SIN FRONTERAS DE VICTIMARIO A VICTIMA…

 Revuelo nacional e internacional, desataron la huida de Franklin Nieves, (Fiscal 41) donde el Tío Sam. Pero, la expectación generada por sus “revelaciones, informaciones, declaraciones, imputaciones, y/o acusaciones” sobre la “justicia” en el País; no debe sorprender a propios y extraños. Público y notorio, fue el proceso judicial en el caso de Leopoldo López; pero acaso no ha sido esta la actuación del “Sistema Judicial Venezolano”, amañando juicios y procesos judiciales, ejecutando a todo aquel que disienta del régimen.
DE VERDUGO A CONEJITO… Es inconcebible, que después de varios años siendo el “verdugo” por acción, imposición, sumisión e iniciativas; su propósito de enmienda lo tengan en un exilio “dorado” en la Capital del Norte, mientras en nuestras cárceles siguen sufriendo el encierro oprobioso de sus díscolas imputaciones.
NO LO EXIMEN… Su actitud, en las revelaciones, las cuales constituyen una acusación directa, no lo excusa de la carga de sus “delitos” contra los DDHH, teniendo responsabilidad individual y compartida en sus revelaciones. El Foro Penal Venezolano, debería iniciar el Proceso Judicial y Extrajudicial, para que se haga justicia, solicitar su extradición e iniciar una averiguación sumaria de la Fiscal y del Presidente de la Asamblea Nacional solicitando sus renuncias.
YO NO FUI… Las declaraciones de la Fiscalía, que por supuesto, eran de esperarse, donde dejan entrever que el Fiscal, no actuó en apego a los principios éticos y dentro del marco jurídico; que sus actuaciones fueron sin presiones y que de ser así, obedeció a factores y presiones externas. Falto poco para insinuar que fue bajo “presión del Imperio”. En todo caso, no con extrañeza, observamos a ciertos personeros excusando y excusándose en las decisiones para la Ejecución de la Justicia, también de aquellos que por interpuestas personas utilizan mecanismos para salvarlos de su mea culpa, a los cuales no les cabe otro calificativo de “proxenetas judiciales”. Se recuerdan el sonado caso del “Caliche Aponte Aponte”.
DESAGRADABLE EMOCIÓN… El miedo, de abominable y diversa intensidad, se produce por un peligro real o subjetivo; no estaba consciente el Fiscal de su acusación?, no sintió miedo en el momento de la acusación? o será que posteriormente lo sintió a sabiendas que la justicia se impondrá, por aquello de que tarde pero llega. No sintió miedo cuando actuó en agabillamiento con la Juez Barreiros en la acusación y posterior condenatoria. Ahora estando fuera del País, no sentirá miedo a sus declaraciones? Caimanes del mismo pozo.
REELECCIÓN… Venezuela fue reelegida al Consejo de DDHH de la ONU; será que ante este organismo se eleve el caso del Fiscal Franklin Nieves. Queda en manos de los Abogados de Leopoldo López.
POR LO ACTUAL REPRODUZCO CARTA DE DIEGO ARRIA… Distinguida Presidenta Bachelet:
He leído sus palabras pronunciadas en el acto “Asilo y Refugio 1973-1990″ de homenaje a representantes de la comunidad internacional que refugiaron a sus compatriotas, y a otros que le dieron asilo y tuvieron el coraje de proteger a perseguidos durante la dictadura militar. Las pronuncia en vísperas de una fecha que usted dice “Partió la historia de Chile en dos y dejó una larga secuela de dolor y desencuentro”…
Sus palabras de hoy como presidenta de Chile, y con el sentimiento de ayer como exiliada son hermosas y relevantes: “Cuando más fue necesario, cuando hubo quienes no quisieron ver lo que ocurría, ustedes, tejieron una trama de solidaridad sin la cual el dolor hubiera sido mayor y las heridas hubieran tardado mucho más en sanar”…
Señora Presidenta: No crea que la posición adoptada por el Presidente Pérez con respecto a la dictadura de Pinochet y sobre los chilenos perseguidos era porque no conocía y no practicaba la diplomacia sino porque no la entendía como una oportunidad para el acomodo sino como un medio de defensa de principios y derechos, muy en especial los consagrados en materia de derechos humanos. Tal posición nos permitió serles útil al rescate de las libertades en su país. Al igual que en otros países de la región…
Permanecer en silencio ante la tragedia de nuestro país solo puede considerarse como un acomodo amoral
… En Venezuela vamos ya por los mismos años de la dictadura de Pinochet: 16 años de un régimen brutal y tiránico que lleva al país al colapso, ha puesto todas sus instituciones a su servicio y ha convertido su democracia en una abominable mascarada. Sin embargo, no hemos tenido la suerte que usted destaca le ocurrió a su país bajo Pinochet, cuando surgieron voces, “que vencieron miedos cuando más fue necesario, y que cuando hubo quienes no quisieron ver lo que ocurría … tejieron una trama de solidaridad sin la cual el dolor hubiera sido mayor y las heridas hubieran tardado mucho más en sanar”…
En nuestro caso, la indiferencia y la ausencia absoluta de solidaridad de los que no quieren ver nuestra tragedia prolonga el dolor y asegura el colapso de nuestra libertad. Usted tiene a su vista el caso de Leopoldo López, dirigente y prisionero político quien acaba de ser linchado por un sistema judicial al servicio del régimen. ¿Por qué no envía de inmediato a un miembro importante de su gobierno a lograr con Maduro su libertad, como hice yo ante Pinochet para lograr la libertad de Orlando Letelier, quien había sido nada menos que el último jefe que tuvo Pinochet hasta el día del golpe?…
Permanecer en silencio ante la tragedia de nuestro país solo puede considerarse como un acomodo amoral. Cuánta falta distinguida Señora Bachelet nos hace que se teja igualmente una trama de solidaridad con nuestra patria…
Para concluir, permítame citarle unas palabras que me hizo llegar el distinguido y admirado amigo el Presidente Ricardo Lagos en diciembre de 2010, ocasión de la muerte en el exilio del Presidente Carlos Andrés Pérez, el presidente en ejercicio que más amigo fue de las resistencia chilena. Tal vez un día el Chile oficial le extienda un reconocimiento:
“Carlos Andrés Pérez jugó un rol tan importante en la recuperación de la democracia en nuestra región, luego de ese período oscuro que fue la década de los 80. Los chilenos tuvimos el privilegio con la mano fraterna de Carlos Andrés, de saber cómo un duro exilio era un poco más dulce. Fue entonces cuando Venezuela se convirtió en el asilo contra la opresión. Como dijera ese otro latinoamericano ejemplar Salvador Allende —más temprano que tarde se abrirán las grandes alamedas por donde transite el hombre libre—. Estoy cierto que esas alamedas se abrirán en su patria y será el momento en que los venezolanos y latinoamericanos todos lo acompañarán a su última morada.”
Formo parte de los venezolanos que desde distintos gobiernos democráticos luchamos por rescatar nuestra libertad y que tenemos autoridad moral para reclamar pues no hay ningún país de la América Latina donde la Venezuela democrática no haya cooperado en la preservación y defensa de sus derechos y libertades. Ninguno, Señora Presidenta. Ninguno.
Con toda deferencia,
Diego Arria

Gretzky González
FUNDALEONI
29OCTUBRE2015

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

¿Estamos juntos en esa hermosa labor de restaurar la democracia, la dignidad y la justicia a Venezuela? ¡Espero que sea así!

¡Dándole gracias a Dios por cada cosa que me sucede y por cada aprendizaje que me queda, te saludo! Queda un importante camino por la...