Si Si Si Ubaldo Santana, Arzobispo de Maracaibo: “La Iglesia apoya y alienta el acto ciudadano de la consulta”

CIRCULAR SOBRE LA PARTICIPACIÓN DE LA IGLESIA EN LA CONSULTA POPULAR

Queridos hermanos sacerdotes!

Hago mías y comparto con ustedes estás líneas de acción para orientar nuestras acciones y posturas ante la consulta popular que se llevará a cabo el próximo 16 de julio.

Como Pastor de la Iglesia Católica, después de una amplia consulta para tomar la mejor decisión en bien de la Iglesia y de nuestra patria Venezuela, habiendo escuchado, incluso a los mismos promotores de la actividad, hago saber cuanto sigue:

1. La Iglesia apoya y alienta el acto ciudadano de la consulta, pues expresa el derecho de los ciudadanos de expresar su parecer sobre la necesidad, oportunidad y conveniencia de la Asamblea Nacional Constituyente, convocada unilateralmente por el Gobierno Nacional.

2. La Iglesia defiende el derecho de cada ciudadano de expresar libremente su opinión en los temas de su interés. Es por ello que, como Pastores, animamos a todos los que quieran participar en esa consulta de modo que cada uno pueda expresar libremente su parecer.

3. La Iglesia anima a participar en esta consulta, incluso que participemos los obispos y sacerdotes, de modo que cada uno pueda expresar libremente su parecer.

4. La Iglesia no está de acuerdo con la Asamblea Nacional Constituyente por los motivos expresados en los distintos comunicados. En síntesis, no afronta y resuelve los problemas reales del país, es instrumento de exclusión pues las bases comiciales no incluyen la consulta previa de la Asamblea y no aseguran que el nuevo texto constitucional sea consultado a todos los venezolanos. Además, lo que adelanta la campaña oficial es más bien la radicalización del socialismo comunista, con mayores controles gubernamentales y exclusión de quien piensa en forma distinta.

5. La Iglesia rechaza la fuerte e inhumana represión de cuerpos militares, policiales y paramilitares, especialmente la mirada complaciente hacia la acción de grupos colectivos, que actúan impunemente contra las manifestaciones populares, y que han causado muchos muertos y heridos especialmente entre la población joven.

6. La Iglesia rechaza la violencia venga de donde venga, especialmente el daño de instalaciones públicas y privadas.

7. Todo templo es una casa destinada al culto. Es casa de oración y casa de encuentro, pues es una casa abierta a todos. Con el fin de evitar que cada templo pierda su carácter sacro y evitar el riesgo de una profanación. Por ello, NO SE PERMITIRÁ QUE LA CONSULTA SE REALICE EN LAS IGLESIAS, TEMPLOS O CAPILLAS. Estos son lugares de culto que especialmente los domingos reúnen gran cantidad de fieles, y el día 16 hay confirmaciones, primeras comuniones y fiestas patronales de la Virgen del Carmen.

8. Si algunos centros de consulta son colocados en las plazas, calles o adyacencias de las Iglesias parroquiales, la parroquia puede ofrecer su apoyo en lo que considere oportuno, principalmente en el caso que se produzca violencia física contra la gente. No podemos abandonar al pueblo que quiere manifestar pacíficamente contra todos los atropellos que sufre y especialmente en su legítima aspiración a la libertad, y a resolver por la vía de elecciones universales (con la posibilidad de que todo el universo de electores se exprese en igualdad de condiciones) la orientación que deba asumir el país.

Todas estas decisiones se las hemos hecho saber a los organizadores de la consulta popular para el día 16 de julio, y ellos han aceptado y respetado nuestra decisión.

Pedimos a Dios y a la Virgen del Carmen que nos ayuden a resolver pacíficamente los problemas.

+ Ubaldo Santana
Arzobispo de Maracaibo

Comentarios: