Paradigma         Manuel Avila           Falta de ring

 Cuando un amigo sociólogo me dijo que la única jugada era  una jugada sorpresa que la gente saliera a votar masivamente por Henry Falcón  cuando falten dos días para la realización de los comicios de mayo,  no me quedó otra que preguntarle, hermano en qué país vives tú.

De verdad que “la gente está fuera de time” como dicen los jóvenes para hacer entender que alguien no está en el juego o por lo menos está viendo otra partida.

Pero eso  no es lo cumbre, sino que el mismo día me encontré con otro amigo que lidera la llegada del desconocido candidato presidencial Bertucci a Margarita y me preguntó qué te parece la candidatura del líder religioso.

Le dije una perdedera de tiempo como la candidatura de Henry Falcón. Esas dos candidaturas son pura pérdida de tiempo y solo eso.

No tienen ningún chance de motivar a la gente a ir a las urnas electorales porque hace mucho rato los ciudadanos de este país decidieron no votar con esas condiciones electorales contrarias al acto transparente de la democracia.

Por eso, cuando Manuel Millán un avezado analista político de otros tiempos me lanzó la curva sobre sus expectativas para las elecciones de mayo, solo pensé que en este infierno social, hasta los que dicen conocer de la política pierden la ruta del análisis político.

Esa tesis de ir a elecciones con una trampa electoral montada por todos lados, es parte de una locura de país, que tiene a los venezolanos deprimidos en un infierno social que mantiene los niveles de depresión en su nivel más alto.

Por eso cuando llegan noticias de personajes que se suicidan y de personajes, que andan  buscando por todos los rincones la cura contra los males sociales, que se vinieron junto al hambre, las enfermedades y el pesimismo como una endemia, que se lleva por el medio a una sociedad atrofiada por los pésimos manejos políticos.

En una sociedad enferma de pesimismo solo queda dar un salto adelante para distraer a una sociedad venezolana, acorralada por las políticas alocadas de un régimen que condenó esta sociedad a su peor momento.

Esa crisis social vuelta papelillos, en medio de una aventura política sin parangón en la historia nacional, es parte de la locura de dar poder a los militares del 4 de febrero.

Mataron el país y lo pusieron a pensar al revés, a soñar con lo real maravilloso americano y usar el realismo mágico como su salida a la crisis.

Esos razonamientos de los dos personajes de la política es el mismo de los alocados revolucionarios, que todavía creer que con la lámpara de Aladino podemos salir de un gobierno, que no sale con votos, bajo un modelo electoral viciado y manipulado, sino mediante el poder de un pueblo arrecho que ponga en su lugar a esa camada de nuevos libertadores, que le robaron el futuro a las próximas generaciones.

Esas son las cosas de la depresión, que nos pone a pensar en cosas de la fantasía democrática, como si estuviéramos en tiempos de verdadera democracia.

Esta es una locura que pone a la gente cuerda a pensar como locos y eso es peligroso.

Manuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Diego Arria @Diego_Arria advierte de nueva política del Reino de España para favorecer al régimen

-Venezolanos de todo el mundo: hoy el gobierno español (Socialista) nuevo aliado del régimen de Maduro, por intereses petroleros y por haber logrado firmar una...