Somos Ricos

Me siento en ambientes de ricos, producto de las políticas públicas de la gestión bolivariana y el derroche de dinero público, sensación que afecta el mapa mental del ciudadano en su dinámica diaria.
El lenguaje cotidiano que escucho es de millardos y de miles de bolívares, fui al mercado y me costó 5.000. Los alimentos están bien caros: el pescado, el queso, la carne, etcétera, compré un carro por 500.000, estoy comprando un apartamento en el este de 20.000, casas hasta 40.000 y tratamientos médicos de 2 y 3 millardos.
La gente trabaja poco, vive como rico, en un tours todo el día: 3 horas de transporte, vive en el carro, de compra de alimentos, en una clínica, buscando dinero para completar lo que le falta, tuve una espera de una hora en el METRO BUS de La Paz y me informaron que los choferes estaban en una actividad del partido, por otro lado, el gobierno exige más y más eficiencia y andan la calle gobernando con los funcionarios públicos de testigos
Venezuela cambio con la revolución Bolivariana, el mapa mental de algunos venezolanos es la ilusión del presupuesto del Estado el precio de barril de petróleo en dólares y el aumento del sueldo mínimo, aunque la canasta alimentaria normativa se ubicó en abril de 2013 en Bs. 5.445.47, según el BCV
El sistema de riqueza de los venezolanos es una ilusión de los políticos que está afectando la psiquis del venezolano, la clase media arruinada los profesores universitarios pidiendo limosna en el mercado
Cada día me pregunto con quién contamos para enrumbar al país por otras sendas de bienestar y prosperidad ciudadana donde la organización, la disciplina, el trabajo digno, y la solidaridad en el nivel social contribuyan a mejorar los niveles de inteligencia El recurso más importante de Venezuela es su gente. Necesitamos estimular el cambio a distintos niveles y desde la familia eliminando el MALANDRISMO como filosofía de vida de la sociedad Venezolana.

Comentarios: