en la senda de la libertad y del uso del voto como instrumento de luchas.

Tengan por seguro que a Venezuela nadie la detendrá en tiempos de elecciones y querer poner un cepo a los nuevos gobernadores con la ANC como soporte de sus causas oscuras es una treta de la bajeza gubernamental. Aquí no se trata de buscar excusas para no ejercer el voto porque cada venezolano es responsable de su responsabilidad constitucional porque esas son las bondades de la democracia. Eso si cada quien emite el voto por el candidato de su preferencia porque cada ciudadano anda en la búsqueda de la calidad de  vida y de un país de la prosperidad.

Es una lástima que  miles de venezolanos estén fuera del país realizando tareas forzadas, humillándose en faenas domésticas que nada tienen que ver con sus profesiones. Por eso salir de Venezuela es un riesgo incalculable, de  dimensiones enormes que obliga a los ciudadanos de esta patria a seguir pensando en el regreso al terruño amado. Con el voto como arma de combate  la suerte está echada en tiempos cuando  el autoritarismo aprieta y pretende sobre pasar los linderos de la felicidad.

Con el voto conciencia Nueva Esparta se levanta y asume su  compromiso con la historia.

Manuel Avila

@enciclica 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Predicciones de Néstor Sánchez Quintero 03 11 17 Karma y Dharma de Venezuela.

A Partir Del 30 De Abril 2017 y hasta el 16 de Noviembre de 2018 el Nodo Sur Entró en Acuario y Nodo Norte En...