Silvia Griffin  @Civin44  DERROTA EDULCORADA

Las elecciones del  20 de mayo, nos aportaron pistas para  hacer lecturas políticas en Venezuela, algunas cifras nos reflejan el comportamiento de la relación dominantes/dominados, en gestiones de gobierno  con modelos populistas y revolucionarios.

El Padrón Electoral, según el  CNE fue de 20.374.829 votantes  en el país  y 107.284 en el exterior, se movilizaron 9.333.248  (45.99 %), Nicolás Maduro  obtuvo 6.157185,  (67,79%) Henri Falcón 1.909172 ( 20,98%), Javier Bertucci ( 10,83%) y Reinaldo  Quijada (0,39%), (176.210)  los votos  nulos, fueron  el (1,9 % ).

El  control de la población con Carnet de la Patria, con un código QR, es de 17 millones,  el registro del partido del gobierno,  Psuv tiene 5 millones de inscritos,  el reelecto prometió en su campaña electoral 10 millones  de aliados, el mismo valor de un bono, que se lo prohibió el CNE, 2 días después de las elecciones evidenciando el delito.

Cada jefe de campaña tiene su lectura, la  del régimen  promueve su derrota con alardes de triunfo del 60 %,  una  reseña boxística donde se juega con términos: combate, round, árbitros, réferi, nocaut, cuerdas etcétera.

Como si la dinámica de desarrollo de un país es un acto en el ring,  el resultado es ganarle al  contrincante más cercano, sin percatarse de la gestión y responsabilidades políticas, para  una población que adolece de hambre,  deficientes servicios públicos en ambientes de constante  violación de la constitución.

El de la oposición el ventajismo, la vista gorda del CNE, el delito electoral y la danza de egos de poder de la MUD, con un resultado de abstención récord en la historia electoral del país  del 54 % que hay que movilizar socialmente.

El  acorralamiento  internacional el  no reconocimiento del presidente  de Henri Falcón,  la expulsión del diplomáticos norteamericanos, el descontento de la población, los ruidos de sables y la angustia del régimen por desmontar su propia guerra, son algunos sabores edulcorados del supuesto triunfo abrumador, pareciera que el pueblo despierta de una pesadilla producto de modelos de gobierno vencidos, cuando la gobernanza exige talento, buena administración, ciudadanía y juegos con la diversidad societal, entre otros.

Venezuela  fue un referente de innovación en varios ámbitos de su desarrollo, hoy enfrentamos un desafío el de la ocupación de espacios políticos, por una manada de ilusos que en pleno siglo XXI , han implantado un modo de vida cruel, que obliga a la clase media a despertar e innovar nuevas formas de promover el cambio hacia la Venezuela deseada con coraje e inteligencia.

Silvia Griffin

@Civin44

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Gonzalo Oliveros Barra Plural 451 De abstenciones y participación.

 Venezuela y Colombia han celebrado elecciones con una semana de por medio. Una, la venezolana, profundamente discutida. Entre participantes y abstencionistas. Con una coincidencia, ambos...