Paradigma       Manuel Avila     Mentiras piadosas

  La carta del 2 de julio del 2018 con la cual Dante Rivas se dirige a los neoespartanos, es un laboratorio para estudiar no solo los gastos dimensionales del “Protector”, sino de estudiar el mensaje profundo de la mentira que irradia Dante en su tinta.

Creer que las palabras sinceras de Dante van más allá de lo humano, y se mete en los linderos de los afectos para hacer creer a la gente que el Protector los ama. Y es que es una realidad de la falsedad del enchufado, que a toda costa busca convencer a los margariteños y cochenses, que es el hombre para dirigir los destinos de Nueva Esparta.

Pero Dante descubrió que a los insulares no es fácil maniatarlos mentalmente con palabras huecas y frases cursis, que solo dejan huellas profundas de la estafa y el engaño.

No dudo que Dante en el fondo de su ser tenga algún sentimiento por la margariteñidad, porque dice que nació en Margarita y se fue chiquito a tierras caraqueñas y merideñas, a encontrarse con sus ideales revolucionarias de las ostentación y la riqueza bajo el cobijo de unas ideas tejidas por el sepulturero Hugo Chávez, y confiadas a posteriorí a quienes con su legado han terminado enterrando el futuro de la patria.

No dudo de las buenas ideas de Dante y de su equipo, pero mantener esta mentira viva tanto tiempo, es parte de las locuras de un team que cree que con la estafa de la palabra, se puede convencer a los neoespartanos, que estamos en la ruta correcta hacia el desarrollo.

Por eso leer al Protector es parte de la locura del poder que ayuda a los gerentes del proceso, a llevar adelante esa mentira que cabalga sobre las ancas de la falsedad, pues es evidente que aquí le están cayendo a muelas a un neoespartano, que todavía camina a tientas y da tropezones para entender que la crisis es inducida, para generar sometimiento de la conciencia de los hombres a los dictámenes de un proyecto manido, que solo ha esculpido mediante una obra populista el enterramiento de una sociedad en crisis.

De eso se trata, de manipular con la palabra y con el hambre, a todo un pueblo que votó por Chávez, en su momento y por Maduro, posteriormente para caminar por la ruta de los sueños.

Pero con palabras huecas, como las de Dante en su Carta a los comensales del tempo, se pierde definitivamente la ruta del futuro, pues es evidente que entramos a padecer los vaivenes del pasado y la corte de maniquíes, que repiten como perifoneadores las mentiras del régimen.

Dante sostiene “que la carta es el mecanismo que le permite conectarse con ustedes, para seguir luchando juntos  y con amor por esta tierra insular”. Pero yo no he visto al Protector luchando nunca por esta tierra insular, salvo que entregando las bolsas para saciar el hambre de nuestro pueblo, pero si alguien vio a Dante en su vida cerca de los margariteños, espero me haga llegar un mensaje, pues es evidente que nunca existió éste señor en el sentimiento de los insulares.

Pero va más lejos Dante al señalar “No hay palabras que puedan expresar el enorme agradecimiento y respeto que siento por ustedes, por haber resistido hasta ahora tantas dificultades”.

¡Coño! pero Dante reconoce las grandes dificultades, el hambre y la perdida de la calidad de vida de los neoespartanos, que como corajudos guerreros han soportado el hambre, la ruina, la inflación y la escasez como elementos marcadores de la ruina económica y social, a la que han sometido las políticas hambreadoras a los venezolanos en los últimos tiempos.

Lo más grave es que Dante habla “de reinventar a Nueva Esparta”. Pero da más tristeza cuando este gerente de la nada, habla de sus propuestas de la reinvención con tres planes “los Clap, la ruta del pan y de la venta de pescado a precios justos”.

Con esas propuestas no merece Dante ser ni siquiera candidato a Gobernador de Nueva Esparta, pues asi perdió con Alfredo Díaz en la competencia por la Alcaldía de Mariño teniendo todo el poder del Gobierno Nacional.

Eso es lo que hay en un gobierno que se enreda y se muerde la cola porque no ha podido salir de las bolsitas que le entrega a la gente, y los bonitos que le trastocan el cerebro a los ignorantes, que todavía tienen esperanzas en la reingeniería del poder.

Ahora… en lo que no estamos de acuerdo es en esa carta de Dante, que no solo es una apología a la mediocridad y la estafa lingüística, sino que le miente a la gente al ofrecerle villas y castillos, sin tener la posibilidad de rescatar a Venezuela de ese cataclismo que los somete a la peor tragedia de su historia.

Y es que la calidad de vida se perdió entre las improvisaciones y los globos de ensayo, que solo nos llevan hasta las catacumbas de la muerte, pues es evidente que en una nación, donde sus hospitales están cerrados técnicamente, y donde no hay médicos, ni para poner los yelcos a los pacientes hemodialíticos,  ni penicilinas y menos los argumentos quirúrgicos para realizar las intervenciones a los pacientes insulares.

No hay nada en los hospitales, donde la gente se muere de mengua y no hemos visto el aporte del Protector realizar alguna maniobra para salvar a los margariteños y cochenses.

Nada hace Dante “El Protector” por la crisis de la salud y la gente se está muriendo de mengua en los hospitales y ambulatorios, mientras que la mayoría de las autoridades del gobierno se dedican solo a lo Clap, los panes y la venta de pescado a precio justo.

Pero Dante debe hacer cosas olímpicas, que le permitan mostrar su talante revolucionario a los neoespartanos, pero prefiere tomar el camino más fácil, como es organizar la entrega de bolsa clap por toda la región.

Así cualquiera gobierna una región sin tener votos, y perdiendo el tiempo en babosadas que se pueden manejar, desde las cùpulas podridas del Gobierno Nacional.

Eso es lo que hay y cuando vamos a lo lingüístico encontramos que la carta de Dante es un verdadero insulto al idioma y tendremos que analizarlo en otro momento, pero lo que si se debe recordar y no dejar pasar por alto es que Dante Rivas hizo un gasto de más de 760 millardos de soberanos, pues al multiplicar dos copias y la hoja de papel encontramos que se gastó la bicoca de 720 millones de soberanos, para hacer llegar esa carta a los receptores de los claps y para más nada, pues la gente no lee tanta paja junta, y confieso que tuve la obligación de leer la carta para enterarme de las limitaciones de un hombre, que ha sido el comodín del proceso en distintos cargos y hasta ahora no ha dado pies con  bolas en Nueva Esparta.

Esas son las vainas que me permiten ver desde otro ángulo las limitaciones del gobierno y su pérdida de tiempo en cuestiones sin sentido, que solo marchan hacia el populismo y la quiebra de los valores de la gente.

Por ahora seguimos el rumbo hacia la nada con una hiper inflación mortal que se lleva a las fronteras de la muerte a miles de almas que sufren por no tener la  capacidad adquisitiva.

Los sueldos son miserables y hacen tambalear a un ciudadano que no consigue la fórmula para cambiar de gobierno y en estas horas menguadas no hay solución a una crisis que se traga el futuro de un país.

Pero llegará el momento del despertar de ese cuadro hipnótico que destruye los cimientos de una patria buena que cometió el error histórico de montar en el poder a los militares para tejer su mortaja de muerte.

Manuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Douglas Zabala Pesadilla Opositora

De pronto veo que Julio Borges en sus correrías clandestinas es perseguido a tiros por los esbirros del Sebín y activistas de "La Piedrita". En...