Piden nulidad de juicio a Afiuni y su libertad

   Los abogados defensores de la jueza suspendida María Lourdes Afiuni, Thelma Fernández y José Amalio Graterol, solicitaron la nulidad de todas las actuaciones en su contra y su libertad inmediata, en virtud de que la Sala Plena del TSJ publicó el lunes de esta semana una sentencia según la cual los jueces no pueden ser sancionados ni juzgados por sus decisiones.

   Explicó Graterol que la sentencia en cuestión de la Sala Plena, suscrita por todos los treinta y dos magistrados que integran el alto tribunal, fue aprobada el día 8 de febrero del año en curso, pero demorada hasta este lunes.

   El fallo en cuestión se concreta al caso de la denuncia de una dama de nombre Zuleima González Gómez, quien planteó al alto Tribunal que su marido maltrataba moral y físicamente a sus dos hijos y a ella, por lo que  tramitó y obtuvo primero la orden de separación del esposo del hogar, luego la obligación de mantener a los niños, finalmente el divorcio y guarda y custodia de los menores.

   Sin embargo, el esposo continuó hostigándola y logró por medios fraudulentos llevarse a los niños, ella continuó su lucha  judicial, ganando la guarda y custodia definitiva con un amparo y le volvieron a confiar a los menores. El marido apeló del amparo y  le negaron el recurso por lo que recurrió al TSJ en Sala Constitucional, donde la Magistrada Carmen Zuleta de Merchán revocó el amparo y ordenó que otro tribunal decida sobre el caso.

   Al conocer de la denuncia de la dama contra la magistrada Zuleta de Merchán, dice Graterol, la Sala Plena produjo entonces el fallo unánime según el cual los jueces no pueden ser juzgados ni sancionados por las decisiones que dicten.

   Como ése es precisamente el caso de Afiuni, dijo Graterol, pues la privativa de libertad y el juicio todo contra ella es porque otorgó libertad condicional a Eligio Cedeño debido a que tenía más de tres años privado de libertad sin sentencia definitivamente firme, lo cual viola disposiciones expresas de la Constitución de la República y del Código Orgánico Procesal  Penal, se pide la nulidad y libertad plena.

   De otra parte, la jueza 17 de juicio Marilda Ríos, concedió a María Lourdes Afiuni su petición de ser examinada y tratada por un médico  privado de su confianza y ordenó a la GNB que la conduzcan el próximo lunes al Centro Médico Docente La Trinidad.

Comentarios: