Por si acaso llegamos a elecciones en Venezuela…

Hace una semana salió al aire una entrevista que me concedió en Miami la muy amable Sra Juana Isa en su programa Nuestra América en Radio TV Martí.
Allí plasmé lo que para mí es el meollo del dilema que confrontarán los votantes  el 7 de octubre. Ya no se trata de hablar o alertar sobre el fraude, ya que los venezolanos hoy están sumamente conscientes del peligro que representa y cómo sin duda afectará el proceso electoral.  Irán a votar a pesar del fraude cantado, y con su determinación de sacar a Chávez del poder, así desmentirán la tan perniciosa lógica de quienes han ido predicando a lo largo de los años que el hablar de fraude electoral desmotiva a los votantes.
No, el tema de máxima importancia ahora es mucho más grave. Tiene que ver con la legitimidad misma de estas elecciones, legitimidad que ya le ha sido muy equivocadamente conferida por voceros del Comando Venezuela cuando declaran que las elecciones no serán  equilibradas, pero sí serán libres.
Esto es sencillamente una mentira. Las elecciones no serán libres, y por ende los resultados no podrán considerarse legítimas bajo ninguna circunstancia. En la entrevista http://www.martinoticias.com/media/video/14239.html?z=127&zp=1 explico por qué.
Por favor ayuden a difundir este simple argumento: Con la yuxtaposición en las mesas de votación de una novedosa máquina interactiva que capta y descifra tu huella dactilar (y que te confirma en la pantalla con nombre, apellido y foto tu identidad) la cual está ubicada al lado de y conectado con un cable a la máquina de votación, NADIE puede asegurar con 100% de confianza que to voto sea secreto.

Lo que sí se puede afirmar es que bajo estas circunstancias TU VOTO NO SERÁ LIBRE. Y si tu voto no es libre, y si tú no estás 100% seguro de que tu voto será secreto, los resultados de estas elecciones carecerán de toda legitimidad, ya que el artículo 21.3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos estipula que “La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.”

Es de suma importancia que esta simple verdad, que ningún vocero de la oposición parece querer difundir, se transmite urbi y orbi.

Concluyo que el Comando Venezuela no quiera hacer eco de este argumento, razonando que al hacerlo sólo servirá para desanimar a los votantes. En lo personal, creo que con la desesperación que cunde actualmente en el seno del gobierno, se impondrá por la fuerza bruta su voluntad de ganar, y que no existe casi ninguna posibilidad de que gane Henrique Capriles, aunque él tenga como creo firmemente el 60% de las intenciones de voto en este momento.

Por esta razón creo que se debe intentar a como dé lugar deslegitimar el proceso electoral antes de las elecciones, y así advertir a los rectores del CNE que con la imposición de estas nuevas tecnologías están incurriendo en una grave violación de los derechos humanos de los venezolanos

Gracias por su interés
Erick Ekvald

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Carlos Blanco Madre catástrofe 

La catástrofe invade, permea, corrompe y destruye el resto de tejido social que sobrevive. Todo parece valer. Los de allá roban a placer; matan, persiguen...