Paradigma     Manuel Avila    Sin tapujos

 ¿Dónde está el líder? No aparece por ninguna parte porque los partidos políticos no formaron a nadie más. Fijense que aparecieron de nuevo en la escena Eduardo Fernández y  Claudio Fermín retando las leyes del tiempo y condenando a la nueva clase política a guardar sus cañones.

Por ningún lado aparecieron Capriles y Leopoldo y a Henry Ramos todavía se le ve roncando en su cueva de la Asamblea Nacional, pero no aparece un estadista por ninguna parte. Eso es lo raro que Venezuela una nación con tantos valores no termine de parir al hombre o la mujer que mueva las masas a cualquier proyecto que libere al país de esa miseria chavista.

Nos quedamos sin el líder que pueda mover las fibras humanas y catapultar a los ciudadanos a buscar esos cambios que tanto necesita la República. Nadie sale a pegar cuatro gritos porque la gente tiene miedo a la dictadura, al autoritarismo que mantiene en jaque a la sociedad venezolana.

Esa realidad se bambolea como si fuésemos un rebaño de ovejas arreadas por un arriero que no aparece por algún lado. De aquellas camadas de figuras como Jóvito Villalba, Luís Beltrán Prieto Figueroa, Rafael Caldera, Carlos Andrés Pérez, Arturo Uslar Pietri  y tantos otros que brillaron en el espacio nacional.

Pero parece que se trancó la máquina de producir líderes porque el último que apareció fue el Mago de Sabaneta  con sus defectos y virtudes. Es que el tipo con su lenguaje chapucero se metió en el bolsillo a todo el país para encarcelarnos para siempre en una cúpula de cristal.

De eso se trató la venta del producto llamado revolución y la oposición todavía no termina de parir al líder que mueva ese 83% de abstencionistas que andan realengos por todo el país.

Escuchar a Ángel Oropeza de la MUD tratando de llevarse el liderazgo para su institución es una locura que hace cometer errores a instituciones que carecen de las figuras para dar el salto a la libertad.

Pero de eso se trata de conducir al rebaño nacional a la ruta de los cambios. No hay un líder porque a Caprilito lo mató su ambición de poder y a Leopoldo se lo tragó la bruma de un liderazgo prisionero de sus propias locuras.

Lo que no se entiende como en las naciones de Latino americana nacen líderes cada día que apuestan a la reedición de los liderazgos, pero ni siquiera se asoma uno de esos valores que sobran en el país.

La voz sonora del conductor del rebaño nacional se quedó atascado en el recinto de la Asamblea Nacional donde los discursos cansones de los 4 tipos de siempre buscan el protagonismo que los conviertan en el líder que Venezuela busca desesperadamente.

En ese estado de locura entró una sociedad venezolana que no ha terminado de parir ese líder que nace a cada rato en los pueblos de  Latinoamérica para salvar a nuestros pueblos. El país se muere a menguas y los mismos tipos de levita negra se cruzan por los espacios políticos sin  hacer nada y solo dando saltos de rana en la búsqueda de la razón.

Creer que ese líder venezolano no termina de nacer y cuando muchos apostaban al nacimiento de un nuevo liderazgo con los estudiantes que estuvieron en las calles enfrentando al régimen con escudos improvisados, con la palabra como instrumento de combate y con la gente empujando la aparición de nuevos protagonistas terminamos sepultando a las nuevas generaciones al entregar el coraje nacional en una mesa de diálogos que solo condujo a la nada.

El régimen hizo añicos a los partidos políticos con procesos de validación y terminaron muriendo ante la opinión pública nacional por su alto nivel de ingenuidad que los llevó a quedar rezagados en el tiempo. Tiraron por la borda el triunfo del 2015 en las elecciones legislativas y solo usaron la AN para danzar con palabras huecas al perder ese espacio de las leyes que más nunca podría volver a tener el respeto del ciudadano.

Es que se quedaron en el camino los representantes de los partidos políticos que no supieron rematar a un rival que salió de las catacumbas de la derrota con el garrote en las manos para someter de nuevo a una sociedad que se levantó con sus votos para buscar el cambio de modelo político, pero no pudo carburar la salida a la crisis nacional.

Todavía a estas alturas del proceso con más de 18 años en el poder no ha terminado la oposición de recomponerse y ver a Ángel Oropeza y otros seudo líderes hablando de un supuesto triunfo de la abstención venezolana es parte de las locuras de una oposición diluida entre la mentira y la verdad, pues que uno de los baluartes de la MUD declare que son los ganadores de este proceso electoral y otros grupos como los seguidores de Falcón y Bertuchi alabándose por la actuación de sus candidatos, eso son solo cosas de locos.

Nadie le dijo a los venezolanos que no salieran a votar o por lo menos la gente no les hizo caso si lo hicieron, pues esa fue una decisión soberana como la del 2015. No hemos tenido suerte con la formación de ese líder que piden los venezolanos y los últimos fueron CAP con sus planteamientos económicos que ni siquiera su partido supo entender y Chávez con su sarta de mentiras que hicieron de Venezuela tierra arrasada por el populismo.

Todavía estamos pagando esa crucifixión popular y la gente no despierta de su estado de inanición, pues el diseño cubano nos condicionó a tener un pueblo que alquila el hambre y se somete a las peores condiciones de hambruna que han conocido esta parte del mundo.

Pero estamos seguros que este pueblo valiente no podrá aguantar más esta calamidad que ha vuelto añicos a una sociedad enferma de ignorancia y que llevó a miles de almas a reventar los diques de la idiotez ante el mundo.

Venezuela saldrá de esta pela en cualquier momento porque los pueblos son ignorantes, pero alguna vez despiertan de su estado de trance hipnótico para reventar como los volcanes y llevarse por el medio cuanta mugre revolucionaria mantiene atascado el libre pensamiento de un pueblo soberano.

No más pérdida de tiempo con este proyecto  descabezado que marcha hacia la colisión final con un pueblo hambriento cabalgando llanura adentro sin saber dónde está el horizonte. Esas son las cosas raras que le ocurren a los pueblos nobles que buscando Dorados se pierden entre las nebulosas de una sociedad dispersa en imágenes de los sueños infecundos.

Tanto que criticamos la mugre cubana y terminamos imitando esa pobreza mental que por más de 50 años ha tropezado con la misma piedra hasta perder la libertad. Eso no es lo que queríamos para nuestro pueblo, pero  el líder populista que murió vendió muy bien un modelo manido que terminó sepultando viva a toda una sociedad.

Si esa fue la respuesta del pueblo ante los desvíos de la cosa pública en los tiempos de la IV República y ahora cuando vemos a estos zánganos llenando sacos y burlándose de la miseria de la gente, solo nos queda pensar que volvimos a cometer otro error de ´calculo.

Nada hacemos con pretender alzarnos con un liderazgo que es del pueblo como el mensaje de “Fuente Ovejuna” que saldrá de los reinos de los cielos a elevar un líder que conduzca a Venezuela a puerto seguro.

No es con Maduro con quien llegaremos al progreso porque un pueblo que vive de la mugre socialista y de la dádiva con bonos y pagos por votar, no podremos llegar muy lejos porque la sociedad se pudrió en el palo central y es necesario recomponer la historia a puros retazos.

Por ahora seguimos en la lucha con guerreros de las ideas moviendo sus pensamientos y sus ideas, pero no con usurpadores de identidades y manipulaciones de verdades que son parte de las mentiras de una sociedad huérfana de liderazgo.

Manuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

“Tú periódico impreso en la red” NOTICIAS JR presenta: Titulares de hoy 25 05 2018

http://www.noticiasjr.com/noticias-jr-presenta-titulares-mas-resaltantes-de-hoy-viernes-25-de-mayo-2018/   ➡  ¡POR FIN! MADURO RECONOCIÓ QUE HAY PRESOS POLÍTICOS Durante su juramentación ante la constituyente,  el dictador dijo que: “Detenidos por delitos políticos saldrán en...