Titulares de La Bicha, jueves 08 04 2018 Y como si fuera poco, cantemos “marejada, marejada, marejadaaaaaaaaaa”

Victoria Velasquez de Gómez, nuestra amada Mamaíta tiene apenas 92 años, sana, lúcida y llena de amor y energía, y así trabajaba y producía dinero,  se cayó accidentalmente y ha de ser intervenida quirúrgicamente en Venezuela. Gracias a Dios, estamos seguros de que podrás ayudarnos. Muchas gracias

Con los buenos días, hoy jueves 8 de marzo de 2018, te saludo, Napoléon junto con todos los compañeros de AEV Stereo la radio que recurre el mundo con la información sin bozal de arepa, a todos los rincones donde estén los venezolanos. Doy gracias a Dios, porque cumplimos con informarles, a pesar de la censura que hay en nuestro país.

Iniciamos la descarga de hoy con Roberto Antonio con “¡Marejada, marejada! yo sin ti no valgo nadaaaa, marejada, marejada, que pasó y se perdiooooooo!” ¿Eso era lo que nos faltaba? No lo creo, aun no hemos tocado fondo pero vamos en la vía… Si nos tocó el caballo de Atilla, que donde pisa no crece la hierba…

Resulta que los habitantes de Venezuela viven en la angustia de los apagones generales ocasionados por falta de mantenimiento, o, porque se robaron los miles de millones de dólares que se destinaron a la “Emergencia eléctrica” y los convirtieron en corrupción y chatarra y luego vendieron a Chávez a precio de oro y diamantes si, los mismos “Los bolichicos” que se dan hoy la vida loca de magnates, paseando por el mundo, pero… tururututrurú, les queda poco, les van a poner los ganchos, como se los van a poner con bragas anaranjadas al tuerto Andrade y a sus secuaces del Bandes… ¡la cosa está muy mala para ellos en La Florida, USA!

Como si la falta de electricidad fuera poca cosa, los daños son muy cuantiosos pues no hay luz, lo que deja a la gente a merced del hampa, ya que los mecanismos de seguridad no funcionan, deja atrapados en los ascensores a los vecinos, provoca muertes a los que están en los quirófanos, en las UTIS, a los que están conectados a la vida por la electricidad, y hace peligrar la vida de los neonatos en incubadoras.

Además las familias sufren los calorones por falta de aire acondicionado, sin conexión al internet y a la recarga, y viendo pudrirse sus alimentos y como se deterioran los electrodomésticos…  ¡ahora llegó lo que faltaba, hace una semana se instaló y estará destruyendo a su paso hasta este fin de semana, con olas enormes, hasta que se desbarate, ese fenómeno se llama el Mar de Fondo..

“El cielo soleado, la mar cual plato, las raboecochinos y los remolinos vienen por debajo y cuando se acerca a la orilla, a las piedras y rompeolas se revienta en olas enormes que destruyen las naves, lo bautizamos como “El Mar de Fondo zambo de Sabaneta y bobo de Cúcuta”.

-“El mar de Fondo, doña Bere, es un fenómeno de terror, localizado, pero muy normal cíclico, cada 5 ó 6 años. Una vez me agarró en La Orchila en 1992, es terrible, pasamos 45 días sin que nos llegara agua, gas, ni pertrechos. El día estará soleado, la mar se ve arriba como un plato, pero las raboecochinos, los remolinos vienen es por debajo y cuando llega a la costa revienta, a menos de 50 a 100 metros, en olas enormes que destruyen los buques, naves, y hasta los peñeros… nos tocó en La Orchila, Los Roques Pto La Cruz, Vargas, no devastó en Falcón ni en Margarita, porque el frente de un Mar de Fondo no es tan extenso, eso sí es de terror, es un fenómeno climatológico que no es extraño en el Caribe”, Como se parece tanto al efecto devastador lo bautizaremos “zambo de Sabaneta con el bobo de Cúcuta… “, me relató un oficial naval.

Así que Defensa Civil anunció que las costas venezolanas están azotadas por el Mar de Fondo que forma un gran oleaje, debido a perturbaciones atmosféricas como tormentas o vientos, normalmente lejos de la costa en plena altamar, a Venezuela no llegan los vientos que los atormentan las Islas del Caribe o la costa Sur Este en la temporada de huracanes en, pero como “guinda sobre el banana Split”, llegó un ciclón extratropical con agua de lluvia, producto de vientos fríos por el Atlántico noroccidental hasta las Antillas Mayores.

Lo cierto es que los vecinos, ven como el mar se mete y se apodera de chiringuitos, clubes, balnearios y casi ahogándose ven olas de hasta 3 metros en la Costanera de Vargas, en Choroní, en Barcelona Puerto La Cruz.

Los católicos, claman al cielo, ofrendando ese sacrificio al Dios de los Ejércitos:

-“Señor, Chávez y su revolución de hambre y miseria llegaron con agua, casi desaparece Vargas y sus vecinos… ahora te damos ¡Gracias, padre! el legado de la satrapía cubana, que es fue Chávez y hoy es Maduro y todas sus bandas y carteles ¡Con agua se irán!

La feligresía de cuánticos y de la Nueva Era le agradecen al Gran Poder Universal porque “está limpiando la tierra con el agua de lluvia y el mar levantisco la limpia de tanta hechicería, y magia negra enterrada”.

Los cristianos reconocen signos apocalípticos como en el Diluvio Universal y Sodoma y Gomorra… y en La Biblia está lo que sigue…. Mientras tanto, los santeros consultan el Ifá del año y conversan y le hacen obras a Yemayá, señora de los mares… Yo estoy aquí, como siempre atenta y cazando Güires.

Un ejemplo de intolerancia y de “te escupo públicamente ¿y qué?” Demostrando que son la isla de las maravillas democráticas, el mar de la felicidad, el régimen cubano se cubrió de gloria ayer, cuando Almagro se atrevió a volver a pedir visa para ir a Cuba si, el mismo, el uruguayo que parece venezolano, el deslenguado y molesto Presidente de la OEA,  y el régimen lo mandó “a ver si el gallo puso” y en el más puro estilo de tolerancia con el agregado de “¿A mi qué?”, en el Granma anunciaron que ¡Óyeme, tú… no eres bienvenido!

Como si esto fueran peanuts, al intrépido dueto fastidioso y desparpajado de ex presidentes Pastrana de Colombia y Quiroga de Bolivia los retuvieron en el aeropuerto, los mandaron pal’ cuartico, los fotografiaron -menos mal que no los reseñaron,- y los “mandaron para el estadio”, bien lejos, el régimen se fue de Hoooooooome Run… ¡mandados pal’ carajo señores, que el hospital se cayó…! pretendía ir a La Habana, para asistir en la ceremonia del premio en memoria del disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido en 2012. ¿ingenuos o provocadores?  Se cayó mamaíta Finalizo mi intervención de hoy, informando que necesitamos de tu ayuda y solidaridad para una persona de 92 años que vive en Venezuela, está lúcida, sana, muy bien atendida rodeada de todo el amor y la dedicación, pero muy dolorida porque un accidente le ocasionó una caída y se fracturó la cadera.

Hoy por primera vez necesita cuidados especiales, una cama de hospital, una silla de ruedas, medicinas y recursos para comprar medicinas, pagar la intervención y adquirir la prótesis de cadera izquierda.

Mi hermana y colega, Eréndira y yo hemos dedicado los últimos 4 años en las redes y en nuestros programas de radio a ayudar a muchísimas personas, que ni siquiera conocíamos, a llevarles medicinas, operaciones, tratamientos médicos.

Hoy por primera vez acudimos a ti, para que nos ayudes con nuestra amada mamaíta, Victora Velásquez de Gómez, que hasta hace un mes trabajaba haciendo hallacas con nuestra hermana, Maricela y hoy está postrada y muy desagradada, porque nunca había requerido ayuda… pero la caída, cambió su realidad. Estamos esperando que sea intervenida quirúrgicamente y tratada, para recuperar su calidad de vida. ¿Puedes ayudarnos? comunícate conmigo. Hoy por mi mamaíta, ayer por miles y mañana por ti. Mil gracias.

  • Hasta aquí mi reporte,
    Soy la periodista Berenice Gómez,
    deseas ayudar a mamaíta escríbele
  • a maricelagomezv@gmail.com
  • quiéres seguirme con mis noticias,
  • informaciones y exclusivas puedes
    hacerlo todos los días por
    esta emisora, AEV Stereo,
    por www.tururutururu.com,
    SoundCloud de la Bicha y la Cuaima,
    www.Aycaracha.wordpress.com,
  • en tuiter
    @Berenicegomez52,
    @tururunes @AnonimusCR
    y en Instagram: @berenicegomez.52

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Gonzalo Oliveros Barra Plural 451 De abstenciones y participación.

 Venezuela y Colombia han celebrado elecciones con una semana de por medio. Una, la venezolana, profundamente discutida. Entre participantes y abstencionistas. Con una coincidencia, ambos...