Pienso darle mi voto a Maduro…

Elorza, Apure

Me lo dice un amigo chavista: “Votamos por intereses propios; contratos, licitaciones pero a Maduro !!! A Maduro Lo va a sacar el mismo pueblo!!!”

Estas palabras me llevan a dejar mi mentalidad opositora y empezar a pregonar mi mentalidad necesaria para vivir y no sobrevivir.

Si gana Maduro seré feliz porque el Bolívar seguirá cayendo en picada y para quienes vivimos afuera es el paraíso a bajo costo.

Si gana Maduro al fin podré tener casa porque con lo que gano afuera compraré muchas en Venezuela si el Bolívar estará 17 veces o más devaluado.

Si gana Maduro seré feliz porque viajaré a la frontera a hacer mercado para meses y muy baratos al llevar pesos 17 veces más caros que el BSF. Hasta gasolina podría contrabandear y hacerme un agosto con los militares corruptos que están en esa zona. Un buen trabajo de investigación, eso sí para no ser detenido ya que no todos se amparan tras un uniforme para camuflar la corrupción.

Si gana Maduro seré feliz porque iré a Margarita toda una semana con lo que aquí gasto en sólo un fin de semana de rumba. Derrochante en la isla sería el más atractivo.

Debería saltar la talanquera esta noche y pensar en mis beneficios de ganar Maduro. El país me vale huevo si a él nada le he valido y menos le debo.

Estudié porque mis viejos trabajaron, comí y como porque hemos trabajado. Los burgueses me excluyeron siempre. Me humillaron en el colegio por no usar los Reebok Clasic o los Levis de moda.

Sí, debería apoyar a Maduro! La oposición nada me ha dado. Hasta tuve que irme del país cuyo 14 años llevan gobernando los de la llamada patria socialista.

500mirrr? Nuuu, eso es pan para hoy y hambre para mañana! Quiero más! Quisiera un cargo que la oposición no me ha dado y tener así un trabajo por seis años. Qué importa ir a una marcha obligado y firmando asistencia si tengo trabajo. Además, dicen que el voto es secreto.

 

Quisiera el status político que hoy no tengo? Tal vez, pero primero desearía una casa, un carro, una novia y mi perro en Venezuela con mi mamá. Cuántos de los que vivimos lejos de nuestro país no queremos eso?

Ja! Ven, y mientras analizo el por qué debería pasarme y darle mi voto e imagen a

Maduro, pierdo seguidores. No me importa!

Qué he ganado por pensar en los demás y no en mí si hasta el irme de Venezuela fue por pensar en mi familia y no en mí. Si así fuera estaría en VTV o Telesur.

Creo que sí sería bueno votar arriba y a la izquierda en el tarjetón del PSUV. Ya es hora de pensar en este pechito y lo que necesito… No?

Mientras escribo esto, muchos me tildan de borracho por ser un sábado en la noche.

Lástima, ayer sí me respetaban y cuando pienso en mí no lo hacen… Son ustedes unos egoístas.

Ja! Y siguen insistiendo en que me vendí por 500mirr…

Y si me vuelvo chavista qué desde mi punto de vista con mis justificaciones? Me condenaràn?

Veo la talanquera, ahí está! Al frente. No me han ofrecido nada pero sólo bastará hablar. Veo a Maduro, Wiston, Mario y el Coco… Me llaman a hacer patria. Cuál patria si únicamente me interesa mi quince y último. Igual, para eso, les seguiré la corriente. Tal vez ellos buscan engañarnos y ahora yo puedo mentirles. Lo mejor, me pagarían por eso.

Espero que si tomo tal decisión no cueste nuestra amistad. Tengo derecho a vivir como quiero y con lo que necesito.

Dicen que deliro…

Delirando? Qué tengo con Capriles o las manitos blancas? Se preocupan porque esté abriendo los ojos por y para mí?

Por cierto, antes de seguir, aclaro que no me hackearon la cuenta en twitter. Soy el mismo que viste y patea.

Qué gané con trabajar en Globovisión? Qué gané con trabajar en Unión Radio o en CMT de donde me botó un tal Cordero quien ahora es jefe en Telesur. Qué gané con una golpiza de la Guardia Nacional en Altamira mientras trabajaba como periodista. 

Qué gané?

Qué dijeran que fue una pedrada cuando me golpearon brutalmente con peinilla, puño y patadas. Eso sin contar el FAL en la cabeza y la bomba lacrimógena explotada en mi cara mientras me decían “Sapo, esto es para que aprendas a decir la verdad”.

Talanquera bajita o grandes motivos? #SóloPregunto

Luchar? Por quién? La lucha ahora es por mi y lo que necesito? Mi amigo chavista me abrió los ojos!

Dirán que por lo menos no he perdido la dignidad. Cree que con mis argumentos vale de algo la dignidad? Estoy cansado de 50 chamos con su dignidad acostados en Chacao.

Me cansé de 4 personas marchando y ruedas de prensa con comunicaditos contundentes, diáfanos y enfáticos. Me canse también de los que piden calle y sangre.

Me cansé de un Capriles diciendo que luchará. Me canse de los conformistas, pasivos o radicales.

Me cansé de las reuniones de 5 tratando de romper un mito o mover emociones para cambiar un paso socialista.

Me canse de que me aplaudan por ser opositor sin saber si soy la solución. Me mamé de los aduladores. Me cansé de los intolerantes.

Me cansé de los que luchan por un país, menos festivos como semana santa, claro está.

Me cansé de los correos con rumores, estudios, análisis fantasmas y que si era un muñeco o es un Dios. Me cansé de un Globovisión que ahora, por economía, tocó vender. Un canal dejado en la soledad por decir una verdad del país ajena a Miraflores pero condenado. Una ventana que cierran porque esa vista no da hacia la playa de la revolución de la gran Bayamesa.

Y? Y si decido empezar por trabajar en el consulado venezolano? Es una manera de ganarme su confianza.

Pienso y pienso en tomarle la mano a Maduro y el llamado a la revolución que dice ser de todos los venezolanos. #SóloPienso

Pero no puedo! Capaz y me echan del trabajo y me quedo sin el chivo y sin el mecate!

Neh! Del canal no me botarían. Hay de derecha y de izquierda en nuestra redacción. No perdería mi trabajo pero…

Peeeero…

Pero sí mi país, mi patria mi vida y dignidad!

Saltar la talanquera, nunca porque si bien amor con hambre no dura tampoco podría buscar ese pan condicionado por vergüenza al levantar mi rostro. Cómo mirarlos a los ojos. Cómo honrar una amistad pero también cómo honrar el nombre de Venezuela que forra mi piel. Cómo volver?

Cómo dejar de luchar si es de valientes caer y levantarnos. Cómo tender mi mano a una mentira que juega con la esperanza de otros?

Cómo venderme por cargo, licitación o depósito ante la manipulación que convierte a un líder fallecido en una alma en pena?

Cómo venderme al odio que con una espada y epítetos de división pregona paz. Cómo sacrificar la patria por mi bolsillo?

Cómo podría darle precio a mi conciencia y dignidad ofendiendo la memoria de mi padre y desechando lo enseñado.

Cómo puedo cambiar mi verdad pisando lo que creí y dejé de honrar por no obtener beneficios personales y materiales inmediatos? Si no trabajo no como y esa es mi doctrina. No puedo dejarme llevar por la Misión de un subsidio, nada diferente a la trillada 4ta república. Papá gobierno me alimenta la esperanza y con la excusa de creerles, algo recibo sin pensar en el mañana y muy poco en el hoy.

Yo sigo luchando por mi país desde esta trinchera, desde este lado de la frontera y desde estas ideas pero…

Me quedo a luchar para que no sean 50 chamos sentados en Chacao sino miles, de pie, dando su voto ante una urna con dignidad!

Yo me quedo para reunirme o promover el encuentro de ideas de miles y no de 25 en un salón.

Yo me quedo para que no sea un sólo hombre como Capriles o Falcón y unos más luchando contra la corriente y peor, contra los mismos que dicen apoyarlo pero que a la par van promoviendo la abstención ante un CNE parcializado y tildando la gira de un paseo. Me quedo para evitar un fraude imposible de consumar si todos salimos a votar.

Yo me quedo para cambiar lo que haya que cambiar y mejorar lo bueno que pueda existir de un gobierno de 14 años. No es un “quítate tù pa ponerme yo”. Es un, “dame la mano que vamos juntos. La solución no es un Capriles solo; somos todos.

Me quedo para demostrar que si la suma de nuestros colores es la Vinotinto, no necesariamente deba ser por la sangre producto de la intolerancia.

Me quedo porque defiendo mi verdad y pienso en el futuro forjando el presente que hoy transitamos. Me quedo por mí que también soy Venezuela. Me quedo por las ideas colectivas y no las aspiraciones personales.

Me quedo porque no puedo ser egoísta. Pero también me niego a ser ciego y el no entender que por algo otros son gobierno.

Me quedo porque quiero ser la solución y no un obstáculo para el progreso. Quiero ser una barrera sí, para el odio, el mezquino, el intolerante con camisa roja o azul.

No puedo pregonar sin hacer siguiendo el error de muchos de lado y lado. Quiero y sé que el respeto debe renacer de ambos lados.

Tengo amigos chavistas que dicen luchar por sus negocios y hasta por sus cabezas pero nunca por Maduro aunque eso implique votar por lo que no creen.

Revolución? Hace tiempo, en ellos, se desvió y hasta perdió pero en otros, aunque no lo crean, sigue incólume.

Existen quienes creen, se levantan y viven porque respiran una revolución traducida en esperanza aunque el verbo no sea acción para todos. El discurso les llena el apetito de un sueño, pero el único dormir eterno es la muerte.

Hay chavistas, revolucionarios pero también existen vividores, oportunistas e hipócritas que manchan la memoria de Bolívar y hasta la e Chávez en su buenos tiempos.

Yo sé que hay un pueblo revolucionario pero también una cúpula que debe ser revolucionada y más aún, evolucionada por ese pueblo vinotinto.

La desviada revolución se engendra es en aquel que se dedica a dividir, golpear o desprestigiar basados en rumores o diatribas políticas mientras que la evolución necesaria es la de entender que yo tengo mi esperanza y verdad como otros tienen las suyas. Respeto para que el respeto sea comunicación y no exigencia.

 

Unos, ante mis palabras me borraron de twitter, precipitados tomaron la decisión sin pretender escuchar hasta el final mientras otros me aplaudían por darle una bofetada a quienes se vendieron por los citados 500mirrr. No sé si se vendieron o no aunque sí sé que muchos pelean por el billete y no por la patria.

Con lo dicho esta noche, en la conciencia de cada uno quedará si se vendieron o no. En su hoja de vida quedará si piensan en su país como lo podemos hacer nosotros o si prefirieron el camino fácil del apoyo al poderoso pero no luchar por ser grandes ante los suyos y ante su espejo. Al país no le debemos nuestras riquezas pero sí nuestros valores y con valores todo se puede. Hasta derrotar a los poderosos.

Como digo siempre, #SóloPienso

Unos creemos en @hcapriles y otros en @NicolasMaduro pero en lo que siempre debemos tener fe y esperanza es en nuestra Venezuela.

 

VOTA!

Juan Carlos Aguirre Romero

Periodista

@PiensoYPregunto

 jucaros@hotmail.com

 

Comentarios: