Paradigma ¿Suprema Felicidad?

Suena rimbombante el nombre de vice ministerio de la Suprema Felicidad que creo este gobierno en la Gaceta Oficial 40.280  y tiene como objetivo estratégico la integración de las políticas de prevención, protección, atención, recreación e inclusión social de las familias, niños, adolescentes, personas en situación de calle, adultos, personas con discapacidad que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad social.

Pero cuando creía que solo era Alicia en el país de las maravillas que se vino a Venezuela a sembrar felicidad en esta tierra de Bolívar apareció en Margarita la encargada del vice ministerio Carolina Cestari y me di cuenta que si existía tal fantasía revolucionaria.

De verdad es otra representación teatral de la burocracia boliburguesa que vino a “caerle a muelas” a los venezolanos con planteamientos sacados del sombrero del mago, pues es evidente que un gobierno que no pudo resolver la propuesta electoral en 15 años como es la problemática de los niños de la calle, ahora quiere por efectos de burbujas exhibir la mentira revolucionaria más maravillosa del mundo.

Las Mil y Una Noches se vino a la Isla de Margarita con Carolina Cestari, Vice Ministra de unos de los 111 vice ministerios y apareció en Playa el Agua a participar en la expropiación de 11 casas de la Fundación del Niño que hizo hace muchos años un gobierno de la IV República y que ahora algunos que degustaron de las mieles del poder para aquel momento, se sienten ofendidos porque se hizo un crimen ecológico de grandes dimensiones.

Pero como la Suprema Felicidad anda regalando bienes de otros gobiernos a sus conchupantes, no extrañaría que se expropie a los comerciantes que han violado por años los derechos ciudadanos y que ahora el ministerio de la fantasía pondrá orden en la anarquía ambiental.

De todas formas vemos que la filosofía del vice ministerio de la Suprema Felicidad está sustentada en la sensibilidad social y por ninguna parte se escucha que estos burócratas intenten por lo menos rescatar la gran promesa incumplida por el Cristo de los Pobres como fue erradicar la pobreza de todo el país y que no quedara un solo niño de la calle en la nación. Estamos entendiendo que el vice Ministerio que coordina Carolina Cestari viene a remendar los errores del presidente Chávez y sería un honor que esta mujer descendiente de italiano que preside tan importante y maravillosa institución hiciera realidad el sueño de su comandante-presidente que quiso erradicar la pobreza de las barriadas venezolanas.

 Y si comienza ese Vice Ministerio el sueño de erradicar a los niños de la calle que nunca llegó a cumplirse porque hoy más que nunca los niños deambulan por nuestras calles sin dolientes. Esa es nuestra realidad social y ojalá que Carolina Cestari en vez de estar en Margarita ordenando el ambiente y siguiendo la voz de quien ayer formó parte de la IV República y hoy vocifera contra la gran obra de gobierno que dejaron los gobiernos del pasado. Ojala este gobierno socialista pudiese exhibir en los próximos años algo que se acerque a obras monumentales como  Teatro “Teresa Carreño”, Metro de Caracas, Centrales hidroeléctricas, Petroquímica y tantas obras que se exhiben con orgullo ante los ojos del mundo.

Ahora no sé qué entienden estos socialistas al criticar las 11 casas de la Fundación del Niño en Playa el Agua, pero deberían sentirse orgullosos de lo que se hizo en un pasado que muestra grandes logros como muestrario de sus huellas en el tiempo. Así son las cosas, pero como ahora todo el mundo tiene el alma revolucionaria producto de los espacios de poder y las canongías, pues es válido leer tantos brotes de comunismo escrito que ya asquean.

manuelavilaManuel Avila

@enciclica

Comentarios: