Paradigma                         Viejo reglamento

El viejo reglamento del bloque opositor venezolano le da el poder a los jefes de los partidos para elegir a los candidatos que van por lista y por los circuitos ganadores y las migajas se la dejan a los partidos minoritarios y a la sociedad civil. Ese planteamiento está fuera de lugar en momentos cuando los estudios de opinión señalan que el 59% de los venezolanos no cree ni en un bando, ni en el otro.

No cree en nadie una sociedad venezolana que con un barril de petróleo a 38 dólares, un dólar a 176 bolívares y un escasez descomunal le puso a Maduro las maletas en la calle al bajar su popularidad a 18 puntos. Pero aun así los jerarcas de los partidos políticos AD, PJ, UNT y Copei siguen jugando a imponer bates quebrados como candidatos a la lista y a los circuitos salidores.

A eso están apostando los mismos hombres del poder partidistas que pretenden abusar de su poder imponiendo los mismos rostros de toda la vida. No les importa chocar con la fuerza de una sociedad civil que perdió hace rato sus deseos de votar y le quiere ver el hueso a Ramos Allup, Borges, Henríquez y Barboza porque han vendido los espacios de la oposición de a poquito.

El viejo reglamento del 2010 determina que corresponde a los partidos las cuotas de acuerdo a los votos que sacaron en esas elecciones y eso ya no es posible porque cuando suman los números de las organizaciones políticas encontramos a PJ con 9 % y AD con 4%.

El resto de los partidos no cuentan porque UNT, Copei, ABP, PVZLA, VENTE, CAUSA R, VP y el resto de los partidos no llegan al 2% y termina debiéndole a las encuestadoras. Qué pena encontrarnos en una realidad que no llega al 12% la suma de los partidos políticos y mientras tanto la sociedad civil mantiene un 59% que es la mayoría de los votos del país.

Esa es la gente que no quiere nada con partidos políticos y apuesta a cambiar el gobierno por cualquier vía, menos por la electoral. Al PSUV le dan el mismo porcentaje que tiene Maduro y que en estos momentos frisa el 18%, cifra que le permite ganar cualquier proceso electoral porque con una oposición dividida en mil partes, no es posible ir a contienda alguna.

Cuando vemos ese panorama encontramos razones para que el PSUV no se mortifique por elegir sus candidatos en primarias por ahora, pues es evidente que confían en la recuperación de la economía por un milagro o un acto del destino.

A la oposición venezolana le costará vencer la fortaleza de los 4 caballitos del apocalipsis que enrollados como una culebra en la MUD, esperan el momento exacto para anunciar al país que no hay tiempo para primarias y mucho menos dinero para realizarlas.

Eso indica que la tesis del consenso contenida en el viejo reglamento se impondrá de nuevo, dizque para evitar heridas profundas que según ellos, dejarán huellas insalvables en una oposición que no pega ni con cautaro.

Pero es que pretender unir a la oposición venezolana con tantas diferencias es parte de la misión imposible de los cuatro bandoleros que se tomaron la MUD para ellos. Eso es lo que hay y duela a quien duela son los jefes de los partidos los encargados de poner a su antojo a los mismos candidatos con sus rostros ajados por el paso del tiempo y le garantían a la oposición venezolana la peor derrota de su historia en unas elecciones parlamentarias que no se sabe ni siquiera su fecha de celebración. Es lo que hay y el viejo reglamento se impondrá por encima de la voluntad de un pueblo que exige cambios.

manuelavilaManuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández 6 de agosto 2018, lunes #PeriscopioVenezuela buen día

http://americanuestra.com/la-oposicion-venezolana-cuestiona-el-atentado-contra-nicolas-maduro/  La oposición venezolana cuestiona el atentado contra Nicolás Maduro. Está por verse” si fue un atentado, un accidente fortuito o alguna de las otras versiones...